La derecha impondrá un paquetazo neoliberal en Túnez

http://www.librered.net/

Nuevos impuestos y un plan económico elaborado bajo presiones del Fondo Monetario Internacional caracterizan al “programa de austeridad” del Primer Ministro, Youssef Chahed.

El nuevo gobierno de Túnez gana un voto de confianza en el Parlamento luego de que este viernes el Primer Ministro, Youssef Chahed advirtiera que es necesario un “programa de austeridad”, para que Túnez “supere sus dificultades económicas”, caracterizado por miles de recortes en el empleo del sector público y nuevos impuestos.

Chahed prometió que su nuevo gobierno tomará “difíciles decisiones” para estimular el crecimiento económico y para crear nuevas oportunidades de empleo, debido a que el país está bajo la presión de los prestamistas internacionales, como el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, quienes buscan impulsar reformas y reducir el gasto público.

El primer ministro informó que la producción de fosfato, una importante fuente de ingresos, había disminuido en los últimos cinco años un 60 por ciento, mientras que los pagos de salarios públicos tenían más del doble: 6.7 mil millones de dinares (1,31 mil millones de dólares).

El estado del Norte de África está luchando con bajos ingresos provenientes del sector turístico debido a dos ataques de militantes islamitas contra turistas extranjeros ocurridos el año pasado. Las huelgas y protestas de trabajadores también han afectado la producción de fosfato.

En este sentido el primer ministro de 41 años, el más joven que ha tenido la nación norteafricana, dijo que su gobierno “iba a ser duro con las huelgas ilegales”.

“No vamos a permitir la interrupción de la producción de las fábricas, cualquiera que esta sea, seremos firmes y severos en el tratamiento de ataques ilegales”, aseveró el funcionario.

Túnez permanece en estado de emergencia desde el atentado a un hotel de Susa, en la costa este de Túnez, en julio del 2015 el cual causó la muerte de una treintena de extranjeros.

El ataque fue reivindicado por el Estado Islámico. La mayoría de las víctimas fueron británicas, según informó el entonces ministro de Túnez, Habib Essid.

LibreRed | Reuters | Telesur

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *