Aida. ¿México recibió señales extraterrestres?

por Conspiración Descubierta

En la historia han habido bastantes acontecimientos relevantes que han quedado en el olvido, sin embargo las hemerotecas nos permiten mirar en el pasado y traer al presente esos sucesos que fueron tan relevantes en su epoca.

Transcribo textualmente un articulo de El Universal,  México, en 1920, “¿Qué planeta esta hablando a la tierra?” fue titulado. Está disponible en Hemeroteca El Universal, (tomo 1916-125):

“¿Qué planeta esta hablando a la tierra?

*No se sabe el origen de las señales que se reciben en Chapultepec

(6 de Febrero de 1920)

Como se recordará, fue EL UNIVERSAL, el primero en entrevistar a varias ilustradas personas acerca de una noticia de cablegráfica relacionada con la creencia de varios hombres de ciencia europeos de que los marcianos han entrado en un periodo de actividad, deseosos de comunicarse con los terminas por medio de continuadas señales.

ALGUNAS OPINIONES 

Como se rumora que últimamente se habían escuchado algunos ruidos extraños en las antenas de la estación de cablegráfica inalambrica de Chapultepec, creyéndose que esos rumores eran producto de los aviones venidos del planeta en cuestión, volvimos a hablar con el ingeniero Joaquin Gallo, director del Observatorio Astronómico de Tacubaya, quien nos manifestó que según su parecer esas indicaciones o ruidos podrían, dado el caso, ser motivados por grandes desprendimientos de ondas, como las hertzianas del disco solar.

El Sr. Guillermo Humbolt, que hace más de seis años estuvo empleado en la estación de telegrafía inalambrica en Münich, Alemania, nos dijo ayer que la referida plana igualmente se escuchaban a menudo extraños ruidos que no tenían ninguna relación con los avisos procedentes de otras estaciones y confirmó lo aseverado por el ingeniero Gallo, en todas partes.

El conocido astrónomo duranguense e ingeniero, Esteban Salazar Reséndiz, que en épocas anteriores estudio mucho la telegrafía inalambrica en algunas capitales europeas, nos expresó en parte, que en opinion no deben achacarse a los marcianos las señales de referencia, ya que otros planetas quizá más cerca del nuestro, cuyos habitantes en caso de existir, bien podían y con más precisión, efectuar esos llamados a los termitas.

En resumen, que hasta la fecha no se sabe a punto fijo de dónde provienen los ruidos extraños que a menudo se registran en las antenas de los aparatos radiotelegraficos, y que todo lo que se diga en contra no tiene explicación conveniente.

Es más que evidente que en 1920 la tecnología no permitía un buen análisis de las señales que determinara su procedencia; desafortunadamente el tema se desecho por completo y no paso a más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *