Reuben, el portero adolescente estadounidense que se despertó del coma sin saber inglés y hablando español

http://www.alertadigital.com/

Javier Taeño.- Reuben Nsemoh es un adolescente estadounidense de 16 años que recibió una patada en la cabeza mientras que jugaba al fútbol –es portero- y estuvo tres días en coma. Hasta aquí todo normal; cualquiera puede tener un accidente de este tipo practicando un deporte, pero lo verdaderamente extraño vino cuando se despertó. El muchacho había olvidado completamente el inglés, su lengua materna, y era capaz de expresarse en un español fluido.

Tal y como contó en una radio local, él nunca ha estudiado español y la única explicación que se le ocurre es que su cerebro había retenido algunas palabras en castellano que había escuchado a otros compañeros. Pero esta recién descubierta habilidad no le ha durado mucho; a medida que se ha ido recuperando ha recobrado sus conocimientos en inglés y ha perdido la fluidez en su nuevo idioma.

Lo que le ha pasado a Reuben, los científicos lo conocen popularmente como el síndrome del idioma extranjero y desde hace años intentan desentrañar en qué consiste exactamente. No se sabe con exactitud el lugar en nuestro cerebro que está relacionado con la capacidad de aprender idiomas, pero se cree que está en el lóbulo frontal del hemisferio izquierdo, una zona conocida como el área de broca.

Cuando se produce una lesión como consecuencia de un golpe o accidente, hay otras regiones del cerebro que pueden asumir esas funciones. Lo más probable es que el área en el que Reuben tiene la

capacidad de hablar inglés resultara más dañada que el resto, por lo que pudo expresarse en español ante la imposibilidad de hablar ninguna otra lengua.

Esta capacidad inconsciente de intercambiar idiomas se llama afasia bilingüe y los que la padecen se suelen sentir más cómodos expresándose en una segunda lengua. Pero,¿realmente el joven adolescente ha mejorado su español?

Los especialistas lo tienen claro: “el manejo de ese segundo idioma se mejora porque es el único que la persona tiene disponible”. Por eso una vez que mejoró y recuperó sus habilidades con la lengua materna, perdió su fluidez con el español nuevamente

Sin embargo, cada caso es diferente y los científicos todavía tienen muchísimas preguntas por resolver en lo que se refiere al síndrome del idioma extranjero.

Reuben es un caso más, aunque el joven ya es reincidente en lo que tiene que ver con golpes en la cabeza jugando al fútbol. Es la tercera vez que le pasa y su entrenador quiere que empiece a jugar con casco. Por el momento, una vez recuperado, la principal preocupación del muchacho son las facturas del hospital.

Y es que ascienden a 200.000 dólares (más de 150.000 euros), por lo que sus amigos han empezado una campaña de crowdfunding para ayudar a la familia a pagar el costoso tratamiento. De momento ya llevan casi 15.000 dólares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *