Artefacto de Aiud, aluminio en el Pleistoceno

http://oculto.eu/

Hoy os traemos al blog nada menos que el enigma de la fabricación de aluminio en el Pleistoceno (hace 20 mil años). En 1974, a un par de kilómetros de la ciudad de Aiud, Rumania, en el curso de una excavación en las orillas del río Mures, un grupo de trabajadores de la construcción, se habría tropezado con algunos fósiles de mastodontes. Junto a los fósiles, los trabajadores también encontraron un objeto que no debería estar allí: un misterioso artefacto de metal. Aquí está la controvertida historia del Artefacto de Aiud.

Alrededor de la mitad de los años setenta, un grupo de trabajadores que participan en una excavación para hacer unas obras cerca de la ciudad de Aiud, Rumania, sacaron a la luz un artefacto desconcertante.

Aproximadamente a 10 metros de profundidad, los trabajadores encontraron algunos fósiles de mastodonte, especies de animales que vivieron durante el pleistoceno, junto con un misterioso objeto metálico, recubierto con una capa de óxido de aluminio.

En primer lugar, constataron que parecía ser una simple roca, pero después de la extracción de la corteza gruesa de arena de la superficie, los trabajadores percibían que no podría ser un objeto natural, sino que tenía pinta de ser algo artificial, ya que poseía unas características muy precisas.

El objeto, que pesa alrededor de 5 kg, tenía una longitud de 20,2 cm, un ancho de 12,7 cm y un espesor de 7 cm, con una depresión circular en el centro, con un diámetro de unos 4 cm. Otro pequeño agujero perpendicular con un diámetro de alrededor de 1,7 cm, en uno de los lados del objeto perpendicular a la depresión central. Por último, dos aletas que sobresalen parecían formar parte de una especie de bisagra.

Imagen del artefacto de Auid

Imagen del artefacto de Auid

Los trabajadores lo llevaron al Museo de Historia de Transilvania, donde fue puesto en un depósito, quedando olvidado durante casi 20 años, ya que nadie había pensado en hacer un análisis del artefacto de Aiud. Hasta que, en 1995, el objeto fuera del tiempo no fue “redescubierto” y sometido a un análisis en profundidad.

La primera de las pruebas químicas consistió en determinar la composición del objeto y se realiza en dos laboratorios independientes: el Instituto Arqueológico de Cluj-Napoca, y otro laboratorio en la ciudad de Lausana, Suiza. Ambas instalaciones llegaron a conclusiones similares: el objeto se compone principalmente de aluminio (89%), con 11 otros metales que están presentes en menor medida.

Los investigadores estaban un poco desconcertados por los resultados de los análisis, ya que el aluminio en estado puro no se encuentra en la naturaleza (se extrae de la bauxita), y la tecnología necesaria para crear algo tan puro se ha convertido en sólo disponible durante la segunda mitad del siglo XIX. Para la producción de aluminio se requiere un complicado proceso industrial de electrólisis, y temperaturas superiores a 900° C.

La datación de la fina capa exterior de oxidación que cubría el bloque de aluminio devuelve una fecha de 400 años. Sin embargo, la capa geológica, en la que se encuentra el objeto corresponde a la época del Pleistoceno, hace unos 20 mil años.

Un nuevo análisis metalúrgico fue realizada posteriormente por el dr. Florin Gheorghita, en el Instituto para el Estudio de los Metales y Minerales No Metálicos, ubicado en Magurele, Rumania. El examen reveló que el objeto está compuesto de una aleación de metal que es extremadamente complejo. Hay doce elementos, de los cuales Gheorghita fue capaz de establecer las cantidades:

Aluminio (88,1%), cobre (6,2%), silicio (2,84 %), zinc (1,81%), plomo (0,41%), estaño (0,33%), circonio (0,2%), cadmio (0,11%), níquel (0,0024%), cobalto (0,0023%), bismuto (0,0003%), plata (0,0002%), y galio (en muy pequeñas cantidades).

Tamaño del artefacto de Auid

Tamaño del artefacto de Auid

Así que, ¿qué es el artefacto de Aiud?

Según lo informado por la versión en inglés de Epoch Time, a pesar del hecho de que se obtiene la precisa composición química del objeto, la comunidad científica no ha expresado una opinión sobre la naturaleza, el artefacto de Aiud sigue siendo un enigma.

Sin embargo, algunos investigadores están convencidos de que es un objeto artificial, que forma parte de un instrumento más grande, producido por una civilización antigua desconocida, que logró producir aluminio de gran pureza hace cientos, o incluso miles de años antes de la era moderna, mientras que los Teóricos de los Antiguos Astronautas caen en el riesgo de sugerir que incluso es un componente de una antigua nave espacial.

La forma, de hecho, recuerda a un aparato de exploración espacial, similar a la parte final de la sonda Viking o del módulo lunar de las misiones Apolo. Según esta hipótesis, el objeto sería parte de una sonda extraterrestre que se rompió después de un aterrizaje bastante violento.

En ambos casos, tanto en el análisis de la capa externa de oxidación y de la capa geológica en la que se encontró no son capaces de explicar adecuadamente cómo un objeto que es tecnológicamente tan avanzado pudiera existir en una época tan remota.

Un comentario en “Artefacto de Aiud, aluminio en el Pleistoceno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *