Aida. Dietas vegetarianas o veganas ¿Están realmente avaladas por organismos oficiales?

September 28, 2016 – Cristina Santiago

– ORGANISMOS OFICIALES QUE AVALAN LA DIETA VEGANA –

Todavía hay muchas personas que tienen dudas de que la dieta vegana BIEN PLANIFICADA esté llena de carencias nutricionales. Estas dudas se magnifican cuando hay niños de por medio. No obstante, hay muchos organismos oficiales que están a favor de una dieta vegetariana o vegana (vegetariana estricta) en cualquier etapa del ciclo vital. A pesar de que algunas personas que trabajan en el ámbito sanitario no están a favor por desconocimiento y falta de reciclaje.

Este tipo de dietas son totalmente aptos para cualquier persona incluso niños, deportistas o embarazadas.
Pasemos a enumerar los organismo oficiales que avalan este tipo de dietas.

¿Qué organismos oficiales avalan las dietas vegeterianas o veganas en cualquier etapa del ciclo vital?

1. Los Departamentos de Agricultura y Salud de EEUU respaldan desde 1995, las dietas vegetarianas en sus guías quinquenales. La última edición 2010 p. 45 dice textualmente: “En los estudios prospectivos en adultos, los patrones alimenticios vegetarianos, comparados con los no vegetarianos, se han asociado con resultados positivos en la salud, niveles menores de obesidad, reducción del riesgo de enfermedad cardiovascular y disminución de la mortalidad total.” Esta postura ha sido avalada por las Asociaciones de Dietistas y Nutricionistas de otros países tales como: Canadá, Nueva Zelanda, Australia y Reino Unido. Como veremos más adelante. (67)

2. La Junta de Andalucía y la Generalitat de Catalunya reconocen y avalan las dietas veganas. Haciendo hincapié la importancia tanto a nivel de salud, como medioambiental y la importancia ética que conlleva este tipo de alimentación (2)(6).

3. El British Medical Association (BMA) indicó: “Una dieta vegetariana o vegana bien planificada puede ser nutricionalmente adecuada” (7).

4. The Canadian Dietetic Association respalda la postura de la Asociación Dietética Americana y dice que las dietas vegetarianas adecuadamente planificadas son saludables, nutricionalmente completas, y proporcionan beneficios para la salud en la prevención y tratamiento de ciertas enfermedades. Son apropiadas para todas las etapas del ciclo de la vida, incluso durante el embarazo, la lactancia, la infancia, la niñez y la adolescencia. Las dietas vegetarianas ofrecen una serie de beneficios nutricionales, incluyendo los niveles más bajos de grasas saturadas, colesterol y proteínas de origen animal, así como mayores niveles de hidratos de carbono, fibra, magnesio, potasio, ácido fólico y antioxidantes como las vitaminas C y E y fitoquímicos. (8)

6. La postura de la Asociación Americana de Dietética del año 2009 es que: “Las dietas vegetarianas ADECUADAMENTE PLANIFICADAS, incluidas las dietas totalmente vegetarianas o veganas, son saludables, nutricionalmente adecuadas, y pueden proporcionar beneficios para la salud en la prevención y en el tratamiento de ciertas enfermedades. Las dietas vegetarianas BIEN PLANIFICADAS son apropiadas para todas las etapas del ciclo vital, incluido el embarazo, la lactancia, la infancia, la niñez y la adolescenia, así como también para los atletas.” (11, 35, 66, 67)

7. También se posicionó la Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatric) en 2003, cuando publicó en su libro Pediatric Nutrition Handbook que “ Cualquier niño puede ser vegano siempre que su dieta esté bien planeada” (9)

8. American Journal of Clinical Nutrition dijo lo siguiente: “Los científicos de la nutrición dicen que las dietas basadas en vegetales  y sólo en vegetales que incorporan los principios de equilibrio, moderación y suficiencia pueden ser nutritivas y saludables en todas las edades y etapas de la vida.” El estudio se llama “ Convergence of plant-rich and plant-only diets”(10)

9. La Asociación Dietética de Nueva Zelanda (Dietitians NZ), en 1997, avaló la postura de la Asociación Americana de Dietética sobre dietas vegetarianas. (12)

10. La Sociedad Argentina de Nutrición (SAN): “Las dietas vegetarianas adecuadamente planificadas, incluidas las dietas totalmente vegetarianas o veganas, son saludables y nutricionalmente adecuadas”(13)

11. The British Dietetic Association (BDA) publicó una hoja informativa escrita por Lynne Garton en la que se puede leer:
“Las dietas vegetarianas bien planificadas pueden ser a la vez nutritivas y saludables. Estas han sido asociadas con un menor riesgo de enfermedad cardíaca, diabetes tipo 2, obesidad, ciertos tipos de cáncer y niveles más bajos de colesterol en sangre.” (…) “Dietas vegetarianas bien planificada son apropiadas para todas las etapas de la vida. Si bien hay muchos beneficios para una dieta vegetariana, no es sólo cuestión de dejar de comer carne.”(14)

12. La Asociación Española de Dietistas-Nutricionistas (AEDN) afirman que “una dieta vegetariana bien planeada y supervisada por un dietista-nutricionista es saludable en todas las etapas de la vida. Así lo aseguraron numerosos especialistas durante la celebración del III Congreso de la Asociación Española de Dietistas-Nutricionistas (AEDN). Y es que, según estos expertos, este tipo de alimentación es sana, siempre y cuando se complemente con suplementos de vitamina B12.” (16)

13. La revista La Gaceta Médica publicó un pequeño artículo con el título “La dieta vegetariana sí, pero bien planificada y con vitamina B12” donde se hablaba del respaldo que la AEDN mostró hacia la postura sobre dietas vegetarianas de la Asociación Americana de Dietética. En él se dice lo siguiente:

El congreso de la AEDN fue el marco elegido para presentar, a nivel nacional, un documento de consenso elaborado por la Asociación Americana de Dietética sobre el vegetarianismo. Y las conclusiones son que una dieta vegetariana, incluso estricta, bien planificada, se puede llevar en todas las fases de la vida. “Es muy importante que los profesionales lo sepamos porque cada vez acude más gente a consulta a preguntar sobre las posibilidades de esta alimentación.”
“A veces tendemos a rechazar esta práctica como si fuera a conllevar deficiencias nutricionales, y no tiene por qué”, añade. Eso sí: es imprescindible una buena elección de los alimentos “porque se incurre fácilmente en una dieta deficiente”. El vegetarianismo estricto es el que más riesgos presenta, asociado con carencias de hierro, calcio y vitaminas D y B12. “Esto es especialmente importante en niños, embarazadas y mayores, pero siguiendo una dieta adecuada pueden cubrirse todas las necesidades nutricionales”, señala Marqués, que subraya la necesidad de suplementación con B12”. (17)

14. El 2 de Junio de 2010, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) afirmó en un informe titulado “Assessing the Environmental Impacts of Consumption and Production: Priority Products and Materials”, que un cambio global hacia una alimentación sin productos de origen animal es vital para salvar al mundo del hambre, de la escasez de combustible y de los peores impactos del cambio climático. El punto 2 de la página 82 del informe, dice que por motivos ecológicos se ha vuelto necesario que a nivel mundial se siga una alimentación sin productos de origen animal:

“Los impactos de la agricultura se espera que aumenten sustancialmente debido al crecimiento demográfico, el aumento del consumo de productos animales. A diferencia de los combustibles fósiles, es difícil buscar alternativas: la gente tiene que comer. Una reducción sustancial de los impactos sólo sería posible con un sustancial cambio de dieta en todo el mundo, lejos de los productos de origen animal.” (19)

15. El Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EEUU (U.S. Departament of Health & Human Services) y el Departamento de Agricultura de los EEUU (U.S. Department of Agriculture (USDA) publicaron conjuntamente la séptima edición de las “Directrices Alimentarias para los Americanos, 2010” (“Dietary Guidelines for Americans, 2010”) una guía basada en la evidencia nutricional que cuenta con una sección detallada para seguir una alimentación vegetariana estricta equilibrada adaptada a las necesidades nutricionales y donde se destacan las bondades de la dieta vegetariana estricta para promover la salud, reducir el riesgo de enfermedades crónicas y reducir la prevalencia de sobrepeso y obesidad. En esta versión de la guía, ponen más atención en las dietas vegetarianas y veganas, dedicando dos páginas completas a la nutrición vegana y vegetariana, apuntando que estas dietas tienen grandes ventajas nutricionales, además de reducir la obesidad y las enfermedades cardíacas. (20)

16. El Comité de Médicos para una Medicina Responsable (Physicians Committee for Responsible Medicine (PCRM)) es una organización no lucrativa apoyada por más de 5.000 médicos y con 100.000 seguidores, con sede en Washington DC (EEUU) apoyó los resultados de las Guías Alimentarias del Comité Consultivo del Departamento de Agricultura de los EEUU (U.S. Department of Agriculture, USDA), en las cuales se destacó el valor de la alimentación vegetariana para los estadounidenses. Aunque la alimentación vegetariana ha sido considerada como una moda, es claramente establecida como una forma eficaz de prevenir la obesidad, la diabetes y problemas de colesterol.
Se posicionaron con el siguiente comentario:
“Las personas que evitan la carne evitan el riesgo de obesidad, diabetes, enfermedades cardíacas, y ciertos tipos de cáncer; y los que además evitan los productos lácteos y los huevos son los más sanos de todos. Es bueno ver que estas dietas ahora son parte de la política federal norteamericana.” Susan Levin, Directora de Educación Nutricional del PCRM

17. En 2004, el Journal Pediatrics in Review publicó un artículo titulado “Vegan Diets in Infants, Children, and Adolescents” que dice lo siguiente:
“Múltiples expertos han concluido independientemente que las dietas veganas pueden ser seguidas por bebés y niños sin compromiso de su nutrición o crecimiento y con notables beneficios para su salud”. (22)

¿Porqué estos organismos avalan la dieta vegana?

El motivo de que estos organismos avalen este tipo de dieta que excluye productos de origen animal de todo tipo, es sencillamente por la cantidad de evidencia que se ha recopilado en estos últimos 30 años y que han visto la importancia de los alimentos a base de vegetales para prevenir o reducir el riesgo de ECNT(Enfermedades crónicas no transmisibles) entre otras enfermedades (68). Dejo a continuación una recopilación de evidencias al respecto.

ENFERMEDADES CARDIOVASCULARES

1. La dieta vegetariana está asociada a un menor riesgo de mortalidad por enfermedad isquémica cardíaca. (3, 5, 15, 18, 69)

2. Las dietas vegetarianas han sido asociadas con niveles más favorables de factores de riesgo cardiovascular y los perfiles de nutrientes de los hábitos alimentarios vegetarianos sugieren posibles razones para el riesgo cardiovascular disminuido tales como el bajo consumo de grasas saturadas y el alto consumo de fibra. (3)

3. El consumo de frutas y verduras, los granos enteros, proteína de soja y frutos secos también puede disminuir el riesgo de enfermedades cardiovasculares (ECV) por factores distintos de la reducción de los niveles de lípidos séricos. (5)

4. Los vegetarianos también consumen niveles más altos de flavonoides y otros fitoquímicos respecto a los omnívoros. Estos antioxidantes proporcionan beneficios cardiovasculares mediante la reducción de la agregación plaquetaria y la trombosis, actuando como agentes anti-inflamatorios, y mejorando la función endotelial vascular. (5)

DISLIPIDEMIA/NÍVELES DE LÍPIDOS EN SANGRE

1. El colesterol LDL (LDLc) es menor en los vegetarianos. (1, 5, 15, 66)

2. En diversos estudios el Colesterol sérico total (CT) y los triglicéridos (TG) fueron significativamente menores en los vegetarianos que en los omnívoros. (15)

3. Cuando los sujetos cambian de su dieta habitual a una dieta vegetariana, suelen experimentar una reducción en sus niveles de CT y en el LDLc. (5)

4. Los factores en una dieta vegetariana que confieren un efecto beneficioso sobre los niveles de lípidos en sangre incluyen ciertos aceites vegetales, fibras solubles, frutos secos, soja, y los esteroles vegetales (fitoesteroles). (5, 70)

5. Las dietas vegetarianas y veganas suelen ser más eficaces que otras dietas en el control de lípidos. (72)

6. Podría ser que los alimentos con alto contenido en fibra y bajo índice glucémico tengan un efecto saludable en las concentraciones de triglicéridos y la pérdida de peso que suele acompañar a la alimentación vegana también puede contribuir a la reducción en los triglicéridos. (15,72)

7. Este estudio (71) muestra claramente que una dieta vegetariana moderadamente rica en carbohidratos, rica en fibra y en consecuencia, con bajo índice y carga glucémica, esencialmente basada en el consumo de legumbres, verduras, frutas y cereales integrales, induce una reducción significativa de lipoproteínas postprandiales, en particular quilomicrones, en pacientes diabéticos tipo 2. (71)

HIPERTENSIÓN

1. La incidencia de hipertensión arterial parece ser más baja en poblaciones vegetarianas. (1, 15, 66)

2. La ingesta de frutas y verduras fue responsable de aproximadamente la mitad de la reducción de la presión arterial en el estudio DASH (Dietary Approaches to Stop Hypertension). (5)

3. Según este estudio los menores valores de presión arterial en vegetarianos parecen depender del conjunto de nutrientes que se encuentran en los alimentos de origen vegetal. (70)

DIABETES

1. La diabetes tipo 2 tiene una prevalencia del 50% en los vegetarianos en comparación con los no-vegetarianos. Estudios de intervención controlados y aleatorizados en pacientes con diabetes tipo 2 han demostrado una mayor pérdida de peso, reducción de la glucosa plasmática en ayunas, una mayor mejoría tanto en la Hemoglobina Glicosilada A1c (HbA1c) como en los lípidos en ayunas y postprandiales, además de reducción de la necesidad de uso de medicamentos para la diabetes con las dietas vegetarianas en comparación con las dietas más convencionales utilizados para tratar la diabetes. (73)

2. La evidencia de que el riesgo de la diabetes es menor en los vegetarianos es altamente sugerente. (1, 5, 66)

3. Los estudios epidemiológicos han apoyado la hipótesis que las dietas vegetarianas protegen contra la diabetes tipo 2. Estudios clínicos que investigaron el impacto de las dietas vegetarianas en los pacientes diabéticos han mostrado reducciones significativas en niveles de glucemia en ayunas, colesterol y triglicéridos en sangre. (15)

4. Un mayor consumo de alimentos de origen vegetal, tales como verduras, alimentos basados en granos integrales, legumbres y frutos secos, pero no jugo de fruta, se han asociado con un riesgo sustancialmente menor de resistencia a la insulina y de diabetes tipo 2 y mejora el control de la glucemia tanto en individuos normales como resistentes a la insulina. (5)

5. Los resultados de un meta-análisis que evaluó la relación entre la ingesta de frutas y verdura con la incidencia de DM 2 apoyan las recomendaciones para promover el consumo de vegetales de hojas verdes en la dieta para reducir el riesgo de la diabetes tipo 2.

6. varios estudios que examinaron los hábitos alimentarios y la incidencia de la diabetes tipo 2 han mostrado consistentemente que las frutas y los vegetales son componentes importantes de los patrones dietéticos asociados con una disminución del riesgo de diabetes tipo 2. (74)

7. En un meta-análisis reciente, la asociación entre menor incidencia de diabetes y la ingesta de frutas y verduras fue
más pronunciada para determinados subtipos de verduras, incluyendo verduras de raíz (zanahoria, rabanito, salsifí, apio, nabo sueco) y verduras de hoja verde (espinaca, acelga, escarola, lechuga, berro, hojas de remolacha), lo que sugiere que las personas con riesgo de diabetes pueden beneficiarse de consumir mayores cantidades de estos vegetales.(75)

8. Una dieta vegana rica en fibra, baja en grasas con una baja a moderada carga glucémica ha mejorado considerablemente el control glucémico en personas con diabetes mellitus tipo 2, con un 43% de los sujetos reduciendo la medicación para su diabetes después de 5 meses. La disminución de los niveles de HbA1C correlacionó fuertemente con la disminución en el peso corporal. (5)

9. Las conclusiones de otro estudio fueron que la dieta vegetariana baja en calorías tuvo una mayor capacidad para mejorar la sensibilidad a la insulina en comparación con una dieta para diabéticos convencional durante 24 semanas. La mayor pérdida de grasa visceral y las mejoras en las concentraciones plasmáticas de adipoquinas y marcadores de estrés oxidativo con esta dieta vegetariana pueden ser responsables de la reducción de la resistencia a la insulina. La adición de ejercicio físico aumenta aún más los mejores resultados con la dieta vegetariana. (73)

OBESIDAD

1. Los vegetarianos y en particular los veganos tienen un peso corporal más bajo que la población general. (1, 5, 15, 72, 76)

2. Los valores de IMC tienden a aumentar a medida que aumenta el consumo de carne. (5, 15)

3. El IMC es en promedio 1 a 2 kg/m2 menor en veganos y vegetarianos comparados con grupos de control no vegetarianos de igual edad y sexo. (15)

4. or otra parte, en el estudio EPIC-Oxford se demostró un aumento de peso promedio de 400 gr / año en general. Cuando la cohorte fue dividida en omnívoros, sujetos que comen pescado, veganos y vegetarianos, había un significativo menor aumento de peso en los veganos y en los que comían pescado pero no en el resto de vegetarianos en comparación con omnívoros. (15)

5. En ensayos clínicos el uso de dietas vegetarianas se asoció con reducción de peso que se conserva parcialmente en el largo plazo. (72)

6. En un estudio que utilizó una dieta vegetariana baja en grasa sin ejercicio físico en mujeres posmenopáusicas con sobrepeso, la reducción de peso promedio fue de 4,9 kg a 1 año y 3,1 kg a 2 años, ambos resultados son mayores a los cambios de peso asociados con una dieta basada en directrices del National Cholesterol Education Program. (15, 72)

7. Una dieta basada en vegetales y la incorporación del aumento de actividad física y apoyo del entorno para modificar el estilo de vida y la alimentación actual podrían hoy constituirse en una esperanza para la solución de la epidemia de obesidad. (81)

SÍNDROME METABÓLICO

1. El patrón de dieta vegetariana está asociada con un perfil más favorable de factores de riesgo metabólicos y un menor riesgo de síndrome metabólico. (78)

2. En el ambiente obesogénico del estilo de vida actual en el cual, entre otros factores, alimentos muy sabrosos con grasas y azúcares, ocultos o no, promueven en los individuos la aparición de síndrome metabólico y obesidad, las frutas y verduras con fitoquímicos antiinflamatorios pueden contrarrestar el síndrome metabólico. (77)

CÁNCER

1. Se estima que la alimentación está vinculada causalmente con aproximadamente el 30% de todos los cánceres en los países desarrollados y el 20% en países en desarrollo. (4)

2. En general, los datos epidemiológicos sugieren que la incidencia de cáncer es menor en los vegetarianos en comparación con los no vegetarianos, aunque los resultados probablemente dependan de la localización del cáncer. (15)
3. Los vegetarianos tienden a tener una tasa de cáncer en general inferior a la población general. (4-5, 35)

4. La obesidad es un factor de riesgo significativo para el cáncer en numerosos sitios, el menor IMC de los vegetarianos puede explicar en parte el menor riesgo de cáncer en comparación con los no-vegetarianos. (3-4)

5. Frutas, verduras, granos enteros y legumbres contienen una mezcla compleja de fitoquímicos que poseen una potente actividad antioxidante, antiproliferativa y protectora contra el cáncer. Por otro lado el consumo de carne roja y carne procesada está asociado de manera consistente con un aumento en el riesgo de cáncer colorrectal. (5)

6. Del análisis conjunto de los datos de 2 estudios prospectivos en el Reino Unido, llamados Oxford Vegetarian Study y el European Prospective Investigation into Cancer and Nutrition-Oxford (EPIC-Oxford) se observó un 12% menos de riesgo de cáncer en general entre los vegetarianos en comparación con los consumidores de carne después de ajustar por potenciales factores de confusión. (4)

ESTUDIOS y BIBLIOGRAFÍA:

1. Fraser GE. Vegetarian diets: what do we know of their effects on common chronic diseases? Am J Clin Nutr 2009; 89 (5)(suppl):1607S–12S.
2.http://www.juntadeandalucia.es/salud/sites/csalud/contenidos/Informacion_General/c_3_c_4_salud_andalucia_24_horas/dietas_especiales#encabezado_salud_dietas01
3. Orlich MJ, Singh PN, Sabaté J, et al. Vegetarian dietary patterns and mortality in Adventist Health Study 2. JAMA Intern Med. 2013; 173(13):1230-8
4. Tantamango-Bartley Y, Jaceldo- K, Fan J, et al. Vegetarian Diets and the Incidence of Cancer in a Low-risk Population. Cancer Epidemiol Biomarkers Prev. 2013; 22 (2): 286-94.
5. Craig WJ. Nutrition Concerns and Health Effects of Vegetarian Diets. Nutr Clin Pract. 2010; 25 (6): 613-20
6.http://canalsalut.gencat.cat/ca/home_ciutadania/vida_saludable/alimentacio/els_aliments/la_dieta_vegetariana
7. https://www.nutrition.org.uk/publications/briefingpapers/vegetarian-nutrition
8. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/12778049
9. https://books.google.es/books?id=ZiNewvsTaFwC&lpg=PA243&ots=N6DGE_X99f&dq=Pediatric%20Nutrition%20Handbook.%205th%20ed.%202003.%20vegan%20diets&hl=es&pg=PA237#v=onepage&q=Pediatric%20Nutrition%20Handbook.%205th%20ed.%202003.%20vegan%20diets&f=false
10 http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/10479241
11. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19562864
12. http://www.slideshare.net/animalrightsadvocates/n-z-d-a-vegetarian-diets
13.http://www.sanutricion.org.ar/files/upload/files/Alimentacion_Vegetariana_Revision_final.pdf
14. https://www.bda.uk.com/foodfacts/vegetarianfoodfacts.pdf
15. McEvoy CT, Temple N, Woodside JV. Vegetarian diets, low-meat diets and health: a review. Public Health Nutrition. 2012; 15 (12): 2287–94.
16. http://apps.elsevier.es/watermark/ctl_servlet?_f=10&pident_articulo=13149398&pident_usuario=0&pcontactid=&pident_revista=283&ty=11&accion=L&origen=elsevier&web=www.elsevier.es&lan=es&fichero=283v14n01a13149398pdf001.pdf
17. La Gaceta Médica, Número 175. 23-10-2006
18. Key TJ, Appleby PN, Rosell MS. Health effects of vegetarian and vegan diets. Proc Nutr Soc. 2006; 65(1):35-41.
19. http://www.unep.fr/shared/publications/pdf/DTIx1262xPA-PriorityProductsAndMaterials_Report.pdf
20. http://www.cnpp.usda.gov/dietary-guidelines
22. http://pedsinreview.aappublications.org/content/25/5/174
35. Craig WJ, Mangels AR; American Dietetic Association. Position of the American Dietetic Association: vegetarian diets. J Am Diet Assoc. 2009; 109(7):1266-82.
66. Revisión: E. B. Rodriguez ( presidente de la UVE) Julio BasultoMarset(miembro grupo de revisión estudio y posicionamiento de la Asociación Española de Dietistas Nutricionistas), María Blaquer Genovart(Consultora en Nutrición Humana y Dietética), María Teresa Comas Zamora( Profesora titular de Nutrición Facultad de Ciencias de la Salud y de Deporte. Universidad de Zaragoza) y otros Unión Vegetariana Española(UVE).” Postura Oficial de la Asociación Dietética Americana: Dieta Vegetariana
67. Francisco Ruiz Dominguez (Ruiz,F. 2011)(Dr. En Psicología de la Secretaría Gral. de Salud Pública de Andalucía).”Impacto en salud de las dietas vegetarianas. UVE.
68. Martin C, Butelli E, Petroni K, et al. How can research on plants contribute to promoting human health? Plant Cell. 2011; 23(5):1685- 99.
69. Key TJ, Appleby PN, Spencer EA, et al. Mortality in British vegetarians: results from the European Prospective Investigation into Cancer and Nutrition (EPIC-Oxford). Am J Clin Nutr. 2009; 89(5):1613S-1619S.
70. Fernandes Dourado K, de Arruda Cámara E, Siqueira Campos F, et al. Relation between dietary and circulating lipids in lacto-
ovo vegetarians. Nutr Hosp. 2011; 26(5):959-64
71. De Natale C, Annuzzi G, Bozzetto L, et al. Effects of a plant-based high- carbohydrate/high-fiber diet versus high-monounsaturated fat/low- carbohydrate diet on postprandial lipids in type 2 diabetic patients. Diabetes Care. 2009; 32(12):2168-73.
72. Barnard ND, Cohen J, Jenkins DJ, et al. A low-fat vegan diet and a conventional diabetes diet in the treatment of type 2 diabetes: a randomized, controlled, 74-wk clinical trial. Am J Clin Nutr. 2009; 89(5):1588S-1596S.
73. Kahleova H, Matoulek M, Malinska H, et al. Vegetarian diet improves insulin resistance and oxidative stress markers more than conventional diet in subjects with Type 2 diabetes. Diabet Med. 2011; 28 (5):549-59.
74. Carter P, Gray LJ, Troughton J,
Fruit and vegetable intake and incidence of type
mellitus: systematic review and meta-analysis. BMJ. 2010; 341:c4229.
76. La Dieta Vegetariana puede prevenir la Obesidad”. Diabetes Care y American Journal of Clinical Nutrition. 30/6/11. 2 et al. diabetes
75. Cooper AJ, Forouhi NG, Ye Z, et al.Fruit and vegetable intake and type 2 diabetes: EPIC- InterAct prospective study and meta-analysis. Eur 66(10):1082-92
J Clin Nutr. 2012; 77. Heber D. An integrative view of obesity. Am J Clin Nutr. 2010; 91(1):280S-283S.
78. Rizzo NS, Sabaté J, Jaceldo-Siegl K, et al. Vegetarian dietary patterns are associated with
a lower risk of metabolic syndrome: the adventist health study 2. Diabetes Care. 2011; 34(5):1225-7.
81. Key TJ, Appleby PN, Spencer EA, et al. Cancer incidence in British vegetarians. Br J Cancer. 2009; 101(1):192-7.

Cristina Santiago Nutrición

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *