Aida. Endulzantes artificiales podrían hacerle comer más

por La Gran Época

El consumo de endulzantes a base de sucralosa provocarían alteraciones en el metabolismo.

Endulzantes artificiales podrían hacerle comer más

“¿Con azúcar o sustituto?” Si busca bajar de peso o llevar una vida saludable probablemente se incline por la segunda opción. Sin embargo, de acuerdo con una investigación de científicos australianos, debería reconsiderar su respuesta.

Los investigadores del centro Charles Perkins de la Universidad de Sidney y del Instituto de investigación médica Garvan, descubrieron que el consumo de endulzantes elaborados con sucralosa y que se utilizan en gran cantidad de productos de dieta, puede provocar un alza en consumo de “azúcares normales”.

“Respuesta trompa de extensión” (PER por sus siglas en inglés) fue la técnica utilizada para analizar este fenómeno. Para ello, los investigadores observaron el comportamiento de moscas comunes al ser alimentadas con endulzantes y azúcar normal, descubriendo que las que usaron endulzantes consumieron un 30% más de calorías.

Además, se encontró que comer una dieta de este tipo puede alterar la percepción del sabor del azúcar, haciéndola más atractiva al paladar.

“Después de un consumo sostenido de endulzantes artificiales, los animales pudieron detectar concentraciones de azúcar real mucho más pequeñas, podían comer más de ella y responder fisiológicamente con mucha más intensidad”, explicó Greg Neely, profesor de genómica y director del estudio.

Por otra parte, un estudio publicado en la revista científica “Cell Metabolism” (metabolismo celular) asegura que el consumo de endulzantes crea una sensación de ayuno en el cerebro, haciendo que la persona busque más energía comiendo más.

Los análisis realizados en las moscas, fueron más tarde replicados en ratones, obteniendo los mismos resultados.

“Creo que el mensaje básico aquí es que sabemos que los endulzantes artificiales de sucralosa no son completamente inertes, al menos en animales. Esto justifica más investigación sobre como estos compuestos afectan también a las personas”, agregó Neely.

Artículo original aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.