¿Qué cambio climático? Un supervolcán podría estar detrás del deshielo antártico

Los científicos revelan una fuente de calor geotérmica conocida como plumas mantélicas bajo la superficie de la Antártida.

El descubrimiento, hecho por los investigadores de la NASA, podría explicar por qué la capa de hielo se ha estado derritiendo progresivamente y también podría ser un factor contribuyente de la inestabilidad de la capa de hielo de hoy.

Foto de satélite de la Antártida

Esta pluma mantélica produce casi tanto calor como el supervolcán de Yellowstone y parece estar derritiendo parte de la Antártida Occidental desde abajo.

Las plumas mantélicas llevan el material caliente hacia arriba desde el interior de la Tierra y proporcionan magma para las erupciones volcánicas. El área sobre la pluma se conoce como punto caliente.

Los investigadores Helene Seroussi y Erik Ivins de la NASA han creado un modelo de áreas de derretimiento y congelación debajo del hielo en la región.

Un iceberg en la Antártida (imagen referencial)
© SPUTNIK/ V. CHISTYAKOV

Su modelo mostró la existencia de una pluma de magma bombeando alrededor de 150 milivatios de calor por metro cuadrado hasta la superficie en la Antártida Occidental. Llega a la cima a 180 milivatios por metro cuadrado en un área donde puede producirse una grieta en la corteza. A modo de comparación, Yellowstone obtiene unos 200 milivatios de calor por metro cuadrado.

Según la NASA, la pluma mantélica en la región de la Tierra Marie Byrd se formó entre hace 50 y 110 millones de años. Esto fue antes de que la capa de hielo de la Antártida Occidental se hiciera visible.

Hace alrededor de 11.000 años, la capa de hielo sufrió una brusca pérdida de hielo cuando hubo cambios en los patrones climáticos globales. Algunos expertos creen que fue la pluma mantélica un factor importante en el comportamiento —en particular, el rápido declive— de la capa de hielo de la Antártida.

https://mundo.sputniknews.com/ciencia/201711101073863824-plumas-mantelicas-lava-magma/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *