“Perlas preciosas” Omraam Mikhaël Aïvanhov.

Resultado de imagen

www.prosveta.com

Observad la naturaleza, descubriréis que no cesa de presentarnos métodos para resolver nuestros problemas. Por ejemplo, ¿cómo puede la ostra fabricar una perla? Al principio cae un grano de arena dentro de su concha, este grano de arena es algo molesto para ella, le irrita. «¡Oh!, dice ¿cómo podría sacármelo de encima? Me rasca, me pica ¿qué puedo hacer?» Y empieza a reflexionar, se concentra… ¡medita! Y he aquí que un día empieza a segregar una materia especial con la cual envuelve este grano de arena tan desagradable y se vuelve liso, pulido, aterciopelado. Y cuando lo logra, se pone contenta y se dice: «No solamente este grano de arena ya no me molesta, ¡sino que lo he transformado en una perla magnífica!»
Ved la lección de la ostra perlífera: nos enseña que si con el pensamiento conseguimos envolver a nuestras preocupaciones, nuestras contrariedades con una materia luminosa, irisada, de esta forma amasaremos grandes riquezas. El verdadero espiritualista sabe trabajar sobre sus dificultades para convertirlas en perlas preciosas.

***

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *