Adriana – 7 actitudes que debemos olvidar si queremos triunfar en la vida

Edith Gómez para Cultura Colectiva

http://mauandayoyi.blogspot.com.ar

La vida se compone de decisiones, algunas más importantes y otras menos, todas ellas, de alguna forma, son las responsables de conformar nuestro éxito o fracaso en la vida personal o profesional.

Es inevitable que si elegimos una opción y nos equivocamos, eso nos lleva a sentirnos tristes, preocupados e infelices. Pero, ¿hay alguna manera de evitar sentirnos así y estar más seguros de cada paso que damos?

Los siguientes puntos te ayudarán a evitar ser indeciso ante cualquiera de las situaciones que se te presenten, ya que lo primero por hacer consiste en 2 cosas, no importa que tan aterrado estés:

Miedo al fracaso

miedo-copy

El miedo al fracaso y al error es algo que nos frena todo el tiempo. Si nos paramos a pensar, cuando somos pequeños, por ejemplo, ¿cómo aprendimos a montar en bicicleta? No conozco a alguien que lo hiciera bien por primera vez. Para aprender tuvimos que caernos y volver a levantarnos muchas veces hasta conseguirlo. Imaginemos que en la primera caída nos hubiéramos rendido. Nadie sabría montar, ¿no? En nuestra mente, cuando somos pequeños, no existe el concepto del error porque en todo momento seguimos nuestra intuición.

Al crecer resulta más complicado mantener esa actitud frente a la vida, ya que constantemente buscamos la aprobación de nuestros padres, amigos y otros referentes para hacer las cosas bien y satisfacerlos. Hay errores que nos marcan de forma negativa durante un tiempo, pero si queremos avanzar y conseguir nuestra metas, debemos salir de la zona de confort y realizar cambios. Solo así construiremos nuestra propia buena suerte.

Elecciones

eleccion

Para algunas personas la indecisión está en elegir entre una carrera universitaria, aceptar un empleo o seguir con una relación, otras personas no saben decidir por cosas muy triviales como acudir a una cita, elegir su ropa, la comida, etc.

Es en este punto cuando todo es más difícil, pues se trata de no sentirse bien con uno mismo, de algún problema de autoestima, estrés o la constante búsqueda de aprobación de lo demás. Una causa es la falta de cierto aprendizaje durante la niñez, cuando los padres tomaban las decisiones por nosotros.

Entonces, ¿qué hacer para ser una persona menos indecisa y afrontar los miedos? Entre mayor sea el nivel de dificultad para tomar una decisión, mayor será el esfuerzo que requerirá:

Una vez que tengas esto claro y sepas que los errores no significan fracaso sino fortaleza, lee estos 7 puntos para que tomes una mejor actitud ante la vida y comiences a crecer en todos los ámbitos de la vida:

1. Valora la importancia del resultado

decision

Debes valorar el grado de importancia que tiene la decisión. Si no es importante, intenta no dedicarle mucho tiempo. Para las decisiones más relevantes, deja de imaginar lo que pasará si optas por ese camino. Muchas de las cosas que creemos que nos harán felices (el dinero, una casa grande, un trabajo específico), es probable que en realidad no lo hagan.

Consejo: no pienses en el futuro. Puedes equivocarte. Lo más acertado es elegir tomar una decisión de acuerdo a tus valores o tus creencias, así tendrán un mejor resultado para ti en el futuro.

2. Aceptar la responsabilidad

responsabilidad

Cuando nos desencantemos por una decisión, debemos ser responsables de ella, tanto si acertamos como si no. Si fracasamos, debemos aceptarlo e intentar hallar la solución. Recuerda que las decisiones no son para siempre, se pueden cambiar y así tomar el control para crecer.

3. No busques la perfección y aprende de los errores

fracaso

Equivocarse es de sabios, ya lo decía el refrán. Eso significa que cometemos errores y que aprendemos de ellos. Por tanto, aspirar nos llevará a ganar más cosas que a perderlas. El único fracaso será no intentarlo o dejarlo para después (y nunca hacerlo).

4. Primero tú y después los demás

primero-tu

Cometemos el error de preocuparnos más de la cuenta, en agradar a los demás, antes que preguntarnos si nos sentimos bien con nosotros mismos. Queremos agradar a nuestros padres, amigos, profesores, pareja, pero ¿crees que realmente lo que has decidido te complace o lo haces por otra persona? Aprende a decir no si quieres vivir tu vida y no estar atado a los demás.

5. Confía en tu intuición

intuicion

La intuición es lo que nos llevará a elegir una opción en lugar de otra. Aunque resulte alocada, dejarnos guiar por la idea de un pálpito, esto nos ayudará a dar un paso firme. La información de ese pálpito la registramos de forma inconsciente con nuestra experiencia y con situaciones que ya hemos vivido.

Por ejemplo, un fontanero siempre sabe cuándo se romperá una tubería porque ha pasado por esas situaciones distintas veces, de manera inconsciente las identifica antes de que ocurran. La intuición hace que actúe más rápido.

6. Trabaja en tu autoestima

autoestima

Tener una alta autoestima te permitirá tomar mejores decisiones con mayo rapidez y seguridad. Si piensas que no podrás lograr algo, más te costará decidirte. A veces descubrimos que somos buenos en cosas que no teníamos ni idea porque no éramos capaces de probarlas por culpa de la indecisión.

7. Lucha por lo que crees

creencia

Si no crees completamente en la decisión que has tomado, nadie más lo hará. Y la actitud positiva es la pieza fundamental para defender tu postura hasta el final.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *