Los peligros de la monogamia, confirmados por la ciencia

Un equipo científico internacional demostró la importancia de la selección sexual en la supervivencia de la población.

El grupo estuvo liderado por Alyson J. Lumley, de la Universidad de Anglia del Este (UEA, por sus siglas en inglés), y por Lukasz Michalczyk, de la Universidad Jaguelónica (Polonia).

Durante el experimento, que duró 10 años, los investigadores examinaron la vida de 50 generaciones de los escarabajos de la harina. Al analizar los datos obtenidos, los biólogos concluyeron que la competencia entre machos existe para garantizar la estabilidad del genoma, así como para eliminar las mutaciones nocivas, revela el estudio, publicado en la revista especializada Nature.

“Prácticamente todos los organismos multicelulares se reproducen sexualmente. No obstante, la existencia de este fenómeno es muy difícil de explicar, ya que tiene ciertas deficiencias, la más evidente de las cuales es el hecho de que solo la mitad de los organismos —me refiero a las hembras— son capaces de dar a luz. Entonces, ¿para qué existen los machos?”, se preguntó uno de los investigadores, Matthew J. G. Gage.

Según explicaron los investigadores europeos, la evolución se debe a dos factores. En particular se trata de la selección natural y la sexual. En primer caso, la evolución depende de las condiciones ambientales; en cuanto al segundo caso, se trata de la competencia intraespecífica para que continúe la reproducción. Este fenómeno evolutivo conduce a la aparición de los mecanismos que hacen más ‘atractivas’ a las especies. Entre ellos figuran las plumas coloridas de las aves o las crestas de gallos.

El amor entre las flores

Durante el experimento, los escarabajos fueron divididos en dos grupos. Los insectos del primer grupo vivían en condiciones de dura rivalidad sexual. Así, en este grupo había tan solo una hembra por cada nueve machos.

En cuanto al segundo grupo de escarabajos, vivían en condiciones de monogamia, de modo que los machos no tenían que luchar por la atención de las hembras. Como resultado, los biólogos llegaron a la conclusión de que la selección sexual es fundamental para la supervivencia de las poblaciones. Por ejemplo, los insectos ‘monógamos’ se extinguieron 10 generaciones después debido al mestizaje, mientras que los escarabajos de los grupos con mayor competencia sexual seguían existiendo incluso hasta 20 generaciones después.

“Para superar a los competidores y atraer la atención de las hembras, el escarabajo tiene que saber hacer frente a casi todos los retos, así que la selección sexual constituye un ‘filtro’ eficaz para mantener y mejorar la salud genética de la población”, explicó Gage. El científico concluyó que la investigación “ha sido la primera confirmación explícita de que el sexo es la forma dominante de la reproducción gracias a estas ventajas genéticas”.

https://mundo.sputniknews.com/salud/201712161074793776-estudio-seleccion-sexual-poblacion-sexo/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *