“Queremos recuperar el tiempo familiar”: la huelga de los padres contra las tareas escolares en España

http://www.bbc.com/mundo/noticias-37866131

Estudiante
Image captionPara la Ceapa es fundamental que haya un cambio en el modelo educativo español.

“Queremos recuperar el tiempo familiar”, le dice a BBC Mundo uno de los organizadores de la “huelga de los deberes” en España.

Se trata de una convocatoria que busca que todos los fines de semana de noviembre, los niños y adolescentes en España se enfoquen en otras actividades recreativas y no en las tareas escolares.

Forma parte de la campaña “En la escuela falta una asignatura: mi tiempo libre“, de la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (Ceapa).

“Nuestro sistema educativo está cada vez más orientado a que los tiempos escolares invadan los tiempos familiares y nuestros hijos e hijas se están quedando prácticamente sin infancia ni adolescencia. Todo su tiempo está orientado a lo que pasa en la escuela y a lo que en la escuela les mandan que hagan en casa”, le dijo a BBC Mundo José Luis Pazos, presidente de CEAPA.

De acuerdo con Pazos, el objetivo de la huelga y de la campaña en general es la necesidad de un “cambio metodológico y un cambio de modelo educativo”.

“Nosotros mantenemos un sistema que desmotiva al alumno y le hace alejarse del proceso de aprendizaje”, señaló Pazos.

Se desconoce cuántas familias participarán en la convocatoria, pero Pazos asegura que la organización que preside representa a unas 12.000 asociaciones en todo el territorio español. “Estamos hablando de varios millones de familias“.

Raya

“Fines de semana sin deberes”

Ceapa ha diseñado un cartel que lleva por título: “Noviembre 2016 Fines de semana sin deberes”, en el que propone algunas de las actividades que padres e hijos pueden hacer.

Cartel de CEAPAImage copyrightCEAPA

La idea es darle prioridad a las actividades familiares y no a los deberes.

Raya

“Poco tiempo de disfrute”

La realidad que plantea la Ceapa no les es ajena a muchos padres en España, como Merche, cuya hija tiene 10 años y asiste a una escuela concertada, que es una institución educativa semiprivada.

“Yo pienso que a los niños les mandan muchas tareas y sobre todo muchos trabajos que además requieren la ayuda de los padres”, le dice Marche desde Valencia a BBC Mundo.

No se deberían repetir los ejercicios que ya se hicieron en clase

Merche, madre española

“Si yo acabo de trabajar a las 8:00 pm, llego a la casa a las 8:30 pm, mientras me pongo a ayudar a mi hija a hacer sus deberes, terminamos cenando a las 10:00 pm y acostándonos a las 11:00 pm”.

De acuerdo con Merche, los niños ya están acostumbrados a esa dinámica, pero eso no significa que no deba haber un cambio.

“Entiendo que los deberes son necesarios pero deberían ser de otra manera. Por ejemplo, no se deberían repetir los ejercicios que ya se hicieron en clase”.

Niños cruzando la calleImage copyrightAFP
Image captionAlgunos docentes creen que a los niños también se les recarga con actividades extraescolares.

“Yo sólo tengo una hija. Piensa en los que tienen tres hijos. Yo repaso los ejercicios de Ciencias Naturales, de Sociales, los que que son en valenciano… y acabo exhausta, imagina el que tenga tres niños. Realmente no sé cómo lo hacen”.

Como muchos padres, Merche siente pasa “poco tiempo de disfrute con su hija” por las tareas escolares.

“Si tienes algún plan el fin de semana, primero tienes que organizar en qué momento harán las tareas. En vez de estar disfrutando en casa otra actividad, estás haciendo los deberes con ellos”.

“Tiempo para jugar”

Raúl tiene una hija de seis años que cursa primer grado en una escuela concertada.

“A mi hija casi no le da tiempo ni para jugar”, cuenta en conversación con BBC Mundo.

Creo que los niños deberían jugar más. No digo que se eliminen las tareas, pero yo mandaría un poquito menos

Raúl, padre español

La niña va dos tardes a clases de inglés y dos tardes a hacer deporte.

“Sale del colegio a las 5:00 pm, va a sus clases extraescolares y llega a casa como a las 7:00pm a hacer sus deberes del colegio. Con seis años, dedica como mínimo una hora (diaria) a hacer sus tareas”.

Y es que aunque a la niña le gusta hacer sus deberes, lo cual es una ventaja a los ojos de Raúl, hay momentos en los que deja de ser un placer.

Criticas

Las críticas a la campaña no se han hecho esperar en España.

La Asociación Nacional de Profesorado Estatal (ANPE) emitió un comunicado en el que rechaza iniciativas de ese tipo porque “cuestionan la labor del profesorado y atentan contra la libertad de cátedra y el principio de autonomía pedagógica y organizativa de los centros educativos”.

“Las propuestas de boicot e insumisión no encajan en una buena dinámica educativa lanzando un mensaje demoledor sobre la relación profesor-alumnoque socava la autoridad del docente, atenta contra la buena convivencia escolar y en última instancia contra el rendimiento académico del alumno”, dice la organización.

La ANPE asegura que está dispuesta a participar en el debate sobre las tareas escolares, aunque cree que quizás el centro de la discusión no son las tareas sino una “conciliación” entra la vida familiar y la laboral.

Niños en la escuelaImage copyrightREUTERS
Image captionMuchos padres en España quieren que sus hijos tengan más tiempo libre.

María José es una maestra de una escuela concertada en Cádiz y se opone a la campaña.

“Yo no sé cómo lo harán en otras escuelas, pero en donde yo trabajo a los niños se les manda a casa la tarea que no terminan en la escuela. Aunque uno trata de motivarlos e insistirles que la terminen en el salón, muchos de ellos no la finalizan y se la llevan a casa. Uno no los puede obligar a que la terminen en la escuela“, le cuenta a BBC Mundo.

“Como madre también comparto la preocupación de que los niños no pasen toda la tarde haciendo tareas para que hagan otras actividades, pero ese tipo de huelgas ponen al niño en el medio, entre el profesor y la familia, y no debería ser así. Escuela y familia deben ser aliadas y trabajar juntas”.

Los beneficios de las tareas

La ANPE, por ejemplo, asegura que entre los beneficios de las tareas está el de “afianzar lo aprendido en el aula, inculcar hábito de estudio, fomentar el esfuerzo personal e incluso la organización y planificación del trabajo del alumno”.

Sin embargo, desde la Ceapa, sus bondades se ponen en tela de juicio.

“El argumento de que los deberes escolares son beneficiosos no se corresponde con la realidad porque todos los informes internacionales dicen justo lo contrario: que no aportan nada positivo y que, en muchos casos, aportan perjuicios, rompen la igualdad de oportunidades y desmotivan al alumnado”.

La defensa de las tareas escolares, señala Pazos, obedece al miedo de gran parte de la sociedad de que un cambio de paradigma vaya a desestructurar la escuela.

Más de 6 horas en España

Una niña haciendo tarea
Image captionEn Corea y Finlandia, los jóvenes indicaron que dedican menos de tres horas semanales a hacer sus tareas.

La edición de 2012 del informe PISA de educación, elaborado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), indica que en promedio los alumnos de 15 años de los países de ese grupo de naciones señalaron que pasaban casi 5 horas a la semana haciendo deberes.

Sin embargo, esa cantidad varía de país en país.

Los alumnos en Rusia, Italia, Irlanda, Polonia, España y Hungría dijeron invertir más de seis horas a la semana haciendo sus deberes escolares.

“En Shanghái, China, refirieron dedicarles 14 horas semanales, como promedio. En cambio, los alumnos de Corea y Finlandia indicaron que dedican menos de tres horas a la semana a hacer deberes”.

De hecho, el pequeño país del norte europeo ha sido ejemplo en educación para otras naciones por más de un década.

La media entre los países de la OCDE es que se dediquen unas cuatro horas semanales a las tareas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *