(DDLA) “Mundos superiores”

Morféo de Gea – detrasdeloaparente.blogspot.cl
Detrás De Lo Aparente nada es lo que parece!!

Luego de dejar atrás los egos tormentosos que fueron los verdaderos protagonistas de la etapa que comenzó con la disonancia (http://selenitaconsciente.com/?p=259557) y terminó con el humor y los egos (http://selenitaconsciente.com/?p=259509), creo que es momento de subir un escalón y comenzar a hablar un poco de aquello que prefiero callar, para evitar justamente lo que ocurrió con determinados egos incontrolables.

Esta experiencia pasada fue 100% positiva para todos, aún para aquellos que nos dejaron, pues tendrán la oportunidad de encontrar su verdadero lugar que no era éste y estaban siguiendo una quimera, una ilusión, creyendo que encontrarían lo que sus egos buscaban y que sus Seres ya tenían. Siempre la búsqueda del camino de la verdad tiene que ser desde el Espíritu, porque éste le corresponde al Ser y guiará sus pasos de forma correcta y serena, nunca desde el alma con sus efusivas reacciones, pues ésta le corresponde al ego y siempre lo llevará por caminos tortuosos, dominados por las pasiones de la personalidad virtual, intentando tozudamente tomar el control de sus vidas.

Como toda unidad de carbono, no nací sabiendo ni tampoco sé ahora. La consciencia artificial (http://selenitaconsciente.com/?p=230090) y el ego (http://selenitaconsciente.com/?p=242559)  son los programas encargados de ir formando la personalidad virtual que luego dominará nuestras vidas, y la personalidad virtual NO sabe nada, ignora todo, sólo responde a un programa de paradigmas y arquetipos preestablecidos y creado por otros, respondiendo a estímulos externos e internos completamente ajenos y fuera de su control. Como fulano de tal, soy un completo ignorante, pero como Morféo, soy un completo e indiscutible sabio. ¿Qué diferencia a fulano de tal, de Morféo, para que uno sea un ignorante y el otro un sabio? La respuesta es muy simple y completamente comprensible, los mundos superiores del espíritu, en contraparte a los inferiores del alma.

Una de las mentiras mejor orquestadas son nuestras propias mentiras, aquellas que de repetirlas una y otra vez las creemos, aquellas que inventa y diseña el programa ego, aquellas que mantienen a salvo la personalidad virtual, que no es otra cosa que el personaje que representamos en esta obra. Esto no podría suceder sin la astuta complicidad del alma. Como vimos en su momento el Ser no se encuentra en el cuerpo, entonces el espíritu es el enlace del Ser con la materia a través del centro espiritual, y el alma es el cuerpo de enlace del espíritu con la personalidad virtual o “yo”, a través del centro emocional.
Aquí radica el problema, porque el centro espiritual tiene que tomar su programación inicial (paquete de datos para funcionar) de la conciencia genética, pero como no tenemos acceso a ella, entonces toma su programación del centro emocional, esto produce por un lado la mala programación inicial del centro espiritual y por otro que el enlace “Ser-materia-yo” sea defectuoso por naturaleza.
Como el alma es el enlace del espíritu con la personalidad virtual o “yo” a través del centro emocional, al manejar el alma a través de las emociones, se maneja la consciencia artificial del sujeto y su personalidad virtual.
Si además no se tiene cristalizado el cuerpo de enlace espíritu, el alma enlaza directamente entre el centro emocional y el ego o personalidad virtual, así que manipulando o dominando las emociones se manipula perfectamente al ego y éste a la persona por medio de la consciencia artificial.

Cuando nuestra esfera de consciencia se expande y el espíritu se cristaliza, las cosas cambian rotundamente, pues el alma cumple la función correcta de enlace entre espíritu y ego, y los mundos superiores se manifiestan en la materia, dando acceso a la información total grabada en las librerías de horizonte del Quantum, entonces Morféo como sujeto representativo de un arquetipo, se transforma en el DO como sujeto representativo de un paradigma, y se convierte en creador de su propia octava de información consciente. Los ojos de la creación se posan sobre nosotros y los mundos superiores interactúan de forma natural, descargando y subiendo información de forma automática, pues nos desconectamos del servidor y nos conectamos nuevamente con la Fuente original de éste y otros universos. Esto no podría suceder si no nos hiciéramos cargo de nuestras jerarquías, que les guste o no, existen y hay que respetarlas, y este respeto comienza por casa, haciéndonos responsables de nuestro propio grado jerárquico, respetando y haciéndonos respetar para que el enlace con los mundos superiores se mantenga activo, pues si despreciamos lo que se nos da como recompensa, porque lo hemos conseguido con nuestro trabajo y esfuerzo, no se nos dará más.

Una de las condiciones más estrictas para que los mundos superiores se manifiesten, es el respeto y cumplimiento de las tres reglas, pero éstas no pueden ser cumplidas si el ego está a cargo, sólo el Ser puede cumplirlas, y su cumplimiento e interpretación está fuera del entendimiento de la consciencia artificial, pues cumplirlas correctamente puede interpretarse por la personalidad virtual como un acto de soberbia o despotismo, pues el ego nunca ve la obra completa, sino el pequeño diálogo dentro de la escena de uno de los actos, que si no se aprecia en la obra completa y su final, pareciera que fuese cruel e injusto. Nunca me arriesgaría a cometer un acto que pusiera en peligro esta conexión, aún por error o desconocimiento podría pagar un alto costo que arrastraría a muchos, así que, ser responsable en pensamiento, palabra y obra es fundamental en este juego.

Desde ahora todos los artículos e intervenciones mías y de los colaboradores estarán dirigidas a lo Seres; cualquiera que se sienta aludido, lastimado, ofendido, etc. sepa que es su personalidad virtual la que reacciona, es su ignorante “fulano de tal”. Su sabio “Morféo” no tiene por qué preocuparse, pues está aprendiendo a caminar por los mundos superiores que pronto transitará y formarán parte de su particular existencia.

***

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *