“Dar sentido a lo que poseemos” Omraam Mikhaël Aïvanhov.

Resultado de imagen

www.prosveta.com

Habitáis una casa, un apartamento, y cada día utilizáis diferentes objetos. ¿Acaso habéis pensado en consagrarlos?
«¿Y – diréis – por qué consagrarlos?» Para que estos lugares, estos objetos, actúen favorablemente sobre vosotros.
¡Se os han dado tantos medios para poner en marcha fuerzas armoniosas, benéficas, que vengan a sosteneros interiormente!
Pero, como antes de perteneceros a vosotros, esta morada o estos objetos pueden haber recibido improntas negativas, para neutralizarlas haced con el pensamiento un trabajo de limpieza invocando sobre ellos los poderes de la pureza y de la luz. Una vez purificados, exorcizados, podéis consagrarlos a una virtud, a una entidad celestial, pidiéndole que venga a habitar este lugar o a impregnar estos objetos.
Una morada, unos objetos que hayáis bendecido, consagrado, ejercerán una buena influencia sobre vosotros, sobre vuestra familia, sobre la salud de vuestros hijos. Y después, esforzaos por seguir en este mismo estado de ánimo. No os digo que entréis en vuestra casa como en un templo, ni que utilicéis los aparatos y utensilios de la vida cotidiana como si fuesen objetos sagrados. Solamente llamo vuestra atención sobre las consecuencias que puede tener vuestro estado interior sobre los seres y objetos que os rodean. Debemos tratar de dar siempre un poco más de valor y de sentido a lo que poseemos y a lo que hacemos.”

***

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *