Terremoto de Amatrice: ritual de apertura del Inframundo

François Dubois, La Matanza de San Bartolomé, ca. 1572-1584, Museo Cantonal de Bellas Artes de Lausana.

“DIONISO.—¡Haz temblar el suelo de este país, Terremoto soberano!
CORO.—(Se oye un estruendo terrible en el palacio.) ¡Ay, ay! ¡Pronto las vigas del palacio de Penteo quedarán hechas pedazos por la sacudida hasta quedar derrumbadas! ¡Dioniso está en el palacio! ¡Veneradle!
—¡Te veneramos, oh señor!
—(El palacio de Penteo amenaza con venirse abajo.) ¿Estáis viendo ahí las cornisas de piedra, a punto de derrumbarse junto con las columnas? ¡Bromio está elevando sus gritos rituales bajo estos techos!
DIONISO.—¡Enciende la antorcha, chispeante por el rayo! ¡Extiende tu llama, extiéndela, por el palacio de Penteo, hasta dejarlo reducido a cenizas!”
Eurípides, Las Bacantes, Madrid, Cátedra, 2000, 584-595.

Numerosos elementos apuntan a que el terremoto que ha sacudido la localidad italiana de Amatrice el 24 de agosto, y que hasta este momento ronda los 250 muertos, podría haber sido un ritual. En el momento en que escribimos estas líneas, el día 25, se están reportando aún réplicas.

La tragedia principal ha sucedido en la noche del 23 al 24 de agosto, exactamente en la misma fecha que tuvo lugar la conocida Matanza de San Bartolomé en 1572, ¡EXACTAMENTE 444 años antes!

Cabe señalar que el primer y principal temblor ha tenido lugar a las 3:36′ hora local.

En un artículo reciente hemos mostrado que algo parecido sucedió en la profanación de la Basílica de Saint-Denis de París, que tuvo lugar días después de los atentados del 13 de noviembre de 2015, pero que conmemoraba otra profanación de ¡EXACTAMENTE 222 años antes!, durante la revolución llamada francesa, en 1793.

http://deliriousheterotopias.blogspot.de/2016/07/1793-2015-222-aniversario-de-la.html

Según el calendario de rituales satánicos, el 24 de agosto es la “apertura de la puerta del Inframundo”, lo que se corresponde a la perfección con un terremoto. También es una fecha en el calendario ritual para la “manía”. Entre el 24 y el 27 se celebra el Gran Sabbat correspondiente a San Bartolomé, que como vamos a ver se relaciona de una manera muy concreta con el tema del Inframundo y de los terremotos.

https://survivorship.org/2016-dates/

Recordemos que la manía se relaciona estrechamente con los cultos dionisíacos, y en particular con esta “apertura del Inframundo”. Pero también con los terremotos, como muestra Eurípides en Las Bacantes, donde Dioniso enfurecido se manifiesta en forma de seísmo que derriba el palacio del rey Penteo, como recoge la cita inicial.

La Matanza de San Bartolomé tuvo lugar en París el mismo día 24 de agosto y se extendió durante los meses siguientes por toda Francia. Decenas de miles de hugonotes (protestantes calvinistas) fueron masacrados por los católicos. La mayoría de los historiadores considera que quien estaba detrás de esta matanza fue la madre del rey Carlos IX, Catalina de Médici, para evitar que los hugonotes alcanzasen el poder.

Esto nos lleva a Italia, y en concreto a Florencia y a Roma, muy cerca de donde se ha producido el terremoto. Pues como se sabe la familia Médici es de origen florentino. Fue una de las familias más poderosas de Italia desde el siglo XV, directamente vinculadas a la recuperación de la tradición hermética antigua, bajo la cobertura de los valores humanistas. Esto ya empieza a resultar familiar…

De hecho otra fecha significativa es 1444 —en la que vuelve a aparecer la cifra 444—, año en el que Cosme de Médici, el fundador de la dinastía, abrió la que se considera la primera biblioteca que podemos llamar pagana en la Cristiandad, concretamente en el Convento de San Marcos de Florencia. Se trata de un hito en la historia de la cultura europea tremendamente simbólico, pues significa como decimos una suerte de acto fundador. Supone una suerte de reconocimiento oficial, así como de alianza encubierta, del valor del saber pagano en el dominio de la iglesia cristiana. Se trata por lo tanto de una forma de complicidad entre estos dos ámbitos, el civil y el religioso, pero también de una transferencia de poder, paralela a la que se estaba produciendo en el ámbito económico. Y por supuesto el conocimiento oculto seguía estando oculto, aunque ahora estas élites precapitalistas pasaban a compartirlo con las religiosas.

http://www.historyofinformation.com/expanded.php?id=336

La misma fecha de 1444, otra vez con el 444, vuelve a ser un hito en la historia de la cultura europea, en concreto en la de la arquitectura, porque fue en la que se encargó e inició el Palacio Médici Riccardi, que como la colección de San Marcos supone una suerte de primera vez, de arquetipo de la arquitectura civil renacentista. En este sentido esta fecha vuelve a ser muy simbólica. Por cierto, el arquitecto de ambas obras fue Michelozzo di BARTOLOMEO.

De manera que los Médici encarnan una suerte de bisagra entre el poder religioso y el civil, con una alianza muy poderosa entre esta dinastía de banqueros y el Vaticano que podemos interpretar como una suerte de cambio de paradigma desde la sociedad medieval tradicional marcadamente religiosa y aristocrática a la sociedad moderna dominada por la burguesía y la actividad económica y financiera.

Este mismo papel de bisagra o de transferencia lo desempeñaron los Médici un siglo después, precisamente en la figura de nuestra protagonista Catalina, mediante su boda con el rey de Francia Enrique II. Se trata de la fusión, de la hibridación, si podemos decirlo así, del poder precapitalista y el poder monárquico. Los Médici eran una de las dinastías de banqueros más poderosas de la época, pero no tenían un origen noble como los monarcas. En este sentido la figura de Catalina de Médici, que como decimos se considera la autora intelectual de la Matanza de San Bartolomé, vuelve a ser un hito tremendamente simbólico de estas transferencias de poderreligión.

Parecen entonces demasiadas casualidades que el terremoto de Amatrice suceda el día de San Bartolomé, justamente 444 días después de la Matanza del mismo nombre en París, que su instigadora sea Catalina de Médici, y que esta dinastía sea originaria de Florencia, muy cerca del lugar en el que se ha producido la catástrofe. Pero también muy cerca de la Roma católica, donde incluso se han sentido los temblores, con la que los Médici mantenían una alianza muy estrecha, cuando no formaban parte de su élite o eran papas. Para más vinculaciones San Bartolomé está enterrado en Roma. En otras palabras, esto apesta a rencillas y venganzas, aunque sean de orden simbólico para las élites, entre unos y otros linajes.

Hablando de linajes, hay que decir que los Médici son una de las 13 dinastías Illuminati, según David Icke y Stewart A. Swerdlow. Seguramente sigan siendo hoy tan poderosos o más de lo que lo fueron en su momento, aunque se enmascaren detrás de otros apellidos y no salgan en la lista Forbes. Esto refuerza nuestra hipótesis de que el terremoto forma parte de un ritual, que debemos considerarlo como una suerte de mensaje cifrado entre familias o entre logias, un aviso a navegantes, tremendamente intrincado para el profano pero que ellos saben entender muy bien porque se mueven en otras coordenadas espacio-temporales que las del común de los mortales.

No afirmamos que los Médici sean los actores intelectuales de este ritual. Lo que decimos es que los Médici y todo lo que estos representan y han representado en los juegos de poderreligión de los últimos siglos, parece ser uno de los elementos claves de la ecuación. Si queremos entender lo que está en juego en este ritual y por extensión en los pulsos de poderreligión al máximo nivel.

Partimos de la base de que el Verdadero Poder en la Sombra controla las estructuras del poder financiero, económico, político y religioso, y tienen capacidad para catalizar terremotos, bajo determinadas circunstancias cósmicas y geomagnéticas propicias, mediante tecnologías tales como la geoingeniería, los chemtrails, las antenas HAARP o los aceleradores de partículas como el CERN.

A partir de aquí podemos seguir profundizando en otros elementos que conforman este supuesto ritual y seguir poniendo de manifiesto diversas vinculaciones que seguirían apuntando a este carácter ritualístico.

San Bartolomé y Astaroth, Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, Vellisca (Cuenca).

San Bartolomé es uno de los 12 apóstoles, que junto a Jesús conforman el número 13, como los 13 linajes Illuminati.

Es considerado el principal enemigo del diablo Astaroth, que suele aparecer representado junto a él, de color negro, bien bajo el pie del apóstol, como dice su Evangelio, o sujeto con una cadena. Pero de hecho Astaroth es una elaboración cristiana a partir de Astarté, a su vez emparentada con Ishtar y con otras diosas de la fertilidad paganas de carácter erótico-orgiástico. Anton Lavey dice en La Biblia satánica que Astarot es la “diosa fenicia de la lascivia, equivalente a la babilónica Ishtar”.

El Evangelio apócrifo de San Bartolomé está también lleno de referencias apocalíticas al Inframundo. De ahí que presida, como hemos dicho, el Gran Sabbat del 24 al 27 de agosto. Por ejemplo, el apóstol le pregunta a Cristo resucitado:

“«Y vi cómo desapareciste de la cruz y sólo pude oír los lamentos y el crujir de dientes QUE SE PRODUJERON SÚBITAMENTE EN LAS ENTRAÑAS DE LA TIERRA. Comunícame, Señor, adónde fuiste desde la cruz». Jesús entonces respondió de esta manera: «[…] Cuando desaparecí de la cruz, es que BAJÉ AL INFIERNO para sacar de allí a Adán y a todos los que con él se encontraban, accediendo a la súplica del arcángel Miguel». Dice entonces Bartolomé: «¿Y qué significaba AQUELLA VOZ QUE SE OYÓ?» Le responde Jesús: «ERA LA VOZ DEL INFIERNO…»” (I.7-11).

Se trata evidentemente de un terremoto, del sonido que hace la tierra al temblar. Poco después María cuenta que se le apareció un ángel:

“Y he aquí que súbitamente se rasgó el velo del templo y SOBREVINO UN GRAN TERREMOTO. Yo me eché por tierra, no pudiendo soportar su aspecto” (II.16).

Después los apóstoles le pidieron a Jesús “ver el abismo” y este “hizo una señal a los ángeles del Occidente y LA TIERRA SE ABRIÓ COMO UN LIBRO Y APARECIÓ EL ABISMO…” (III.7).

Evidentemente el tema del terremoto está presente en el Evangelio apócrifo de San Bartolomé. Puede ser una casualidad o bien otro indicio que se suma al resto para reforzar nuestra hipótesis de que el terremoto de Amatrice se ha catalizado intencionadamente un día de San Bartolomé, con un sentido ritual concreto.

Édouard Debat-Ponsan, Una mañana delante de la puerta del Louvre, 1880, Museo de Arte Roger-Quilliot, Clermont-Ferrand.

En cuanto a Catalina de Médici, fue una de las figuras más poderosas de su tiempo, pero también estuvo rodeada de un aura de maldad, fue la encarnación del despotismo, el maquiavelismo y la perversidad. De hecho fue apodada la “Reina negra”, pues siempre vistió de este color durante su larga viudez y le gustaba vivir rodeada del negro. En este cuadro de Debat-Ponsan la vemos observando con frialdad los estragos de la matanza ocurrida en la víspera. De manera que hay también una cierta afinidad entre esta Reina negra y la negra Astarot que acompaña a San Bartolomé.

Según Jean Bodin cuando su hijo Carlos IX estaba amenazado de muerte, Catalina de Médici celebró una misa negra en el Castillo de Vincennes oficiada por un padre jacobino apóstata en la que se decapitó a un niño de 10 años ante una imagen del Diablo (Manuel Moros Peña, Historia natural del canibalismo: Un sorprendente recorrido por la antropofagia desde la Antigüedad hasta nuestros días, Madrid, Nowtilus, 2008, 93-94). He aquí los cultos mistéricos que los Médici contribuyeron a recuperar desde la Antigüedad bajo el disfraz del humanismo.

Más vinculaciones de Catalina con lo satánico. Este nombre podría derivar del griego Αικατερινη (Aikaterine). Pero también de la diosa Hécate, en la que volvemos a encontrar la vinculación con el Inframundo, la comunicación entre el mundo de los vivos y de los muertos. El prefijo ‘cata-‘ hace alusión precisamente al descenso; lo encontramos en términos muy vinculados al saber mistérico e iniciático como catábasis, que es precisamente el descenso a los infiernos, o catarsis. Y como todo en este dominio, su significado es ambivalente. Así, el nombre Catalina se puede asociar también a la pureza, como ocurre con los cátaros, los ‘puros’, o los jázaros.

https://www.nombra.me/significado-uso-origen-nombre/catalina-2.html

Por otro lado su matrimonio con el rey Enrique II estuvo siempre ensombrecido por las relaciones de este con diversas amantes. Pero sobre todo con una de ellas, Diana de Poitiers, que ocupaba un papel muy preeminente en las decisiones políticas del rey, así como en su vida sentimental, marginando el papel de Catalina.

De manera que Diana no era solo una amante sino de hecho LA AMANTE del rey. Y aquí es donde vuelve a aparecer otro elemento que puede ser tomado como otra casualidad o bien como otro indicio para reforzar la hipótesis ritual. Y es que AMATRICE, el nombre de la localidad en la que ha tenido lugar el terremoto, significa precisamente AMANTE (en femenino), tanto en latín como en italiano. ¿Otro mensaje cifrado para iniciados?

Como conclusión, todos los elementos y vinculaciones que hemos mostrado nos permiten afirmar que hay muchas posibilidades de que el terremoto de Amatrice haya sido un ritual. En concreto un ritual de “apertura de la puerta del Inframundo”, tal como decíamos al principio, basándonos en el calendario ritual satánico. Todo parece indicar que se trata de un ritual de este tipo, y que hay que inscribirlo, si no totalmente, al menos parcialmente en el ámbito Illuminati. En este ritual la dinastía Médici y el Vaticano parecen estar implicados de una manera u otra. Pero también probablemente facciones protestantes directamente vinculadas a la Matanza de San Bartolomé.

François Dubois, La Matanza de San Bartolomé, ca. 1572-1584, detalle.

En el centro del cuadro que hemos mostrado al inicio se ve la defenestración y decapitación del almirante Gaspar de Coligny, el líder de los hugonotes. Esta sea quizás la pista a seguir.

Nuestro respeto y apoyo a las víctimas y a sus familiares y amigos.

Otras referencias:
http://www.bibliotecapleyades.net/cienciareal/babylon03.htm#THE_MEDICI
http://www.bibliotecapleyades.net/sociopolitica/the_experiment/experiment_lilith.htm
http://www.sciencespo.fr/mass-violence-war-massacre-resistance/fr/document/les-massacres-au-temps-des-guerres-de-religion
https://www.youtube.com/watch?v=qyR2uqDDlQw

Pedro Bustamante es investigador independiente, arquitecto y artista. Su obra El imperio de la ficción: Capitalismo y sacrificios hollywoodenses ha sido publicada recientemente en Ediciones Libertarias. Colabora habitualmente en diversos medios alternativos como El Robot Pescador, El Espía Digital,Katehon y Página Transversal, así como en la serie de videoprogramas “Hollycapitalismo” en La Caja de Pandora.

 http://deliriousheterotopias.blogspot.com.es/2016/08/terremoto-de-amatrice-ritual-de.html

Un comentario en “Terremoto de Amatrice: ritual de apertura del Inframundo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *