“Una mano” Omraam Mikhaël Aïvanhov.

www.prosveta.com

“En ciertas representaciones que se han hecho de él, Buda contempla su mano derecha. ¿Pero sólo la mira? En realidad, cuando Buda se concentra en su mano, entra en comunicación con la gran mano del Creador, es decir, con todo el universo, con los soles, las estrellas, las nebulosas. Y en esta mano del Creador, es la Vía láctea la que representa la línea de Saturno.
Si Buda se concentra en su mano, es porque una mano no es solamente un órgano físico que utilizamos como cualquier útil o instrumento: está impregnada de una materia fluídica gracias a la cual se comunica con los cuerpos sutiles de la naturaleza. Como Buda, el que se concentra en su mano, puede entrar en relación con el universo. Se siente él mismo en la mano del Creador, alimentado por las energías que recibe del centro de esta mano.”

***

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *