¿Qué es el Ego?

www.abrazarlavida.com.ar

“Buscar la perfección significa buscar la propia esencia.

¿Por qué crees que estás fuera de lo que te sucede? ¿A qué se debe que ves tus asuntos y el mundo que te rodea como si no tuvieran que ver contigo? ¿Por qué te sientes insuficiente, inadecuado, imperfecto, y buscas completarte con los demás, con los bienes materiales, con la lectura, con lo que sea? Porque estás manejado por el Ego. ¿Y qué es el famoso Ego?

En palabras simples, es eso que llamas “Yo”: “yo soy Juan, trabajo en tal lado, tengo esta familia, me gusta tal cosa y me cuesta tal otra, tengo un auto, etc.”. Es eso que te define y con lo cual te identificas: “yo soy bueno, generoso, celoso, esforzado, malhumorado”. En otra perspectiva, el Ego es una herramienta del Alma. Aquí, vamos abriendo el panorama. Tú eres un Espíritu (una chispa de Dios/Diosa), que tiene un Alma (un Ser único que organiza sus experiencias en múltiples dimensiones en su travesía como co-creador), que tiene un Ego (un instrumento operativo en este planeta). 

¿Qué implica este Ego? Al manifestarse a través de un cuerpo, éste lo condiciona de muchas formas:
• tiene miedo de las enfermedades y de la muerte (el cuerpo se desintegra, el alma es eterna);
• se siente separado, ya que considera al “otro” como un sujeto distinto y alienado de sí mismo;
• está limitado, porque el cuerpo tiene ciertas restricciones que no puede superar;
• se considera una entidad solamente física porque los sentidos (sobre todo la vista) así lo muestran, por lo que separa lo material y lo espiritual;
•  por definición, siempre le falta algo, por lo que busca la perfección, la completitud, la valoración en el afuera;
• como no está conectado a la fluidez y abundancia del Universo, logra sus metas a través del control, el esfuerzo y la lucha;
• cree, por la sociedad en la que vive, que sólo tiene esta vida y luego o no hay nada o hay un mundo espiritual que lo enjuiciará por lo que hizo en esta única vida.

El Ego, al ser operativo, sólo sabe HACER, ya que el SER es dominio del Alma. Esto significa que, cuando se presenta un inconveniente, tu Ego cree que vino de afuera, ya que no se sabe parte de un Todo, no cree que atraiga según su vibración, se ve separado y débil frente a la magnitud de lo que lo rodea. Entonces, busca desesperadamente qué hacer, cómo salir de ese problema y, generalmente, es exitoso en términos de moverse y escapar de lo que lo lastima. Lo que no ve es que solamente está agrandando el problema, emparchando la situación, dificultando el proceso.

¿Cuándo saldrás de este círculo vicioso? Cuando despiertes a esta verdad, cuando seas conciente de que eres un Ser espiritual en una experiencia humana. Mientras continúes dormido, repetirás incesantemente los juegos del Ego, los que aprendió en la infancia. Tus Niños Internos (o los traumas que atravesaste, o los Aspectos que surgieron de ellos -como los quieras considerar-) son las formas en que el Alma organiza sus aprendizajes en esta encarnación. Por eso, son tan persistentes e intensos.

Al ser emocionalmente resistentes, crees que no puedes con ellos, te sientes vulnerable y te llenas de defensas para protegerte del dolor y la fragilidad. Sin embargo, cuando puedes enfrentarlos y considerarlos como esas maravillosas oportunidades de expansión y creatividad que son, iluminas esas sombras y accedes a fuentes de amor, poder y serenidad inimaginables… las del Alma.

¿Qué es el Ego?

Tu Ego no arreglará nada porque no es su función hacerlo; tu Ego no te llevará a la sencillez y la paz que sólo la aceptación y la confianza en un Universo amable te mostrará; tu Ego y sus problemas no son más fuertes que tú. Cuando identifiques cuál es tu matriz de aprendizaje y la veas como el origen de tu crecimiento y expansión, te abrirás a un potencial increíble. Sabrás que, así como te pusiste los desafíos antes de entrar a esta encarnación, también pusiste todas las soluciones (psicológicas, económicas, relacionales, etc.) para superarlos y vivir en continua creación. Y, te aseguro, ellas están al alcance de tu mano.

Eres un Ser pleno de recursos que crea su mundo de adentro hacia fuera. Eso que ves como tu problema es tu solución. Esa fragilidad que sientes es tu poder. Ese sueño de una vida distinta es tu verdadera vida. Tu cuerpo es una metáfora: abre los ojos por primera vez y aprecia la magnitud de tu existencia, de Todo Lo Que Es. Abraza la Vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *