El MIEDO irracional de PITÁGORAS a LAS HABAS y su FALSO descenso al inframundo

pitagoras-habas

Pitágoras, su miedo irracional a las habas y su descenso (falso) al inframundo

En un triángulo rectángulo la suma de los cuadrados de los dos catetos es igual al cuadrado de la hipotenusa. Éste es el primer acercamiento que todos tenemos a Pitágoras en nuestra

época escolar. Lo que nunca nos explican de Pitágoras es que, si bien fue un precursor de las matemáticas, tenía no pocas manías y usó artimañas propias de estafador para seducir a sus coetáneos.Pitágoras vivió entre los siglos VI y V a. C., fundó una secta filosófica que fue perseguida, y se inventó una historia relacionada con la muerte y las habas para hacer proselitismo.

Como sabéis, según la mitología griega de la época, Caronte era el encargado de transportar las almas de los muertos en un barca. Lo que contó Pitágoras es que iba a descender al Hades, al mundo de los muertos, y que luego volvería a la Tierra para contar todo lo visto por sus ojos. Para hacer creíble su viaje al inframundo,Pitágoras se enclaustró en un sótano durante varios días, reapareciendo demacrado. Y la gente lo se lo creyó.

Sobre el tema de las habas, según el enciclopedista Plinio el Viejo se empleaban en el culto de los muertos porque se creía que encerraba el alma de los difuntos. Siguiendo esta lógica, Pitágoras prohibió comer habas aduciendo que era como comerte a tu padre, tal y como explica Nieves Concostrina en Polvo eres:

Las habas (Vicia faba), han sido una fuente importante de la alimentación en el Mediterráneo y Oriente Medio desde la antigüedad.

¿Conocéis el falafel? ¿Os gusta? El falafel es una torta que tiene como ingrediente principal las habas. Por esto, los pitagóricos no comerían falafel…

Podríamos preguntarnos, ¿qué hay de cierto en esto?

Cómo saberlo… Toda referencia bibliográfica al respecto es inexacta, pues la de los pitagóricos fue una de las escuelas de misterios más herméticas de la Grecia antigua. Sus miembros hacían votos de silencio. Cualquier escrito sobre éste y otros temas es posterior, o al menos, proveniente de fuentes externas y hay mucho de fantasía.

Algunas fueron:
– Porfirio, dijo que las habas se parecían a las partes bajas masculinas, y que si se masticaban y se deajaban al sol, producían un olor a las mismas
– Superstición de origen órfico o místico , adquirida por Pitágoras en su juventud, que concebía que las habas tienen el mismo origen que los hombres, forma fetal.
– Eudoxo, a partir de lo anterior, escribió que Pitágoras dio muestras de un aborrecimiento total por el asesinato, de ahí que también se abstuviera de comer carne animal (esto tampoco está comprobado, pero se cree que recomendaba hacerlo a los atletas).
– Cicerón se apoya en Platón, que nos dice que nos dirijamos al lecho en una posición que no nos induzca a la intranquilidad del espíritu. Los efectos flatulentos de las habas son contrarios a la prosecución de la tranquilidad mental.

Pero creo que el mejor argumento es usar su propia concepción cosmogónica. Él creía que la esfera cósmica, es decir, la totalidad del universo físico, flotaba en una sustancia circundante de extensión indefinida. Esto que lo rodeaba era de una naturaleza más elevada, pura e inteligente, grosso modo, divina. El cosmos se nutría de esta “sustancia” (no es física) por medio de la respiración, a través de la cual, aumentaba su tamaño. Por así decirlo, era el alimento de la psyché.
Al ser la planta del haba hueca y sin nudillos, se creía que contenía esa “sustancia”, lo cual evidenciaría la presencia de psyché (alma). Estaban llenas de fuerza vital, no era el haba en sí el objeto de la superstición, ésta era solo un “caparazón” que contenía el alma.

Hay una última razón, y era que simbolizaban las tendencias oligárquicas de Pitágoras. Las habas eran usadas como cuentas en el proceso democrático de elección por sorteo.

Tampoco le gustaban las habas porque decía que se parecían a las partes íntimas femeninas y a las puertas del Hades, el mundo de los muertos. El caso es que Pitágoras le tenía tal manía a este fruto que, según refieren muchos estudios, murió por negarse a atravesar un campo de ellas. Iba huyendo de sus perseguidores y en el camino se encontró un sembrado de habas. Se paró en seco y dijo: “Por ahí no paso”. Así que sus enemigos le cogieron allí, pasmado ante tan vulgar sembrado.

Fuente: http://www.xatakaciencia.com/quien-es/pitagoras-su-miedo-irracional-a-las-habas-y-su-descenso-falso-al-inframundo

https://es.answers.yahoo.com/question/index?qid=20120621184809AAmR3V4

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *