Aida. EL MAÍZ, ALIMENTO SAGRADO

Publicado por

 

Con más de 7000 años de antigüedad el maíz o tlaolli en nahuatl se convirtió en la base de la alimentación en toda mesoamérica (territorio anahuac) y de ahí se extendió al norte y sur del continente americano. Su origen aunque incierto, muchos se lo atribuyen al pueblo huichol en el Estado de Nayarit, México.
El maíz es un alimento de fabricación humana ya que la naturaleza no lo crea por si sola. Fue una intervención  genética hecha por el hombre alrededor del año 7000 y 5000 AC. y fue creada a medida  y para el ser humano a base de varias generaciones de modificaciones y selecciones de una planta llamada teozinte oficialmente traducida como “maíz de los dioses”, aunque muchos no están de acuerdo con esta traducción, Recordemos que los primeros en traducir el nahuatl al español fueron los monjes que llegaron a América y cometieron algunos errores de interpretación que han quedado como oficiales aunque sean incorrectos.
Otras traducciones lo llaman, alimento sagrado o maíz sagrado, que se ajustaría más a la realidad.
El maíz tiene una unión sagrada con el humano, y se le otorga un vínculo muy especial.
El maíz tarda 260 días desde que se siembra hasta que se cosecha.
El humano tarda 260 días desde que es engendrado hasta su nacimiento.
Leyenda huichol de la creación del maíz

“Los huicholes estaban saturados de comer siempre lo mismo y querían algo que se pudiera tomar cada día, pero de muy distintas maneras. Un muchacho oyó hablar del maíz y de los ricos guisos, de las tortillas y de la sopa que con este cereal se preparaba. Pero el maíz se hallaba muy lejos, al otro lado de la montaña. Eso no lo desanimó y comenzó a andar encontrándose una fila de hormigas. Sabía que eran las guardianas del maíz por lo que las siguió.

Después de caminar, el joven se quedó dormido y las hormigas se comieron toda su ropa, dejándole tan sólo con su arco y flechas. Sin ropa y con mucha hambre, el joven se lamentó. Un pájaro se posó en un árbol cercano y el joven le apuntó con su arco, pero éste le increpó diciéndole que él era el padre del maíz. Lo invitó a su casa donde recibiría todo lo que andaba buscando. Cuando llegó se encontró con sus hijas, cinco doncellas muy bellas, llamadas Mazorca Blanca, Mazorca Azul, Mazorca Amarilla, Mazorca Roja y Mazorca Negra.

Mazorca Azul lo cautivó con su belleza y dulzura, pronto se casaron y regresaron al pueblo. Como no tenían casa, durmieron un tiempo en el lugar dedicado a los dioses. Como cosa de encanta­miento, la casa de los recién casados se llenaba todos los días con mazorcas que la adornaban como flores. La gente venía de todas partes pues Mazorca Azul les regalaba mazorcas a manos llenas. La esposa enseñaba a su marido cómo sembrar el maíz y cómo cuidarlo. Al enterarse de las delicias de la comida nueva muchos animales intentaron robarla. Mazorca Azul enseñó a la gente que debía prender fogatas cerca de las milpas para asustar a las criaturas que anda­ban en busca de los elotes tiernos. Los ancianos cuentan que Mazorca Azul, una vez que enseñó a las personas todo cuanto sabía sobre el maíz, se molió a sí misma y de esta manera entregó a la humanidad el riquísimo atole (bebida caliente de harina de maíz).”

Fuente: http://www.americas-fr.com/es/civilizaciones/leyendas/huichol.html



El maíz azul, es el más valorado y debe su color a las antocianinas, que ayudan a mejorar la vista y a tener una mejor visión nocturna. y es recomendado en personas con diabetes.

Estudios recientes han demostrado que el maíz azul tiene propiedades superiores al maíz blanco y el amarillo que son los más usados. La variedad de este maíz azul es la única que no forma acrilamidas, que es perjudicial para la salud, todos los productos con azucares y aminoácidos a altas temperaturas forman estas acrilamidas.

Además de ser beneficioso para el sistema neuronal y recomendado para prevenir el alzhéimer.

Y advierten que en las variedades transgénicas carecen de estas propiedades, y es de vital importancia conservar este tipo de maíz natural sin alterar genéticamente.

Fuente: http://www.cronica.com.mx/notas/2013/796531.html


El maíz además de tener muchas propiedades nutritivas también tiene propiedades terapéuticas para distintos males.
Por dar un ejemplo las barbas o pelos de la mazorca de maíz  se cuecen para aliviar problemas renales y limpiar las vías urinarias. O cataplasmas a base de harina de maíz eliminan inflamaciones,  dolores reumáticos, llagas, golpes, además de ser beneficiosa para personas con diabetes, colesterol, y alteraciones en la presión sanguínea.
Nada se desperdicia del maíz, todas sus partes son aprovechadas.
La espiga se usa para hacer tamales
El elote se come entero asado o cocido

Molido para pasteles, tamales y atole
La caña es una golosina, la mazorca seca o desgranada, tostada o molida, se usa para atoles, pinoles y galletas.
Nixtamalizada, sirve para hacer tortillas, tacos, y pozole.
El maíz tiene muchas variedades y colores como amarillo, blanco, rojo, morado, negro, siendo el azul el más valorado. Cada tipo de maíz tiene una energía especial y un uso concreto, que se ha conservado y transmitido generación tras generación.
Como dije antes es un alimento  diseñado para el beneficio y supervivencia del ser humano, esta hecho a su medida y necesidades. hecho hace miles de años, por una cultura integrada en la naturaleza que sabia ver y observar.
La creación del hombre en la tradición Mesoamericana también esta vinculada con el maíz.
En el Popul Vul, libro sagrado de los Mayas, cuenta que el hombre fue creado de una mezcla de maíz blanco y amarillo.
En los granos del maíz y la planta estaban relacionadas con la estructura del universo.
Sea como sea el maíz es considerado un alimento sagrado, no sólo como sustento, sino que es un vínculo con la creación del humano y su relación con el universo, y tiene que preservarse de las modificaciones transgénicas practicadas por Monsanto que están destruyendo una labor de más de 7000 años. Ya que estas semillas a parte de carecer de estos beneficios tiene otros componentes que dañan nuestra salud.

Joaquin Piquer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *