Narco Wahabismo al Servicio del Terrorismo Imperialista Global

http://es.abna24.com/service/headline/archive/2016/09/20/780324/story.html

LA LÍNEA DE LA CONCEPCIÓN. (ABNA) – Todos conocemos que el wahabismo es una ideología hereje creada en los laboratorios del imperialismo británico pretendiendo despistar vinculandola a la escuela hanbalí del Islam suní y que, desde la época de su fundador, tiene profundas raíces en la familia al-Saud, que controla Arabia Saudí y por ende una de las mayores reservas de petróleo y gas del mundo, lo cual les convierte en una de las grandes potencias mundial y en un suculento aliado estratégico, en este caso, de Occidente.
El wahabismo es una ideología intransigente que se ha demostrado incapaz de aceptar la convivencia con todos aquellos que no sean de su misma secta, digamos que trasladandolo al mundo occidental, los Wahabistas serían como los nazis, radicales intransigentes que destruyeron europa. Ahora, estos están destruyendo el mundo islámico promocionados por el régimen de Arabia Saudí siguiendo los dictados de su gran aliado Estados Unidos.
Esto no viene de ahora, ya desde los ochenta en Afganistán el wahabismo hizo su primer acto de presencia a nivel internacional cuando Osama Bin Laden, el multimillonario, famoso y díscolo hijo de los Bin Laden se lanzó a la seudo ‘yihad’ fundando la fantasmagórica Al Qaeda, a la par de ellos nacieron toda una serie de grupúsculos terroristas wahabíes en diferentes lugares del mundo para aprovechar la coyuntura, y aparecieron Boko Haram en Nigeria, AQMI (Al Qaeda del Magreb Islámico), Al Shabaab en Somalia, la Yemaah Islamihay en el sureste asiático. Grupos antiguos pero poderosos.
Ahora ha aparecido la banda terrorista global wahabo-takfirí del Daesh (ISIS, ISIL, EI) que ha logrado aglutinar e integrar a muchos grupos de los nombrados anteriormente en toda una coalición de células descentralizadas del Daesh que llegan desde Siria hasta Libia y Nigeria, difíciles de controlar y con una necesidad continua de financiación de la cual una gran parte viene de Arabia Spero ¿de dónde viene el resto para poder soportar semejante estructura? pues, entre otras cosas, de la droga. Las drogas son el lubricante de la economía mundial.
Hachís
El tráfico de hachís se realiza desde el estrecho de Gibraltar siendo así que desde esta zona entra el 80% del hachís que se consume en toda Europa, si bien el esfuerzo por parte de los gobiernos de Marruecos, España y Argelia así como la protección del estrecho de Gibraltar (segundo punto estratégico del mundo después del estrecho de Ormuz) por donde pasan hasta 10,000 buques al año han obligado a las mafias a cambiar de ruta.
La ruta implica pasar por los territorios que los grupos terroristas wahabíes en el Sahel, que se financian cobrando una tasa por cantidad de droga movida, dicha ruta saheliana permite llevar la droga hasta las costas del sur mediterráneo abriendo nuevas rutas.

Cocaína

En este caso las conexiones son mucho más complejas. Se detectó la ruta norafricana para el contrabando de cocaína ya a comienzos del siglo XXI. Debido a la presión policial los cárteles de la droga de América Latina (Colombia y México) decidieron utilizar la plataforma saheliana para almacenar y mover la droga satisfactoriamente hasta Europa usando dos rutas.
Una ruta marítima que llega desde Iberoamérica hasta Guinea-Bissau (que podemos considerar un narcoestado) y desde ahí se irradia hasta las rutas sahelianas y el tráfico aéreo que recala en pistas de aterrizaje clandestinas en el desierto del Sahel. Siguiendo varias rutas:
Ruta A: Droga en Guinea Bissau. La ruta es desde Guinea Bissau-Guinea-Senegal-Gambia o Sierra Leona
Ruta B: Nigeria-Benin-Togo-Ghana. Boko Haram seguro que no ha dejado pasar la oportunidad de financiarse.
Ruta C: Norte de Malí- Sur de Argelia. Desde ahí hasta el Sahel y el norte de África.
Aunque esta situación se está revirtiendo debido a la desconfianza hacia la plataforma saheliana por varias razones.
A – Guerra de Azawad e intervención de Francia en la región. Inseguridad en la ruta
B – Conflicto intertribal e inter criminal por el control de las rutas de la droga y sus beneficios
C – Desvío del mercado debido al auge de la demanda de cocaína en África Occidental, Marruecos y Oriente Medio.
El tráfico de droga es un gran beneficio ya que los cárteles les pagan grandes sumas de dinero. Este método de financiación es constante y se produce de forma regular en el tiempo por lo que permite a los terroristas takfiríes disponer de una fuente de financiación periódica que les permite acceder a armas baratas y efectivas así como a grandes cantidades de munición.
Por lo tanto el subdesierto del Sahel es una de las grandes plataformas de la droga y al mismo tiempo santuario de grupos terroristas como AQMI, Boko Haram, MUYAO, ANSAR DINE etc…

Heroína

Cuando los Talibanes llegaron al poder en Afganistán en septiembre de 1996 acabaron con la producción de opio destruyendo los campos de cultivo. La invasión de Afganistán tras el 11/S permitió a la OTAN hacerse con el control de los campos de opio y volver a hacerlos funcionar, de hecho ya en los años 2002 y 2003 se detectaron plantaciones a pleno rendimiento en las zonas controladas por la misión de la OTAN.

Si la razón por la cual se invadió Irak fue por el petróleo, la invasión de Afganistán fue para el control de la droga, debido a los altos índices de ingresos de dinero provenientes de ese comercio tanto los Talibanes como Al Qaeda se involucraron en este negocio formando parte de la cadena de la droga.

La ruta de la droga del centro de asia para llegar a satisfacer la demanda en Europa debe cruzar, siguiendo una carrera de relevos, desde la zona de producción hasta el consumidor toda una serie de etapas controladas por grupos guerrilleros.

En los noventa la ruta para introducir la droga en Rusia pasaba por el Cáucaso, nido de terroristas wahabíes chechenos que se enriquecieron y pudieron financiar su guerra a través de este comercio, hoy el cáucaso está limpio pero algo más al sur, un par de miles de kilómetros al sur, el Daesh controla el último tramo del comercio de la droga que les une con las mafias Turcas debido a que tanto el norte de Iraq como el norte de Siria eran, y son ahora más, zonas de paso de la droga por lo que en la estrategia de diversificación de elementos financiadores el Daesh forma parte, también, de la cadena de la droga.

Por lo tanto el fenómeno de las narcoguerrillas latinoamericanas o las contras financiadas a base de cocaína no es sólo una realidad de América Latina sino que se ha introducido también en el terrorismo internacional dando lugar a lo que podemos llamar “Narcowahabismo” u organizaciones terroristas wahabistas financiadas por el comercio de la droga.
Por: Koldo Salazar
LA LÍNEA DE LA CONCEPCIÓN. (ABNA) – Todos conocemos que el wahabismo es una ideología hereje creada en los laboratorios del imperialismo británico pretendiendo despistar vinculandola a la escuela hanbalí del Islam suní y que, desde la época de su fundador, tiene profundas raíces en la familia al-Saud, que controla Arabia Saudí y por ende una de las mayores reservas de petróleo y gas del mundo, lo cual les convierte en una de las grandes potencias mundial y en un suculento aliado estratégico, en este caso, de Occidente.
El wahabismo es una ideología intransigente que se ha demostrado incapaz de aceptar la convivencia con todos aquellos que no sean de su misma secta, digamos que trasladandolo al mundo occidental, los Wahabistas serían como los nazis, radicales intransigentes que destruyeron europa. Ahora, estos están destruyendo el mundo islámico promocionados por el régimen de Arabia Saudí siguiendo los dictados de su gran aliado Estados Unidos.
Esto no viene de ahora, ya desde los ochenta en Afganistán el wahabismo hizo su primer acto de presencia a nivel internacional cuando Osama Bin Laden, el multimillonario, famoso y díscolo hijo de los Bin Laden se lanzó a la seudo ‘yihad’ fundando la fantasmagórica Al Qaeda, a la par de ellos nacieron toda una serie de grupúsculos terroristas wahabíes en diferentes lugares del mundo para aprovechar la coyuntura, y aparecieron Boko Haram en Nigeria, AQMI (Al Qaeda del Magreb Islámico), Al Shabaab en Somalia, la Yemaah Islamihay en el sureste asiático. Grupos antiguos pero poderosos.
Ahora ha aparecido la banda terrorista global wahabo-takfirí del Daesh (ISIS, ISIL, EI) que ha logrado aglutinar e integrar a muchos grupos de los nombrados anteriormente en toda una coalición de células descentralizadas del Daesh que llegan desde Siria hasta Libia y Nigeria, difíciles de controlar y con una necesidad continua de financiación de la cual una gran parte viene de Arabia Spero ¿de dónde viene el resto para poder soportar semejante estructura? pues, entre otras cosas, de la droga. Las drogas son el lubricante de la economía mundial.
Hachís
El tráfico de hachís se realiza desde el estrecho de Gibraltar siendo así que desde esta zona entra el 80% del hachís que se consume en toda Europa, si bien el esfuerzo por parte de los gobiernos de Marruecos, España y Argelia así como la protección del estrecho de Gibraltar (segundo punto estratégico del mundo después del estrecho de Ormuz) por donde pasan hasta 10,000 buques al año han obligado a las mafias a cambiar de ruta.
La ruta implica pasar por los territorios que los grupos terroristas wahabíes en el Sahel, que se financian cobrando una tasa por cantidad de droga movida, dicha ruta saheliana permite llevar la droga hasta las costas del sur mediterráneo abriendo nuevas rutas.

Cocaína

En este caso las conexiones son mucho más complejas. Se detectó la ruta norafricana para el contrabando de cocaína ya a comienzos del siglo XXI. Debido a la presión policial los cárteles de la droga de América Latina (Colombia y México) decidieron utilizar la plataforma saheliana para almacenar y mover la droga satisfactoriamente hasta Europa usando dos rutas.
Una ruta marítima que llega desde Iberoamérica hasta Guinea-Bissau (que podemos considerar un narcoestado) y desde ahí se irradia hasta las rutas sahelianas y el tráfico aéreo que recala en pistas de aterrizaje clandestinas en el desierto del Sahel. Siguiendo varias rutas:
Ruta A: Droga en Guinea Bissau. La ruta es desde Guinea Bissau-Guinea-Senegal-Gambia o Sierra Leona
Ruta B: Nigeria-Benin-Togo-Ghana. Boko Haram seguro que no ha dejado pasar la oportunidad de financiarse.
Ruta C: Norte de Malí- Sur de Argelia. Desde ahí hasta el Sahel y el norte de África.
Aunque esta situación se está revirtiendo debido a la desconfianza hacia la plataforma saheliana por varias razones.
A – Guerra de Azawad e intervención de Francia en la región. Inseguridad en la ruta
B – Conflicto intertribal e inter criminal por el control de las rutas de la droga y sus beneficios
C – Desvío del mercado debido al auge de la demanda de cocaína en África Occidental, Marruecos y Oriente Medio.
El tráfico de droga es un gran beneficio ya que los cárteles les pagan grandes sumas de dinero. Este método de financiación es constante y se produce de forma regular en el tiempo por lo que permite a los terroristas takfiríes disponer de una fuente de financiación periódica que les permite acceder a armas baratas y efectivas así como a grandes cantidades de munición.
Por lo tanto el subdesierto del Sahel es una de las grandes plataformas de la droga y al mismo tiempo santuario de grupos terroristas como AQMI, Boko Haram, MUYAO, ANSAR DINE etc…

Heroína

Cuando los Talibanes llegaron al poder en Afganistán en septiembre de 1996 acabaron con la producción de opio destruyendo los campos de cultivo. La invasión de Afganistán tras el 11/S permitió a la OTAN hacerse con el control de los campos de opio y volver a hacerlos funcionar, de hecho ya en los años 2002 y 2003 se detectaron plantaciones a pleno rendimiento en las zonas controladas por la misión de la OTAN.

Si la razón por la cual se invadió Irak fue por el petróleo, la invasión de Afganistán fue para el control de la droga, debido a los altos índices de ingresos de dinero provenientes de ese comercio tanto los Talibanes como Al Qaeda se involucraron en este negocio formando parte de la cadena de la droga.

La ruta de la droga del centro de asia para llegar a satisfacer la demanda en Europa debe cruzar, siguiendo una carrera de relevos, desde la zona de producción hasta el consumidor toda una serie de etapas controladas por grupos guerrilleros.

En los noventa la ruta para introducir la droga en Rusia pasaba por el Cáucaso, nido de terroristas wahabíes chechenos que se enriquecieron y pudieron financiar su guerra a través de este comercio, hoy el cáucaso está limpio pero algo más al sur, un par de miles de kilómetros al sur, el Daesh controla el último tramo del comercio de la droga que les une con las mafias Turcas debido a que tanto el norte de Iraq como el norte de Siria eran, y son ahora más, zonas de paso de la droga por lo que en la estrategia de diversificación de elementos financiadores el Daesh forma parte, también, de la cadena de la droga.

Por lo tanto el fenómeno de las narcoguerrillas latinoamericanas o las contras financiadas a base de cocaína no es sólo una realidad de América Latina sino que se ha introducido también en el terrorismo internacional dando lugar a lo que podemos llamar “Narcowahabismo” u organizaciones terroristas wahabistas financiadas por el comercio de la droga.
Por: Koldo Salazar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *