¿FUÉ ASESINADO EMILIO BOTÍN?

Ésa es la tesis que publicaba el martes el Diario de Cartagena, haciéndose eco de una querella presentada ante el Juzgado Central de Instrucción número 1 de Madrid y que ha sido silenciada por los medios oficialistas, dada la magnitud del escándalo que podría provocar al ponero al descubierto el mafioso funcionamiento de las más altas estructuras políticas y financieras de España (recordemos el presunto y misterioso suicidio de Miguel Blesa, otro magnate conocedor de muchos secretos del poder político del país). Según dicha querella, Emilio Botínno falleció por un infarto en su domicilio de Somosaguas sino que fue asesinado en su propio despacho de la Presidencia del Banco de Santander de la Ciudad Financiera de Boadilla del Monte.

No solo presidía el primer banco del país. Era, de hecho,
el gobernante no electo que regía el destino de España

Esta es la afirmación recogida literalmente en la querella presentada en el Juzgado Central de Instrucción número 1 de Madrid por el letrado Carlos Javier Sánchez-Seco Vivar, que podría hacer tambalear las más altas estructuras políticas y financieras de España pues considera (entre otros) a la actual presidenta del Banco de Santander Ana Patricia Botín y a su madre, la viuda del banquero Paloma O´Shea, encubridoras y, posiblemente inductoras, del asesinato de Emilio Botín llevado a cabo por el narco Jesús Samper Gaviria y los responsables de seguridad del Banco Carlos Martínez, Carlos Rubio y José Manuel García Entrena.

Precisamente los querellados, además de Ana Patricia Botín y su madre, Paloma O´Shea, son Jesús Samper, Carlos Martínez, Carlos Rubio y José Manuel García Entrena.

Ana Patricia Botín, hija y heredera del
magnate e inductora de su asesinato,
según la querella

La querella sostiene que el banquero había solicitado, poco antes de su fallecimiento, el divorcio de Paloma O´Shea, llegando a facilitarle una lista con todos los bienes que le corresponderían tras la separación que, pretendía, fuera de mutuo acuerdo. El motivo de la separación de una relación en la que ya no existía convivencia conyugal desde hace muchos años, sería la voluntad de Botín de contraer matrimonio con su amante Ana María Sánchez Corral. Además, el banquero pretendía dedignar a su hijo, Javier Botín O´Shea (hermano de la actual presidenta) como presidente del banco y había manifestado, en multitud de ocasiones, que estaba mucho más preparado que su hija. La relación entre Emilio Botín y María Sánchez del Corral, directora de Márketing Corporativo y Marca del Banco de Santander, era absolutamente pública y no se trataba de ninguno de los devaneos amorosos anteriores que se le habían atribuido al principal banquero del país. De hecho, sus planes de boda eran públicos y fueron dados a conocer por el periódico digital Vozpópuli el 30 de octubre de 2.014.

Así las cosas (siempre según la referida querella) la viuda del banquero y la presidenta del Banco de Santander, Patricia Botín, urdieron un plan para la desaparición de Emilio Botín que acabó consumándose con el asesinato del “patrón” de la banca española, la noche del 9 de septiembre de 2014, entre las 21 y las 21.30 horas, en su despacho de la Presidencia situada en la Ciudad Financiera que el Banco de Santander posee en Boadilla del Monte, una Ciudad Financiera completamente vallada y rodeada de las más avanzadas medidas de seguridad.

La querella afirma que Jesús Samper, narcotraficante colombiano que mantendría una relación extramatrimonial desde hace años con la presidenta del Banco de Santander, había sido amenazado por Emilio Botín que quería terminar con esa relación y le había obligado a abandonar España. Samper, con la colaboración de los miembros de seguridad de la Ciudad Financiera del Banco de Santander, asesinó a Botín, que era diabético, inyectándole alguna sustancia (mortal de necesidad). Samper, miembro de uno de los cárteles colombianos de droga más importantes, llamó a su amante Ana Patricia Botín nada más ejecutar el asesinato, para que regresara desde Londres. La actual presidenta del Banco de Santander (siempre según la querella presentada en el Juzgado de Instrucción número 1 de Madrid), voló de inmediato -en avión privado- desde cuya cabina contactó con el abogado del estado Rodrigo Echenique, uno de los muchos trabajadores públicos al servicio de la entidad financiera, y le ordenó que preparara de inmediato una reunión para ser nombrada presidenta del Banco.

Así las cosas, Ana Patricia Botín llegó a la sede de la Ciudad Financiera de Boadilla del Monte alrededor de la una de la madrugada y se improvisó, en el despacho contiguo a donde yacía cadáver Emilio Botín, un Consejo Extraordinario al que asistieron la propia Ana patricia Botín, el vicepresidente primero del Banco de Santander, Fernando de Asúa Álvarez, el secretario general Ignacio Benjumea, el abogado del Estado Rodrigo Echenique y una quinta persona sin identificar que, además, grabó con su teléfono móvil la citada reunión. De este modo (afirma la querella firmada por el letrado Sánchez-Seco Vivar) cuando Emilo Botín hijo, llega a la Ciudad Financiera de Boadilla del Monte acompañado de David Gutiérrez (jefe de gabinete y hombre clave de Emilio Botín padre), Ana Patricia Botín ya ha sido designada presidenta del Banco de Santander en la reunión de gobierno con el cuerpo presente del banquero. Emilio Botín hijo, nada más llegar, presencia como un furgón funerario traslada en secreto el féretro del banquero hasta su domicilio conyugal en Somosaguas, desde donde se informa a los medios de comunicación que, sobre las 8,30 de la mañana, ha fallecido Emilio Botín en su casa tras sufrir un infarto mortal.

María Sánchez del Corral, con quien Emilio Botín contaba
con casarse

Cuando Ana Patricia Botín O´Shea accedió a la presidencia del Banco de Santander, una de sus primeras decisiones ejecutivas fue el despido de la Directora de Márketing Institucional y amante de su padre, María Sánchez del Corral.

La querella presentada por la procuradora Ana Isabel Sánchez Riado ante el Juzgado Central de Instrucción número 1 de Madrid, supone un golpe en la línea de flotación del Banco de Santander, en un momento muy complicado para la entidad primera entidad financiera de España ya que que se enfrenta a la demanda de más de 300 accionistas por la quiebra del Banco Popular. Debemos recordar que el Banco Popular, tras ser rescatado por el Gobierno, fue vendido al Banco de Santander por el precio simbólico de un euro. Los demandantes, 315 en la actualidad, consideran que Ana Patricia Botín se habría enriquecido de manera injusta e ilegal con la compra del Banco Popular cuyo precio, según los demandantes, era muy superior al irrisorio euro que pago el Banco de Santander por su compra. Según el despacho de abogados Jausas, representante legal de los demandantes, el precio real del Banco Popular superaría los mil trescientos millones de euros que capitalizaba el día antes de su intervención. Con esta situación debe lidiar Ana Patricia Botín, la cuestionada presidenta de la primera entidad financiera de España que ahora debería enfrentarse, además, a una querella por complicidad en el asesinato de su padre y por irregularidad en el acceso a la presidencia del banco. Toda una trama digna de una novela negra.

(Fuente: http://latribunadecartagena.com/)

http://astillasderealidad.blogspot.com.es/2017/11/fue-asesinado-emilio-botin.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.