EL RETORNO DE LOS BRUJOS

La colección otros Mundos de Plaza y Janés, significó un antes y un después en la divulgación de las tesis alternativas.

Buena parte de estos libros no se han digitalizado, y poco a poco van desapareciendo de Las Bibliotecas al no ser demandados por desconocimiento de los lectores.

Sin duda una colección imprescindible para comprender la evolución histórica de nosotros mismos, de buscar respuestas a esas preguntas que el día a día se empeña en ocultarnos.

maestroviejo

HACER CLIC EN LA IMAGEN

El vínculo en la imagen sólo será válido durante 4 días

Bergier y Pauwels, ¿qué pretendían demostrar con su obra? Proponen que la realidad podría ser mucho más compleja de lo que suponemos o imaginamos, y que nuestra percepción de los hechos y nuestro juicio acerca de lo verdadero y de lo falso podrían estar sesgados por todos los estándares, concepciones y teorías convencionales establecidos. Lo que nos parecería falso, anormal o fantástico podría ser simplemente lo que no cabe en la manera convencional de ver las cosas. Y, desde ese punto de vista, sería mejor apartarlo, olvidarlo: condenarlo, como diría Charles Fort.

Lo que proponen Bergier y Pauwels en su obra es que el lector se libere de prejuicios, de teorías y concepciones caducas y vuelva a mirar directa y valerosamente a los hechos cara a cara, uno a uno, por fantásticos que resulten, antes de decidir con cuáles quedarse. «No nos lo creemos todo», escribieron, «pero creemos que todo debe ser examinado». Lo fantástico sería entonces lo que queda tras el velo de las apariencias del sentido común y el saber oficial.

El «realismo fantástico» era para sus promotores una suerte de realismo superior o superrealismo, una síntesis integradora de poesía y ciencia capaz de develarnos visiones nuevas e importantes que hasta ahora se ocultaban en las sombras. En las páginas de El retorno de los brujos se dan cita personajes tan diversos como el biólogo J.B.S. Haldane, el jesuita Teilhard de Chardin, Arthur Clarke, H.P. Lovecraft, Jorge Luis Borges o Gustav Meyrink.

La obra de Bergier y Pauwels ha servido, desde entonces, como base para todo un género de libros de realismo fantástico, astroarqueología o exoarqueología, que son disciplinas no académicas que tratan de establecer los orígenes y la historia de la humanidad desde la creencia de que en el pasado existieron civilizaciones tecnológicas muy avanzadas, que probablemente tuvieron inicio en la intervención de seres procedentes de otros mundos. Podríamos catalogarlos como los pioneros en este género, al que luego se unirían otros autores. Más allá de lo sugerente de su título, El retorno de los brujos no tiene nada que ver con un recetario de brujería o una exposición de doctrinas sobrenaturales.

En primer lugar, está escrito en colaboración entre Louis Pauwels, un serio estudioso del esoterismo, y Jaques Bergier, un “humanista” del renacimiento en la Francia del siglo XX y uno de los primeros en estudiar la energía atómica y la física cuántica en su país. Por otro lado,

El retorno de los brujos no plantea ningún tipo de doctrina ni dogma, sino más bien una serie de temas y datos en los que basan una serie de hipótesis, que pretenden producir un cambio en el pensamiento occidental, desde el cartesianismo hasta el concepto de “realidad” y positivismo. Su primer publicación es de 1960, década que inauguraría cuestionamientos de muchas “verdades“. Principalmente, los autores plantean un método de trabajo, que es el del “realismo fantástico”, o sea, la asunción de un total desapego de todas las restricciones mentales a la hora de considerar los hechos con mentalidad “científica” o “racional”, no limitando la realidad a lo admisible por las normas vigentes. Su tesis está basada en la gran capacidad de exceder las leyes aceptadas por parte de los seres humanos. Sus ideas se basan en que los más grandes descubrimientos y avances en la civilización se deben a quienes siguieron investigando más allá de lo permitido por las convenciones y normas vigentes .

A esta idea se añade una mentalidad emancipada de los valores occidentales de la ilustración y la falacia del progreso histórico, aunando la capacidad del pensamiento mítico, simbólico y analógico del considerado, muchas veces erróneamente como “primitivo”, con la proyección a un conocimiento de la técnica y la naturaleza atribuible a “seres del futuro”. Con esta metodología se analizan, desde una visión desmitificadora y no peyorativa, fenómenos por lo general dejados al cuidado de supuestos charlatanes por la ciencia, aunque esta les deba mucho, como la alquimia, las sociedades secretas o las civilizaciones desaparecidas.

2 comentarios en “EL RETORNO DE LOS BRUJOS

  1. ¿Sabes quiénes somos? Sé lo que sientes por nosotros. Sé cómo reaccionas al oír nuestro nombre. Un resorte se activa en tu interior y nos niegas, nos odias, nos calumnias. Te damos miedo, porque te han enseñado a rechazarnos. Nos marginas y nos apartas por lo que te han contado otros de nosotros. 
    Te han dicho que somos unos locos, que hemos hechizado a los hombres, que los que nos apoyan son gente sin corazón, dominada por la violencia y el odio, que somos falsos, mentirosos, embaucadores, malignos, desligados de todo aquello que es bueno y humano. 
    Y sin embargo, sientes curiosidad por nosotros. Porque no sabes quiénes somos. Porque te han entrenado para huir, aunque no sabes a ciencia cierta de qué huyes. ¿Por qué no te acercas y nos miras? ¿Por qué no te atreves a vernos tal como somos? Habla con los que saben de nosotros, con aquellos que están familiarizados con nuestra esencia. Entonces podrás decidir por ti mismo si nos odias de verdad. 
    Podrás razonar la causa de tu rechazo, de tu discrepancia, de tu ira. Si en verdad somos tu enemigo, tu deber es conocernos. Sin embargo, no lo haces. ¿Tienes miedo de descubrir que somos peor de lo que crees? No. Tienes miedo de descubrir que tenemos más cosas en común de las que piensas. Pues no temas. 
    Piensa por ti mismo y elige tu propio camino. Si vas a luchar contra nosotros, hazlo con coherencia. Pero si lo único que te impide estar a nuestro lado es que temes caminar con nosotros y quedarte solo, no debes dudar. Los que nos acompañan no son muchos, pero son libres y leales. Encantados de conocerte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *