Aida. Dentro de un Aberrante Culto Satánico

Por todo el mundo, casos de cultos Satánicos que crecen como hongos en la humedad se dan y no son reportados. Las investigaciones solo colocan a los mandos bajos en prisión mientras los dirigentes son dejados en la impunidad por un asunto de secretismo. Tal es el caso de Annabelle Forest, quien desde pequeña fue abusada por su propia madre y por el lider del culto visible, Colin Batley, quienes recibieron 11 y 12 años de prisión. Ellos basaban su culto en el Libro de la Ley del Francmasón Grado 33 Aleister Crowley.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *