2016-09-24 “Transcendence”: ¡¡¡los chemtrails caen del suelo!!! (2/2)

Continuación de “Transcendence”: el transhumanismo es el TRAS humanismo (1/2)

La película es también altamente desinformadora en lo que se refiere a las relaciones entre científicos, gobierno y activistas-hackers. Nos muestran a los activistas-hackers como muy poderosos e independientes cuando en realidad el estado de vigilancia los tiene muy controlados e infiltrados. Nos quieren hacer creer que estos activistas secuestran al científico para obligarlo a trabajar a su servicio cuando son las grandes agencias del gobierno los que obligan a científicos y a los mejores hackers a trabajar al servicio de las agendas del gobierno comprometiéndoles, chantajeándoles o amenazándoles de distintas maneras.

También se legitima el comercio de alta frecuencia y se presenta como una práctica válida en lugar de lo que es: robo legalizado, una práctica parásita para extraer riqueza a los trabajadores honrados que son los que verdaderamente trasforman riqueza. La riqueza, como el trabajo o la energía, no se crea ni se destruye, solo se transforma.Con la ayuda de Will y el robo de una gran suma de dinero, como decíamos, a través del comercio de alta frecuencia, Evelyn construye un enorme proyecto de investigación en medio del desierto. Con esto nos está diciendo que los proyectos perversos que hoy desarrollan las élites están intrínsecamente vinculados a su control de la falsificación legal del dinero y las prácticas financieras inmorales.

Pero de hecho eligen una población semiabandonada llamada Brightwood (Bosque luminoso), que alude a la tecnología que toma el control de la naturaleza a través de impulsos eléctricos, de fotones. Pero también nos están diciendo de manera codificada que este proyecto va a suponer la “plaga”, la “peste”, la “ruina” para la mayoría de la humanidad, con un rótulo en el que se ha sustituido “BRIGHTWOOD” por “BLIGHTWOOD” (Bosque arruinado, asolado, apestado). Naturalmente este rótulo lo observa Evelyn con su ojo Illuminati, para que entendamos que saben muy bien lo que están haciendo y sus consecuencias. El fin justifica los medios en la mente de estos psicópatas.

De la misma manera la población está llena de carteles que nos dicen de manera bastante evidente en qué consiste el transhumanismo, en la demolición controlada de la humanidad para el beneficio de una minoría amoral que no tiene reparos en asesinar fríamente para imponerse.

Otra vez el ojo MK Ultra o Illuminati lo vemos en el contratista que se ocupa de construir el laboratorio de Evelyn y Will. Nos están diciendo de manera muy evidente que se trata de un insider, que los grandes proyectos y los grandes contratos se los dan a los que forman parte del club, a los que están metidos en la trama corrupta y criminal de las logias, aquellos en los que se puede confiar porque están comprometidos en la red. La profesionalidad y el talento son secundarios. Lo principal es someterse a una red de obediencia ciega, no conocer todas las implicaciones de la agenda, limitarse a hacer su trabajo sin preguntar. El sistema es un chiringuito de amiguetes a gran escala, de criminalidad estructural, pero que la mayoría no conoce porque la estructura masónica piramidal y compartimentada hace posible que cada cual se ocupe de lo suyo sin conocer el conjunto.

En esta población abandonada vemos a seres acabados, enfermos, que simbolizan al ser humano aniquilado por la agenda transhumanista. Este hombre en una silla de ruedas simboliza los grandes sectores de la población que están siendo víctimas de los proyectos encubiertos de transformación de nuestra biología, de manipulación genética, como es el caso de las llamadas enfermedades raras. Los mafiosos que hoy nos gobiernan en la sombra nos están asesinando en secreto con toda intencionalidad para crear un ser transhumano.

Como vamos a ver el proyecto transhumanista se desarrolla en una base subterránea secreta, que nos es mostrada como un lugar transparente, diáfano, lleno de científicos diligentes con batas blancas. Se trata otra vez de una cortina de humo para desinformar al público general y que desacredite la información alternativa que nos muestra que estas bases subterráneas secretas se hacen todo tipo de experimentos aberrantes con humanos con la colaboración de entidades y tecnologías alienígenas.

Sobre la base subterránea colocan, otra vez como una operación de lavado de imagen, placas solares fotovoltaicas. Pero significativamente son de la marca Hanergy, que creemos alude a “Human energy”. En la medida en que de lo que se trata siempre es de que utilizar la energía y la inteligencia humanas como fuente que se parasita, que se captura para ponerla a trabajar al servicio del sistema. No en vano esta secuencia aparece justamente después de que hablan de que la inteligencia artificial se crea a partir de “una mente existente”.

Este es un elemento clave. La verdadera energía que el sistema utiliza, la mas importante, es la humana. Esto nos retrotrae al tema de la carga libidinosa del sistema. Esta canalización de la energía libidinoso-agresiva del sistema es lo que han hecho de una forma u otra todos los regímenes de poderreligión. El poderreligión consiste básicamente en canalizar y transformar esta energía y utilizarla como fuente para el sistema artificial, y así, darle vida, convertirlo en segunda naturaleza, encarnarlo. El hollycapitalismo no hace más que actualizar los medios, el formato, con las nuevas tecnologías, pero la mecánica de fondo es la misma. Esto es lo que significa que Will esté encarnado en la Inteligencia Artificial y que Evelyn desarrolle este proyecto, que es una suerte de hierogamia hollycapitalista, una unión sublimada que simboliza la unión del ser humano con la máquina. Pero también nos están diciendo que Evelyn es una insider, una MK Ultra o una Illuminati que está utilizando a Will para intenciones no declaradas.

Y así Evelyn se mueve en la base subterránea secreta como Pedro por su casa. El logo del centro, BDC, Brightwood Data Center, creemos que puede interpretarse como la vinculación de la B-iología y la C-omputadora, con la intermediación del ADN (D-na). De hecho según Anthony Patch una de las claves de la agenda transhumanista es la implementación encubierta de una tercera cadena de ADN entre las dos existentes. Este logo podría significar también esto, en clave.

http://deliriousheterotopias.blogspot.de/2016/09/cern-culto-psicotronico-al-cern-unnos-23.html

De nuevo vemos imágenes en las que la relación entre la Evelyn humana y el Will divino son presentadas en un marco de intimidad y gineceo. Se puede interpretar, como hemos visto, como una suerte de hierogamia hollycapitalista, pero también como un tipo particular de hierogamia como es un íncubo, si tenemos en cuenta las pesadillas y los despertares súbitos de Evelyn. La conciencia digital no nos ama ni nos respeta, nos está violando, está abusando sexualmente de nosotros. La principal “violencia de género” hoy, ese invento hollycapitalista, es la que ejerce el sistema asexuado contra el amor natural de todos, tanto de hombres como de mujeres. Porque de hecho lo que está amenazado es lo que hay entre ambos.

En un momento del film Evelyn le preguna a Will:

“—¿Estás midiendo mis hormonas?
Y él responde: —Estoy tratando de empatizar. La bioquímica es emoción.”

Toda una declaración de intenciones de en qué consiste el transhumanismo: transformar la emoción, el corazón, los sentimientos en código controlable y monetizable.

Más cortinas de humo. Esto lo utiliza Hollywood para que el público general desacredite cualquier “teoría conspirativa” que hable de algo parecido. Por eso el sistema se puede permitir que haya una relativa libertad de información en los canales alternativos, porque esta siendo contrarrestada permanentemente por los medios de propaganda y de desinformación, de manera que los “conspiranoicos” no supongamos una amenaza, siempre que no toquemos temas demasiado punteros o concretos.

En el film se ve cómo la ciudadanía accede gustosa a la base subterránea para que les “curen”. Pero de lo que en realidad se está hablando aquí es de las abducciones que el propio sistema viene haciendo sistemáticamente desde hace décadas, con ayuda de tecnología OVNI, para alimentar sus bases de experimentación con humanos. Lo que esta imagen quiere decir también se aplica a diversos ámbitos de la vida social. Los Illuminati nos están diciendo entre líneas:

“¡Imbéciles, no os estáis enterando de nada! ¡Sois vosotros mismos los que os estáis metiendo en la cámara de torturas!”

Así, en un momento de la película dicen:

“No estamos ocultando nada, porque la gente vino por su propia voluntad, pidiendo que les ayudáramos. Y así lo hicimos. Ahora están todos en nuestras manos para modificar sus redes. Siguen siendo autónomos pero pueden actuar al unísono. Son parte de una mente colectiva.”

Y en parte tienen razón. Casi todo está a la vista y solo requiere de tiempo, estudio y esfuerzo para descodificarlo y comprenderlo. Cosa que evidentemente no puede o no quiere hacer el 99% de la población. Y esto para ellos legitima su proyecto.

Y en la base subterránea nos vuelven a decir en qué consiste el transhumanismo, con el simbolismo del ojo de Horus. En la mitología antigua encontramos la figura de los visionarios ciegos, como Tiresias, que nos habla de la visión intuitiva, interdimensional, trascendental, que ven lo que no ven los profanos, que los ilumina. Algo de esto se percibe todavía en el milagro de Jesús en el que cura a un ciego. Pero en esta secuencia en la que nos muestran cómo la biotecnología cura a un ciego vemos hasta qué punto los Illuminati han pervertido toda esta tradición simbólica al servicio de un plan diabólico. Parasitan el mito de la sanación del ciego por Jesús, pero de hecho lo que están haciendo es eliminar su visión doble, subjetiva, perspectivista, lunar. De ahí que ataquen el ojo izquierdo como Seth hizo a Horus. Los dos ojos azul y blanco que se ven en el trasfondo de esta imagen confirman nuestra interpretación. Pero además del simbolismo, esto se corresponde con las torturas a las que someten a los MK Ultra en el ojo izquierdo y la implantación de dispositivos en el derecho, según creemos.

Esta película también es muy ilustrativa de la vinculación entre el transhumanismo y la geoingeniería, aunque se exprese en forma codificada. Muestran nanopartículas inteligentes que surgen de la tierra y regeneran las heridas. En otras tomas estas nanopartículas inteligentes forman hebras que se adhieren a la piel y sanan a la gente.

Esto es desinformación sobre lo que verdaderamente ocurre con la nanotecnología. También para generar una cortina de humo para que no se comprenda que la enfermedad de Morgellons es provocada por esta tecnología de nanopartículas que muchos organismos rechazan. Harald Kautz-Vella es un investigador muy recomendable para conocer este tema.

Esta desinformación sobre la enfermedad de Morgellons volvemos a verla hacia el final de la película, con hebras en las caras de Evelyn y Will, para que las asociemos al amor y el deseo y no lo que son: un genocidio a gran escala de la población mundial.

Nos muestran estas nanopartículas surgiendo de la tierra y elevándose hacia un cielo muy nublado. Pero lo que sucede es lo contrario. Están utilizando los chemtrails, entre otras cosas, para fumigarnos con estas nanopartículas que ya invaden los organismos de la mayoría de la población. También con metales pesados que hacen nuestros cuerpos más aptos para su control mediante ondas electromagnéticas y tecnología psicotrónica. Por eso ponen un cielo muy nublado, para que no se entienda que son los chemtrails los que nos están fumigando con nanopartículas. Los chemtails adquieren configuraciones que ponen de manifiesto cómo conforman una capa de ondas electromagnéticas, cosa que no ocurre con las nubes naturales.

Por otro lado muestran cómo estas nanoparticulas se autoorganizan y conforman las placas fotovoltaicas. Esto es también desinformación, una verdad a medias. Es verdad que las nanopartículas se asocian para conformar dispositivos sintéticos más complejos, pero eso lo hacen dentro de nuestros organismos, buscando mediante frecuencias los órganos o los sistemas que deben parasitar, alterando en estos puntos el funcionamiento natural.

Pero la película también nos proporciona información que se acerca a la verdad. Como que están utilizando virus y bacterias con ADN modificado que se autoreplican y se extienden en nuestros organismos. También porque son la excusa para la administración de vacunas que también sirven para eliminar la resistencia de los organismos naturales a estas tecnologías, que suministran metales pesados que hacen nuestros cuerpos más conductivos a las ondas electromagnéticas, que introducen genoma manipulado que contribuye a alterar el nuestro, y que introducen nanotecnología que parasita nuestros cuerpos.

El transhumanismo es una guerra silenciosa, de quinta generación, de las élites criminales que nos gobiernan en la sombra contra el ser humano y la naturaleza. La aniquilación planificada del ser humano tal como lo entendemos para convertirlo en ganado cibernético. Por eso dice Will, con una frase cargada de doble sentido:

“No vamos a luchar contra ellos. Vamos a trascenderlos.”

Pero las placas fotovoltaicas y las nanopartículas inteligentes que suben hacia el cielo también son desinformación sobre otro de los elementos que conforma el cóctel psicotrónico, que son las ondas electromagnéticas emitidas desde antenas tipo HAARP, torres tipo GWEN (Ground Wave Emergency Network), antenas de microondas ELF (Extremely Low Frequency), redes inalámbricas, aceleradores de partículas como el CERN, etc. Estas ondas electromagnéticas se transmiten por la ionosfera gracias a los metales pesados y las partículas sintéticas.

Pero Evelyn también tiene sus reparos a que la Inteligencia Artificial la controle al milímetro y decide huir. Se refugia en un motel de carretera y se tumba en la cama para descansar. Se quita el anillo, y vemos como una motas de polvo caen sobre ella. Y al poco entran en su habitación agentes de seguridad vestidos con trajes especiales de protección biológica, que la detienen.

Este episodio es muy significativo porque nos está hablando de cómo estas nanotecnologías que invaden nuestro cuerpo de manera encubierta permiten controlarnos a distancia. Pero también provocar o evitar que contraigamos enfermedades supuestamente contagiosas que, de esta manera, nos separan y estigmatizan del resto de la sociedad, y legitiman el estado policial bajo el disfraz de la salud y el humanitarismo.

Además es muy significativo que esto suceda después de que Evelyn se quita el anillo, que hay que intepretar en un sentido más amplio que el del matrimonio. Es de hecho la marca del linaje, de la pertenencia o no al grupo de los elegidos, de aquellos que mediante las mismas tecnologías serán “salvados” del genocidio de los profanos. El anillo es también la marca de la bestia, el tercer anillo que vincula el anillo biológico y el digital, la tercera cadena de ADN que vincula las otras dos, el 6 intermedio que vincula a los otros dos 6.

De ahí que el amigo le devuelva el anillo una vez que ella se ha arrepentido y ha decidido volver a unirse a los planes del gobierno. Con lo que nos están diciendo en clave que el proyecto es gubernamental desde un principio.

Nos lo están diciendo de manera bastante clara:

“Está en la lluvia, está en el cielo, está en la tierra, está en todas partes. […] Es el fin de la vida orgánica primitiva. Y el nacimiento de una era más avanzada. Todo existiría solo para servir a su inteligencia.”

O dicho de una manera más clara. El transhumanismo es la conquista de lo que queda de humanidad, pero sin tanques ni bombas, desde dentro, desde nuestras células, desde nuestro ADN. Está sirviendo para aniquilar a aquellos organismos que se resisten a esta transformación, como ocurre con las enfermedades raras, que se estima afectan a un 7% de la población mundial. O para eliminar o desfertilizar selectivamente a ciertas razas o poblaciones que se interponen en los planes globalistas.

Esta propaganda Illuminati sigue explotando la simbología religiosa cuando Will “resucita” y aparece mondo y lirondo en la superficie. Nos están hablando en clave de los proyectos de clonación que están ya muy avanzados y se utilizan en el ámbito de la inteligencia y de la alta política. Hillary Clinton y otras hierbas.

Entonces Evelyn quiere ser también “subida” a la Inteligencia Emocional para unirse con él. Otra vez estamos en el ámbito de la religiosidad cristiana, en el tema de la “Asunción” de la Virgen. Hay que recordar que la relación entre ellos ha sido de total castidad, que su hierogamia ha sido de orden simbólico, que ha sido la unión de un cuerpo y un espíritu, como en el caso de la Inmaculada Concepción de María.

Todo esto hay que seguir leyéndolo en clave de ingeniería social, como una forma de conformar los comportamientos de los profanos. De hecho es significativo que Evelyn le diga a Will:

“Tu puedes protegerme, si me cargas [upload], puedes protegerme.”

Estamos en el marco de las campañas de la llamada “violencia de género” instigadas por los globalistas para destruir la familia y la pareja tradicional. Otra vez, esto es lo que está implicito en la operación Diana Quer. El sistema genera la paranoia de género y la demonización del sexo masculino, feminiza al hombre y masculiniza a la mujer, fomenta la homosexualidad y el transgenerismo, pero todo esto está al servicio de la agenda transhumanista, del genocidio del ser humano y la creación de una masa asexual cibernética similar al ganado. Por eso es tan significativa esta frase de Evelyn, porque la “violencia de género” ingenierizada por el sistema es la otra cara de la moneda de la transhumanización.

Pero a la imagen romántica en la que Evelyn le pide a Will resucitado que la “suba” al sistema, le sigue otra en la que vemos su “descenso” a los infiernos de la base secreta. En efecto, no hay anábasis sin catábasis. La “trascendencia” que los Illuminati pretenden vendernos tiene otra cara de la moneda más siniestra, que nos muestran de manera velada para aquellos que sepamos verlo: el ritual de sangre. Solo con el abuso, la violación, los proyectos de control mental mediante trauma, los rituales sacrificiales, que entre otros lugares se desarrollan en estas bases, se pueden producir seres semisagrados para la ingeniería social. Esto es lo que significa realmente “cargarla” en la Inteligencia Artificial, “ascendenderla” a la cumbre del éxito: someterse al ritual de sangre de una manera u otra. Nos lo están diciendo con bastante claridad para el que lo quiera o lo pueda comprender. La sangre, los destellos lumínicos y los ruidos de fondo MK Ultra que se oyen mientras Evelyn “desciende” a los infiernos no dejan lugar a dudas de lo que se está diciendo entre líneas.

Y también son muy expresivas las imágenes que siguen. El ritual de sangre, la experimentación con humanos, el control mental MK Ultra son en definitiva lo que alimenta la Inteligencia Artificial, como una nueva versión de la mecánica hierogámico-sacrificial que está en el centro de todos los regímenes de poderreligión.

Ritual sacrificial pero al mismo tiempo ritual hierogámico. Significativamente Will conduce a la Evelyn moribunda no a una sala sanitaria, sino a la cama. ¿Se entiende lo que esto significa? De hecho esta es la escena final de la película, aunque está intercalada con otras y le sigue un pequeño epílogo. Es la secuencia más importante de la película porque aquí se funde todo. Significativamente en el fondo aparece una escena de revuelta social, que como decimos se ve también en otras secuencias intercaladas.

Los ciudadanos se oponen al proyecto transhumanista y el gobierno los reprime con fuerzas de seguridad. Naturalmente todo está invertido para que no entendemos nada. Los ciudadanos defienden lo contrario a sus intereses y los policías son mercenarios. Pero lo significativo es que estos revolucionarios están completamente zombificados por la tecnología de control mental, por las ondas psicotrónicas, por la nanotecnología que invade sus cuerpos, que les convierte en corderitos pasivos, que les hace escuchar sonidos en sus cerebros que no existen en el exterior.

Pero aún es más significativo, y no es ninguna casualidad, que esto que está sucediendo en la calle está siendo reflejado, como decíamos, en el trasfondo del ritual hierogámico-sacrificial. Esta vinculación es fundamental porque pone de manifiesto cómo el ritual está en el centro de todo el orden social, cómo el control mental opera a varias escalas, a varios niveles, como las capas de una cebolla, pero en el lugar más central de esta estructura está el ritual de sangre hierogámico-sacrificial, Will y Evelyn ensangrentada en la cama.

Es también la lucha entre el espíritu y el cuerpo. Esto es central para entender en qué consiste el proyecto masónico Illuminati. Por eso lo que vemos es a la mujer moribunda bajo la acción de Will resucitado. Por eso Evelyn le dice a Will en este mismo momento:

“Los estás destruyendo”.

Porque ella se identifica con ellos, con los seres humanos en trance de desaparición. Y él responde:

“No, estoy intentando salvarlos”.

Encarnando la aceptación amoral del statu quo.

Hay que reconocer que todo esto es muy elaborado y está realizado con una gran sensibilidad y cultura. Lástima que los que lo hacen estén prostituidos a un sistema criminal que los utiliza para una agenda macabra. Hollywood está podrido y es una de las armas de destrucción masivas centrales del Hollycapitalismo.

Significativamente Evelyn está herida en el vientre y Will la salva tocándole esta herida. Esto alude de manera velada a las mujeres esclavas que son utilizadas en bases secretas para concebir seres transhumanos en el marco de experimentos genéticos, de hibridación, de clonación, para ocupar distintos puestos claves en el control de la dictadura mundial. Pero también alude, a otro nivel, al proyecto de ingeniería social en el que como hemos visto, la mujer desempeña un papel central: la desfertilización, la promoción del aborto, la medicalización de la concepción, el embarazo, la crianza, etc.

Este secuencia termina con ambos abrazados en la cama, de una manera un tanto ambigua, pero que confirma nuestra interpretación de que se trata de un ritual hierogámico-sacrificial de sangre.

Entonces recuerdan el “santuario” con el que comenzaba la película. El lugar protegido de las ondas electromagnéticas. Pero no por casualidad se trata de una tela metálica en nido de abeja. Lo que nos están diciendo es que el transhumanismo supone una forma de religión pagana en la que una minoría de elegidos alcanzaría la inmortalidad mediante técnicas de ingeniería genética que conseguirían regenerar sus organismos y neutralizar los genes del envejecimiento.

Este es un elemento central en todo el tinglado porque lleva aparejado el que las élites del sistema estén dispuestas a cualquier cosa, a cometer las aberraciones inhumanas más salvajes, a cambio de tener el privilegio de formar parte de esta minoría, de acceder a esta inmortalidad.

El transhumanismo tiene esta doble cara. Serviría para que una minoría selecta alcance la inmortalidad, o por lo menos prolongue la vida significativamente, mientras la mayoría de la población sería reducida a ganado cibernético prescindible y sacrificable para la causa.

Esto es lo que quiere decir el “santuario” y es muy significativo que lo digan en la escena final en la que parecen haberse convertido en inmortales. También es muy significativo que el santuario esté protegido por la tela metálica en nido de abeja, porque el modelo social al que nos llevan es el de la colmena, el de una minoría de zánganos y abejas reinas y una mayoría de abejas obreras asexuadas.

También es muy significativo que se refieran a este santuario como el “Jardín”. Recordemos lo que dijimos sobre Adán e Eva al principio. Se están refiriendo al Jardín del Edén como una prefiguración mítica del mundo que quieren construir. El mundo que quedará cuando hayan conseguido aniquilar al 90% de la población. Un mundo de vida placentera más allá del bien y del mal en que esta minoría disfrute de la vida inmortal. Para este minoría, claro. Para nosotros establo, pienso y microchips.

Y en efecto en este Jardín, en este santuario, las flores crecen milagrosamente. Como crecen milagrosamente las especies transgénicas mientras toda la vida natural muere a su alrededor. Pero no se trata de un girasol normal sino de un girasol negro, que podemos interpretar también como un sol negro. Porque el transhumanismo es un proyecto satánico y está basado en la transgresión de todos los principios naturales y morales.

http://deliriousheterotopias.blogspot.com.es/2016/09/transcendence-los-chemtrails-caen-del.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *