“Los 7 pasos de la magia de J .K. Rowling” Lola Belmonte.

www.lolacbelmonte.com

¿Qué hacer si un día te encuentras sin fuerzas? Tomar inspiración.

Para esto a veces basta una buena película como la que te recomiendo aquí. Magia más allá de las palabras, la vida de J.K. Rowling

Todos nacemos para brillar, sin embargo no todos somos capaces de pulir esa lámpara maravillosa del mago de los tres deseos.
Por cierto ¿Te has preguntado como yo alguna vez por qué eran 3 deseos?

No todos nacemos con las mismas capacidades, pero ése el trabajo que venimos a hacer, a mejorar, aprender y superarnos porque la felicidad se alimenta del logro, se alimenta de pulir nuestra lámpara de los deseos.. Y además se convierte en placer.

Hace poco conocí un trabajo de Víctor Espejo (que os recomiendo) sobre el placer genuino y el placer vacio.

El placer del logro que viene de la superación y ayuda a nuestra supervivencia, es el placer genuino y construye una vida feliz.

El placer vacio sería el placer momentáneo que te da tomarte una bebida X de que perjudica tu cuerpo y no ayuda a tu supervivencia, es placer vacio. Por poner un ejemplo
¿Qué tienen las vidas que nos inspiran y consiguen sus sueños? Más placeres genuinos y menos placeres vacíos. Porque en ellos hay mucha super-acción.

La película narra la vida de la autora de Harry Potter ¿Vemos cómo lo hizo?

Hay que decir que no lo tuvo fácil, no tuvo un retiro pagado para ponerse a escribir, ser una mujer sola, con un bebé a bordo y estar sin trabajo, no le frenó.

1- Tuvo un momento de inspiración y le hizo caso, escuchó su alma. (Te llamarás Harry, le dijo)

Hizo lo que le daba placer genuino ¿Cuántos de nosotros no escuchamos nuestra esencia y actuamos como zombis, haciendo lo que se supone que debemos hacer, lo que espera de ti tu familia…Siendo buenos hijos, hermanos y demás familia, por el supuesto amor a otros.

2- Siguió las señales que la vida le marcaba, sí tenía la inteligencia intuitiva que le permitió leerlas. Todos podemos aprender. Muchos ya sabemos. (Debo decir que en Constelaciones se practica mucho esto).

3- Se enfocó en su objetivo y lo pasó mal, pero no se dedicó a quejarse, sólo a mirar hacia delante. Hablaba con su “Harry”, mientras que sola con su bebé, escribía en una cafetería con éste al lado. Tuvo perseverancia. Cuando le preguntaron si pensaba llegar tan lejos y ganar tanto dinero, dice que ella sólo quería escribir, disfrutaba escribiendo.

4- Lo lanzo al mundo, dejando el miedo a parte. Cuando su creación estuvo madura después de muchos escritos, y solo entonces, buscó ayuda y la presentó al mundo, la entregó al universo de los agentes literarios.

5- Su hermana y su madre siempre le animaron a hacer lo que amaba, sí, cierto, esto no sucede en la vida habitualmente. Pero podemos hacerlo conscientemente, uniéndonos a personas que nos apoyen y animen, que estén en el mismo camino. Hacer cursos, unirse a clubs, trabajar con mentores y no hacerlo todo sol@s…

6- Tuvo que poner su confianza en juego, pero mientras que llegaba el resultado, consciente de que ya había hecho su parte, se dedicó a otras cosas, manteniendo la esperanza y sin desesperar. Fue paciente para esperar la cosecha.

7- Fue humilde y respetuosa con su público, en su primer acto público sólo 5 personas fueron a escucharla y no lo canceló porque eran pocos. (Esto lo he visto hacer a otras personas, que consiguieron mucho menos, quizás por eso).

No es que la vida fuera suave con ella, pero es que ella supo llegar al límite de su brillo, supo pulir su lámpara de los deseos. Y ella sólo tenía un deseo, pero era muy fuerte, ser escritora.

***

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *