Aida. Colibríes: uno de los polinizadores más importantes de la naturaleza

por Worms Argentina

colibri-en-vuelo

Si bien algunas plantas son polinizadas por el viento o son autopolinizadas, la mayoría de ellas depende de los colibríes, abejas, mariposas y murciélagos para transportar su polen de una planta a otra.

Los bellos colibríes o picaflores tienen un pico largo que les permite alimentarse de las flores. Cuando una de estas aves inserta su pico en una flor para beber el néctar, el polen pegajoso se adhiere a los lados del pico y cuando visitan la siguiente flor, algunas partículas del polen son transferidas y -si ambas flores son de la misma especie- ocurre el proceso de polinización, el cual es muy necesario para preservar la biodiversidad.

Los colibríes, a pesar de su tamaño pequeño, pueden visitar a más de mil flores en un solo día…

Los colibríes, a pesar de su tamaño pequeño, pueden visitar a más de mil flores en un solo día en busca de alimento y pueden comer hasta 60 veces al día para reponer la energía que utilizan durante su vuelo. Ellos sienten una fuerte atracción por las flores rojas, si bien suelen frecuentar las flores rosas, naranjas y de otros colores. También prefieren las flores que tienen forma de tubo o trompeta.

Quien no se quedó alguna vez contemplando el revoloteo de un colibrí, admirando su porte, su gracia y agilidad. Por ello, hemos recopilado sus principales características para que conozcas aún más a este bello y especial pájaro.

Curiosidades sobre su vuelo

Colibrí en pleno vuelo

  • El vuelo de estas aves consiste casi invariablemente en una sucesión ininterrumpida de aleteos de frecuencia extraordinariamente alta, que llega a 80 aleteos por segundo en las especies más pequeñas.
  • Mientras se mueven las alas del colibrí describen el patrón del símbolo de infinito o el trazo del número 8. Este movimiento característico de las alas les permite flotar en el aire, lo mismo hacia adelante, atrás, arriba, abajo e incluso al revés, siendo las únicas aves en el mundo con la capacidad de volar hacia atrás.
  • Los colibríes prefieren volar que estar posados, incluso cuando se alimentan, según varios estudiosos del mundo de las aves estos pequeños ejemplares realmente no pueden caminar.
  • Debido a su experta capacidad para volar pueden eludir fácilmente a los depredadores, incluso a veces hacer frente a aves de mayor tamaño mientras defienden a sus crías; existen informes de colibríes enfrentándose a águilas. Estos pequeños guerreros tienen la capacidad de alcanzar altas velocidades, detenerse abruptamente e incluso volar de revés lo que les permite realizar verdaderas maniobras de combate en el aire.

Curiosidades sobre su relación con las flores

  • Los colibríes necesitan a las flores, al igual que las flores necesitan a los colibríes para poder sobrevivir. Sorprendentemente, estos pájaros pueden detectar flores que tienen cualidades curativas que les ayudan a recuperarse de ciertas dolencias. Saben cómo detectar varias fragancias, colores y tipos de flores que les ayudan a sobreponerse en determinadas circunstancias.
  • La lengua y el pico de estas aves están especialmente adaptados a la alimentación de las flores. Sus lenguas tienen forma de “W” para ayudarles a sorber el néctar y sus picos largos les permiten obtener fácilmente este de lo profundo de las flores.

Curiosidades sobre sus colores y su plumaje

Colibrí posado sobre la rama de un árbol

  • El plumaje de los colibríes en tres de las cuatro especies es principalmente verde. Los machos tienen una mancha violeta azulada debajo del ojo y detrás del oído, además tienen un parche brillante sobre la garganta. El plumaje de las hembras es similar al de los machos, pero los parches del oído y de la garganta son más pequeños.
  • Las plumas son iridiscentes o sea que reflejan la luz con facilidad.

Curiosidades sobre sus nidos

  • Los picaflores construyen cuidadosamente sus hogares y lo más curioso es que no hay dos nidos iguales, es decir que parece que ellos los diseñan especialmente, incluso algunos son muy elegantes.
  • Los nidos del colibrí llegan a ser tan pequeños como una goma de borrar. Lo construyen con musgos y con telas de arañas, para hacerlos más suaves y cómodos.

 Curiosidades sobre su tamaño

  • El más pequeño de ellos es el colibrí abeja cuyo cuerpo no sobrepasa el volumen de un abejorro. Este colibrí vive en Cuba y su longitud total, desde el borde de la cola a la punta de su larguísimo pico no llega a 5 centímetros. Su corazón, sólo comparable con el de un canario, late hasta 1.000 veces por minuto. Sus huevos miden entre 8 y 10 milímetros y su nido es como un dedal.
  • El más grande de ellos, el colibrí gigante vive en Los Andes y llega a medir 20 centímetros, sólo su pico posee el mismo tamaño que el del más chico de los colibríes.

Los colibríes descansan en las ramas de árboles, apoyados sobre una sola pata y generalmente, después de bañarse, suelen dar, en pleno vuelo, una especie de aplauso batiendo ambas alas. El ruido producido por este aplauso se debe más -según parece- a un cambio de sentido en los aleteos que a un verdadero choque entre las puntas de las alas, de acuerdo a los estudiosos de estos pájaros.

Sin duda, los pequeños colibríes son un regalo más que nos brinda la naturaleza y que cumplen con la importante función de la polinización.

Si te gustan tanto como a nosotros, evita colocar productos químicos o insecticidas en tu patio porque esto no solo los repele sino que les hace daño. Por el contrario, puedes instalar bebederos de agua para que se acerquen y así disfrutar de su agradable compañía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *