Descubren una ciudad perdida en Irak, correspondiente a la «primera civilización» en el planeta

Descubren una ciudad perdida en Irak, correspondiente a la «primera civilización» en el planeta

Arqueólogos han descubierto una ciudad de la Edad del Bronce cerca de Dohuk en el norte de Irak.
Según informó el sitio científico ScienceDaily, utilizando las mediciones de resistencia geomagnética, los arqueólogos descubrieron indicios de una amplia red de carreteras, varios distritos residenciales, grandes casas y una especie de edificio palaciego que data de la Edad del Bronce.
 Los arqueólogos han descubierto la evidencia de una antigua muralla de la ciudad y un templo que creían que estaba dedicado al antiguo dios mesopotámico del clima Adad.
Según los informes, la antigua ciudad se estableció en algún momento alrededor de 3.000 a.C.
 El análisis reveló que la ciudad floreció por más de 1.200 años, y hay evidencia que apoya que fue ocupada durante el período del Imperio Acadio (2340-2200 BCE).
Los científicos encabezados por Peter Pfälzner de la Universidad de Tübingen y Hasan Qasim del Departamento de Antigüedades de Dohuk realizaron la excavación en Bassetki entre agosto y octubre de 2016.
 Como resultado, pudieron evitar la construcción de una carretera donde se encuentra la ciudad, Previniendo posibles daños a los hallazgos históricos..
Pfälzner, quien dirigió la última excavación, dijo: «El área alrededor de Bassetki está demostrando ser una región cultural inesperadamente rica, que se situó en el cruce de caminos de comunicación entre las culturas Mesopotámica, Siria y Anatolia durante la Edad del Bronce.
 Por lo tanto, estamos planeando establecer un proyecto de investigación arqueológica a largo plazo en la región conjuntamente con nuestros colegas kurdos».
 Durante las excavaciones, los arqueólogos descubrieron una serie de objetos interesantes que les ayudaron a comprender la importancia de la antigua ciudad.
 Según informes, hace unos 2.700 años, esta antigua ciudad tenía un enorme muro que protegía a la ciudad de los invasores.
Además, los arqueólogos descubrieron grandes estructuras de piedra que se erigieron alrededor de 1.800 a.C.
Los investigadores también encontraron fragmentos de tablillas cuneiformes asirias que datan de más de 3.000 años y sugieren la existencia de un templo dedicado al dios del clima de Mesopotamia, Adad.
 «Aunque el sitio de excavación está a sólo 45 kilómetros del territorio controlado por el Estado Islámico, fue posible realizar el trabajo arqueológico sin ningún tipo de alteración», señalaron los arqueólogos.
 «Nos quedamos en la ciudad de Dohuk, que está a sólo 60 kilómetros al norte de Mosul, durante la excavación».
El Imperio Acadio era un gran reino de Mesopotamia formado de las conquistas de Sargón de Acadia.
Busto de Sargón de Acadia o Sargón de Acad, también conocido como Sargón el Grande (en acadio Sharrum-kin, ‘rey legítimo’, ‘rey verdadero’).
Mantuvo su máximo esplendor entre los siglos XXIV y XXII a.C., en el que estuvieron en el poder cinco monarcas: el propio Sargón, sus hijos Rimush y Manishutusu, su nieto Naram-Sin y su hijo Sharkalisharri, que gobernó un total de 141 años.
 Los dominios del Imperio Acadio se extendieron a toda la cuenca de los ríos Tigris y Euphrates, Elam, Siria y según inscripciones antiguas aún más hacia Líbano y la costa mediterránea.
Excavaciones en la parte este del montículo, donde se hallaron varios fragmentos de tablillas con escritura cuneiforme.
Según las inscripciones, el antiguo imperio Acadio incluso hizo incursiones en Anatolia, y el interior de las montañas Zagros.
Además, el Imperio controlaba las rutas comerciales en el Golfo Pérsico hacia Magan (posiblemente Omán) y la región del Valle del Indo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *