Gracias por ser mi constante en un mundo lleno de variables

https://lamenteesmaravillosa.com/

Gracias por ser mi constante en un mundo lleno de variables. Por multiplicar mis alegrías y dividir mis penas hasta hacerlas casi desaparecer solo con tu amistad. Por ser de esas personas que dejan una huella difícil de olvidar.

Gracias por conservar el mismo valor aunque todo lo demás cambie. Por permanecer a mi lado en el universo de lo posible sin que los probables de que algo saliera al revés te impidieran seguir siendo mi constante. Porque tu valor no disminuye, aunque el tiempo pase.

Quizá aquello que más me haya marcado es que eres mi impulso un año más, y van muchos. Haces que solo quiera darte las gracias por recordarme la ilusión y la inocencia de los comienzos. Por verme como luchador y un ejemplo cuando yo solo veo un cúmulo de miedos.

Gracias por tu amistad y por todo aquello que no deja de unirnos a pesar de que por la distancia nos echemos de menos. Gracias por ser mi número primo cuando intentan hacerme desaparecer; cuando no dejas que el cero, el rey de mis miedos, no pueda utilizar su poder.

Gracias por ser mi inspiración y mi aliento

Gracias por ser mi inspiración y mi aliento, sea cual sea el paso que decida dar. Así, aunque me equivoque estoy tranquilo porque sé que nunca te vas a marchar de mi lado. Me encanta que entiendas que lo errores pueden corregirse y no hay que dejarse llevar.

pareja

Nuestras vidas se han cruzado y aunque ahora marchen paralelas, si nuestro eje de coordenadas es correcto, en nuestro camino podemos volvernos a cruzar. Quizá con una transformación lineal, sumando lo que nos une y multiplicando la pendiente de lo que nos aproxima, estemos mucho más cerca.

Gracias por enseñarme aquello de que dos personas son un mundo y una persona es la mitad de sí mismo, y eso es algo que hace que todas las matemáticas se estrellen contra esa realidad. Porque la realidad de la amistad en una construcción que solo sus miembros logran entender y explicar.

Me encanta tener un apoyo constante que ni la magnitud del tiempo puede variar. Nuestra unión es como la media armónica que la física desea y no siempre puede cuadrar. Gracias por entender esta fuerza atrayente que en la dificultad nos unió y que ahora es constante en medio de la dificultad.

La constante en nuestra vida es el vínculo de la amistad

La constante en nuestra vida es el vínculo de la amistad. En un universo cambiante contar con un apoyo constante como el tuyo no tiene precio ni tampoco obstáculos que puedan hacernos dudar de nuestro vínculo. El mismo que empezó como una mera casualidad, como si el azar que dirige un juego con dados diera siempre doble para que podamos ganar.

Gracias por recordarme que casi todo llega y que solo el sigue un poquito más allá de sus fuerzas es capaz de rozar la frontera que marcan sus límites. Por enseñarme que todo puede cambiar, el trabajo, la casa o la ciudad, pero que por encima de estas variaciones permanece fuerte la cuerda que nos une. Porque nuestra amistad no tiene límites, sino que es constante a pesar de todas las variables que se nos puedan plantear.

amistad

Pero lo más importante, gracias por actualizar cada día mi mejor versión, por echarme una mano con las partes que tenía que rehacer de nuevo y a las que yo solamente les hubiera puesto un parche. Piensa que soy mejor por todo lo que me aportas y los consejos que me das. Soy mejor porque me escuchas y después me sueltas esa verdad con la suficiente dureza como para que reaccione y con menos filo del que puede hacerme daño.

Pero soy mejor, sobre todo, porque me has enseñado que el egoísmo de caminar solo te aleja de compartir. Así, he entendido que los triunfos que se cuentan no se celebran igual que aquellos en los que los demás han tenido un hueco desde el principio. Piensa que gracias a ti he aprendido que es más valioso lo nuestro que lo mío.

Recuerda que la diferencia entre querer y poder es creer. Que las dudas ante el esfuerzo del camino de la vida son normales. Quiero que recuerdes, especialmente cuando sientas flaquear las fuerzas, que puedes contar conmigo para aguantar un rato esos sueños que no puedes dejar caer. Aquí estaré para hacerlo por ti como tú siempre lo has hecho por mí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *