Las personas que leen más, viven más

http://www.rinconpsicologia.com/

George R.R. Martin afirmó: “un lector vive mil vidas antes de morir, el que nunca lee solo vive una”. Sin embargo, ahora investigadores de la Universidad de Yale añaden un detalle más: las personas que tienen el hábito de leer no solo pueden vivir muchísimas aventuras a través de las páginas de los libros sino que también son más longevas.

Un capítulo al día, añade meses a tu vida

La investigación incluyó los datos de 3.635 personas, que formaban parte de un estudio de salud mucho más grande. Los participantes respondieron a un cuestionario en el que se indagaba, entre
otras cosas, sobre sus hábitos de lectura.

Luego se establecieron tres grupos: aquellos que no leían libros, los que le dedicaban a la lectura de los libros tres horas y media a la semana, como promedio, y los que pasaban mucho más tiempo leyendo.
Los investigadores encontraron un resultado inesperado: los grandes lectores solían vivir más, en comparación con aquellos que no leían libros. De hecho, estas personas vivían una media de dos años más. Quienes leían una media de 3,5 horas semanales tuvieron un 17% menos de probabilidades de morir durante las más de dos décadas a lo largo de las cuales se extendió el estudio. Los que pasaban más tiempo leyendo, eran un 23% menos propensos a morir.
Lo curioso fue que estos resultados no dependían directamente de factores como el estado de salud, el empleo, el género o el estado civil. Además, los investigadores descubrieron que leer periódicos o revistas no tenía un efecto tan beneficioso para la longevidad, eran los libros (las novelas, la poesía y la no-ficción), los verdaderos artífices del milagro.

¿Por qué las personas que leen más, viven más?

Leer es una actividad sedentaria que, sin duda, no activa el metabolismo y no es la mejor alternativa para mantenerse en forma. Sin embargo, nos reporta enormes beneficios desde el punto de vista psicológico e incluso impacta positivamente en el funcionamiento cerebral, activando algunas áreas y mejorando la conectividad neuronal. Por eso, se afirma que una buena novela masajea las neuronas.
Para comprender por qué las personas que leen más tienen una mayor esperanza de vida tendríamos que remitirnos a un estudio realizado por neurocientíficos de la Universidad de Sussex en 2009. Los participantes fueron sometidos a diferentes tareas que generaban cierta dosis de estrés. Acto seguido, se involucraron en actividades relajantes.
Así se comprobó que leer era la actividad que más disminuía el estrés, en un 68%. Y lo mejor de todo es que tan solo bastaban 6 minutos de lectura para que disminuyera la presión arterial y el ritmo cardíaco. Al contrario, escuchar música y dar un paseo resultaron ser actividades con menos poder relajante.
La clave radica en que cuando leemos, nuestra mente se enfoca en la lectura y se olvida de las preocupaciones, algo que no siempre sucede con otras técnicas de relajación ya que la mente tiende a volver a pensar en los problemas. Por tanto, leer se convierte en una actividad muy relajante que nos puede ayudar a aliviar el estrés que hemos acumulado a lo largo del día. Y ese podría ser el verdadero secreto por el cual las personas que tienen el hábito de leer, pueden vivir más.
Ahora ya lo sabes, si quieres añadir años a tu vida, dedícale 15 minutos diarios a la lectura de un libro 😉
Fuentes:
Bavishi, A. et. Al. (2016) A chapter a day: Association of book reading with longevity. Social Science & Medicine; 164: 44-48.
Lewis, D. (2009) Galaxy Stress Research. Mindlab International, Sussex University.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *