Hallan un importante asentamiento del Imperio Acadio en el norte de Irak

http://terraeantiqvae.com/profiles/blogs/hallan-un-importante-asentamiento-del-imperio-acadio-en-el-norte-

Foto: Arqueólogos de la Universidad de Tubinga realizando trabajos de excavación en Bassetki, Irak, a tan sólo 45 kilómetros del territorio dominado por el Estado Islámico.
Un equipo de arqueólogos del Instituto de Estudios de la Antigüedad de Oriente Próximo (IANES) de la Universidad de Tubinga ha descubierto una gran asentamiento de la Edad de Bronce, no lejos de la ciudad de Dohuk, en el norte de Irak. Los trabajos de excavación han demostrado que dicho asentamiento, que es ahora el hogar de la pequeña localidad kurda de Bassetki, en la región autónoma de Kurdistán, fue establecido en el año 3000 a.C. y fue capaz de florecer durante más de 1200 años. Los arqueólogos también han descubierto estratos que datan de la época del Imperio Acadio (2340-2200 a.C.), el cual se considera como el primer imperio mundial en la historia humana.
Los científicos, encabezados por el profesor Peter Pfälzner, de la Universidad de Tubinga, y el Dr. Hasan Qasim, de la Dirección de Antigüedades en Dohuk, llevaron a cabo los trabajos de excavación en Bassetki entre agosto y octubre de 2016. Como resultado, han sido capaces de adelantarse a los trabajos de construcción de una autopista en la zona.
La importancia del antiguo asentamiento se puede ver a partir de los hallazgos descubiertos durante los trabajos de excavación. La ciudad ya tenía una muralla que recorría la parte alta de la misma, a partir de aproximadamente del año 2700 a.C. en adelante, con el fin de proteger a sus habitantes de los invasores. Otras grandes estructuras de piedra fueron erigidas alrededor del 1800 a.C.
Los investigadores también hallaron fragmentos de tablillas cuneiformes asirias que datan de alrededor del 1300 a.C., lo que sugiere la existencia de un templo dedicado al dios mesopotámico del trueno y la lluvia, Hadad. Tembién se ha constado la existencia de un poblado, de alrededor de un kilómetro de longitud, fuera del centro de la ciudad. Mediante el uso de mediciones de resistencias geomagnéticas, los arqueólogos descubrieron indicios de una extensa red de carreteras, varios distritos residenciales, grandes casas y una especie de edificio palacial que datan de la Edad del Bronce. Igualmente se ha verificado que los residentes enterraban a sus muertos en un cementerio fuera de la ciudad. El asentamiento estaba conectado con las regiones vecinas de Mesopotamia y Anatolia a través de un camino que data de alrededor de 1800 a.C.
Bassetki fue conocida en el pasado por el público en general debido a la “estatua Bassetki” (derecha), la cual fue descubierta por casualidad en 1975 en tal localidad. Se trata de un fragmento de una figura de bronce del dios-rey acadio Naram-Sin (2250 a.C.). La misma fue robada del Museo Nacional de Bagdad durante la guerra de Irak en 2003, pero más tarde fue redescubierta por soldados estadounidenses. Aunque hasta ahora los investigadores no han sido capaces de explicar el lugar exacto de su hallazgo, han podido verificar su hipótesis de que un importante enclave de la cultura acadia pudo haber estado ubicado en el lugar.
Si bien el lugar de excavación está a tan sólo 45 kilómetros del territorio controlado por el Estado Islámico, ha sido posible llevar a cabo el trabajo arqueológico sin interrupciones. “La protección de nuestros empleados es siempre nuestra principal prioridad. A pesar de la proximidad geográfica al territorio dominado por el Estado Islámico, hay una gran seguridad y estabilidad en las áreas autónomas kurdas de Irak”, dice el profesor Peter Pfälzner. El equipo de investigación, formado por 30 personas, estuvo alojado en la ciudad de Dohuk, a solo 60 kilómetros al norte de Mosul, durante los trabajos de excavación.
Foto: Trabajos de excavación en una carretera de la Edad del Bronce en las afueras fuera de la localidad de Bassetki, Irak. Crédito de la imagen: Peter Pfalzner.
En otro proyecto que está siendo dirigido por “ResourceCultures“, el equipo de Pfälzner ha completado una inspección arqueológica del territorio en la zona que rodea Bassetki hasta las fronteras de Turquía y Siria de 2013, y de este modo 300 yacimientos previamente desconocidos han sido descubiertos. Las excavaciones y los trabajos de investigación en la región continuarán durante el verano de 2017. “El área alrededor de Bassetki está demostrando ser una inesperada región culturalmente rica, la cual estaba ubicada en el cruce de vías de comunicación entre Mesopotamia, Siria y las culturas de Anatolia, durante la Edad de Bronce. Por lo tanto, estamos planeando establecer en la región un proyecto de investigación arqueológica a largo plazo en conjunto con nuestros colegas kurdos”, aduce Pfälzner. Los trabajos de excavación está siendo financiados por la Fundación Fritz Thyssen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *