Sincronización de bandadas de aves y bancos de peces

Uno de los grandes enigmas que existen en la etología (el estudio del comportamiento animal) es cómo hacen los grandes grupos para sincronizarse.  ¿Cómo deciden los grandes bancos de peces a dónde van? ¿Cómo hacen los estorninos que realizan increíbles vuelos formando fantásticas figuras en grupos de miles de ejemplares para dirigir su coreografía?

Para empezar el tema, os voy a dejar a continuación una charla del matemático Steve Strogatz sobre sincronización. En esta charla analiza la sincronización como un fenómeno que no solo podemos encontrar en los seres vivos, sino que podemos encontrar incluso a nivel subatómico. De este modo habla de la sincronización como una fuerza complementaria a la más conocida entropía o desorden.

En el caso de la naturaleza, agruparse ayuda a individuos pequeños a defenderse, a confundir al enemigo. Para explicar cómo son capaces de sincronizarse, explica cómo en realidad son solo necesarias tres reglas:

  1. Cada individuo es tan solo consciente de los ejemplares que tiene más cercanos.
  2. Todos los individuos tienen tendencia a alinearse.
  3. Todos los individuos se atraen el uno al otro, pero manteniendo una pequeña distancia entre ellos.

Además de estas tres reglas hay una regla muy simple a mayores en el caso de ataque de un depredador: escapa. En el momento en el que ataca el depredador cada individuo se aparta de éste, para enseguida volver a cumplir las tres reglas iniciales.

Nos os voy a contar más cosas del vídeo, en el que habla también de otras sincronías en la naturaleza que no afectan a bancos o bandadas y propone también unos cuanto ejemplos muy interesantes.

http://blogueiros.axena.org

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *