“Ese no es nuestro trabajo”: la policía de Los Ángeles no colaborará con las deportaciones anunciadas por Donald Trump en Estados Unidos

http://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-37989893

Charlie BeckImage copyrightAP
Image captionEl jefe del Departamento de Policía de Los Ángeles expresó su determinación en seguir con la política de no parar a la gente únicamente para determinar su estatus migratorio.

Los agentes de policía de Los Ángeles no pararán a nadie sólo para determinar su estatus legal en Estados Unidos.

Es una política arraigada de hace tiempo en el Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD, por sus siglas en inglés), pero el jefe del departamento, Charlie Beck, consideró necesario recordarlo esta semana.

“No tengo pensado hacer nada diferente”, declaró Beck. “No nos vamos a involucrar en actividades de aplicación de la ley que se basen únicamente en el estatus migratorio de una persona.

No vamos a trabajar conjuntamente con el Departamento de Seguridad Nacional en los esfuerzos de deportación. Ese no es nuestro trabajo y no lo convertiré en nuestro trabajo”.

La aclaración de Beck se produce en un contexto de miedo y preocupación ante los planes del presidente electo para deportar hasta tres millones de indocumentados con antecedentes judiciales.

Protestas en Los ÁngelesImage copyrightAFP
Image captionLas protestas se suceden en Los Ángeles, California, desde la victoria de Donald Trump en las elecciones presidenciales del 8 de noviembre.

La Orden Especial 40

El LAPD se ha distanciado de las políticas de migración federales desde hace décadas.

De hecho, se rige bajo la Orden Especial 40 firmada en 1979 por el entonces jefe del departamento Daryl Gates que prohíbe a los agentes iniciar contacto con una persona sólo para determinar si está en el país de forma legal.

Además de seguir esta orden, bajo el mandato de Beck el departamento dejó de entregar personas arrestadas por delitos menores a los agentes federales para su deportación.

Tampoco obedeció peticiones federales para que el departamento entregara a presos que pudieran ser “deportables” después de cumplir su sentencia.

El jefe del LAPD dijo que su personal está hablando con líderes comunitarios para escuchar sus preocupaciones sobre la aplicación de la política migratoria.

Protestas en Los ÁngelesImage copyrightAFP
Image captionEl LAPD expresó en Twitter su respeto al derecho de la ciudadanía a la protesta pacífica.

“Este es el mismo LAPD que tenían ustedes el lunes de hace una semana”, expresó Beck.

“No hemos cambiado por las elecciones del martes. Tenemos los mismos principios. Tenemos los mismos valores. Esto no va a cambiar la forma en que el departamento aplica la ley”.

Solidaridad de las autoridades

Las autoridades locales de Los Ángeles también intentan aliviar algunas de las preocupaciones de la población y reiteran su apoyo a los inmigrantes que residen en la ciudad.

En una reunión celebrada el pasado viernes en la sede de la Coalición para los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Ángeles (Chirla, por sus siglas en inglés), el alcalde de la ciudad, el demócrata Eric Garcetti, dijo que su gobierno local cuestionará las decisiones de Trump sobre inmigración.

“Si el primer día de Trump como presidente vemos algo que es hostil a nuestra gente, hostil a nuestra ciudad, malo para nuestra economía, malo para nuestra seguridad, hablaremos alto, actuaremos y responderemos“, declaró Garcetti.

Estrella de Trump en el Paseo de la Fama de HollywoodImage copyrightREUTERS
Image captionLa estrella de Donald Trump en el Paseo de la Fama de Hollywood ha sido atacada en distintas ocasiones durante este proceso electoral.

También se pronunció sobre la Orden Especial 40:

“Nuestros agentes de ley y del LAPD no van por ahí pidiéndole a la gente sus papeles y no deberían hacerlo”, señaló. “Ese no es el papel de nuestro equipo local de ley y orden”.

Implicación de la oficina del alguacil

Desde la oficina del alguacil del condado de Los Ángeles también hubo declaraciones sobre lo que está sucediendo,

El portavoz Jeff Scroggin manifestó que es demasiado pronto para decir cómo reaccionarán los agentes del alguacil respecto a los cambios que se le pidan desde el gobierno de Trump.

Mientras tanto, añadió, los agentes del sheriff que patrullan el condado continuarán con su práctica de tratar por igual a todos los residentes, sin importar su origen.

“Sólo queremos que la gente dé un paso al frente para que tengamos una comunidad mejor. No importa si son inmigrantes o si están inmersos en el proceso hacia la ciudadanía”, detalló Scroggin.

“Sea lo que sea, queremos escucharlos. No queremos que no colaboren. Es importante que mantengan segura la comunidad. Nunca preguntamos por el estatus migratorio”.

Policía de Los ÁngelesImage copyrightRINGO CHIU
Image captionLa Orden Especial 40 prohíbe a los agentes de policía de Los Ángeles iniciar contacto con una persona sólo para preguntarle por su estatus legal en Estados Unidos.

Protestas diarias

Más de un millón de los 11 millones de indocumentados que se calcula viven en todo el país residen en el condado de Los Ángeles, según el Instituto de Política Migratoria.

Tras la victoria de Donald Trump en las elecciones presidenciales del pasado 8 de noviembre, las protestas se suceden a diario en Los Ángeles.

Si bien en estas manifestaciones hay despliegue de agentes policiales para evitar que se conviertan en marchas violentas, el LAPD ha expresado en sucesivos tuits su respeto al derecho de la ciudadanía a la libre expresión

Por su parte, el distrito escolar unificado de Los Ángeles ha puesto en marcha un servicio de asesoría para los estudiantes que estén preocupados de que los deporten a ellos o a sus padres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *