Aida. Un Pequeño País Demuestra que se Puede Cambiar el Mundo y da una Lección a Todos los Gobiernos

Publicado el 25 oct. 2016

Un hombre llamado Fukuoka está revolucionando el mundo de la agricultura.
Una de sus ideas llevada a cabo por Tailandia pretende acabar con la deforestación de ese país, de una forma barata y rápida.
Este hombre ha conseguido el equilibrio entre la agricultura y la naturaleza.
En su libro “La Senda Natural del Cultivo” enseña cómo trabajar lo menos posible para obtener abundantes cosechas, sin químicos, ni abonos, ni herbicidas, sin escardar, ni podar…
Da la solución para recuperar los desiertos de todo el mundo, y convertirlos en tierras fértiles.
Esperemos que su conocimiento se extienda por todo el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *