Un “telescopio” de 6 mil años de antigüedad

http://oculto.eu/t

Presentada en la reunión anual de la RAS: la idea de que un yacimiento megalítico que se remonta a 6 mil años, no sólo no fueron orientadas astronómicamente, sino que constituyen una especie de “telescopio sin objetivo”, mediante la mejora de la capacidad de observación.

¿Usaban los antiguos el estrecho pasillo de un enterramiento como un rudimentario telescopio sin objetivo?

Esta es la fascinante idea elaborada por Kieran Simcox, estudiante de la Nottingham Trent University, participando en los estudios sobre las tumbas megalíticas de más de 6 mil años en el valle del Mondego, en el centro de Portugal.

Simcox ha presentado los primeros resultados de su investigación en la Reunión nacional de astronomía de la RAS, la Real Sociedad Astronómica.

“La orientación de las tumbas parecen estar alineadas con la posición en el tiempo, que fue Aldebarán, la estrella más brillante en la constelación de Tauro”, dice Fabio Silva de la Universidad de Gales Trinity Saint David. “Con el fin de establecer con exactitud la primera aparición de la temporada para esta estrella, es vital ser capaz de detectarla durante el crepúsculo”.

Aldebaran

Para la población de la prehistoria que vivía en la zona, dedicado a las ovejas, la reaparición de la estrella, después de dos ciclos de ausencia de la luna de la bóveda del cielo, podría ser un indicador importante es estacional, que es el momento propicio para comenzar la trashumancia a los pastos de verano en las montañas.

Ahora, la nueva idea es que los largos y estrechos pasillos de piedra que daba acceso a las habitaciones sepulcro megalítico que consiste en la superposición de bloques, podrían, de alguna manera, facilitar la observación de los astros, en particular aquellos un poco más débiles, y durante los momentos de no-perfecta oscuridad, como el crepúsculo.

El nuevo proyecto tiene por objeto comprobar cómo el ojo humano, sin la ayuda de ningún dispositivo es telescópica, capaz de percibir las estrellas, dependiendo de las condiciones de color y el brillo del cielo. “Es sorprendente que nadie ha estudiado hasta ahora, tales como el color del cielo de la noche afecta a lo que puede ser visto con el ojo desnudo”, dice Simcox.

tumba y telescopio

Estas estructuras pueden ser, por tanto, el primer instrumento astronómico para facilitar la visión, miles de años antes de que se inventaron los telescopios.

El grupo de investigación también está empujando a proporcionar que el conocimiento derivado de este instrumento podría ser esotérica, reservada a un grupo de iniciados que, de pasar la noche en compañía de los antepasados,” en el fondo de una tumba en el pasillo, habría sido capaz de distinguir las estrellas que no son visibles desde un punto de observación al aire libre.

Una interpretación, la última, en la que apenas cree Adriano Gaspani, arqueo-astrónomo de la INAF Observatorio de Brera.

“Es una cuestión de suposiciones y conjeturas que nunca puede ser ni confirmada ni desmentida, como la interpretación que los antiguos dieron a lo que se observó fue la típica de cada cultura y no lo sabemos”, dice Gaspani a lINAF. “Personalmente, creo que sólo el hecho de que en el neolítico observaran el horizonte con las estrellas en el amanecer y la puesta del sol desde el interior de los pasillos de las tumbas megalíticas, también debido a que el interior de ellos era, desde el punto de vista religioso, tienden a ser adjudicados a vivir”.

Y, ¿para que el efecto óptico? “Debemos tener en cuenta que la observación del cielo a través de una abertura (o un tubo sin lentes) no permite ver las estrellas más débiles que son visibles a simple vista,” dice Gaspani. “Si cualquier cosa, ayuda a aumentar el contraste y reducir la luz parásita externo. En este sentido, se puede ver mejor, ser capaz de concentrarse sólo en la reducción de la superficie del cielo que está mirando hacia abajo en ella. Aquí también tenemos un efecto psicológico, que actúa en el observador induciéndolo, de hecho, para tener un mejor aspecto”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *