El Gobierno de Rajoy autoriza el pago de casi dos millones de euros a los digitales catalanes independentistas

 

 

 

España debe ser el único país del mundo cuyo Estado subvenciona a entidades, instituciones y medios informativos que tienen entre ceja y ceja la ruptura de ese mismo Estado. El Estado paga un porcentaje de sus ingresos a los ayuntamientos catalanes pertenecientes a la Asociación de Municipios por la Independencia que han participado en el golpe de Estado. A través de esos mismos ayuntamientos, el Estado subvenciona a la citada entidad y a la también separatista AMC.

Mientras medios como AD no reciben un sólo euro de subvención (a decir verdad, tampoco la hemos pedido nunca), la Secretaría de Comunicación de la Generalitat, en manos del republicano Miquel Gamisans, ha anunciado el desbloqueo de las ayudas públicas del gobierno catalán a los medios digitales en catalán, unas subvenciones que ascienden a 1.922.000 euros y que son fundamentales para la supervivencia del rico ecosistema mediático catalán, uno de los ámbitos más cuidados por los partidos soberanistas en el gobierno. El 155 y la intervención de las cuentas de la Generalitat no será óbice para que la Generalitat cumpla con las promesas de financiación hechas en este terreno.

Según avanza el diario Ara.cat, la prensa online en catalán podrá disfrutar finalmente de las ayudas destinadas a subvencionar los digitales pese a que sigue vigente la intervención de las cuentas, gracias a un acuerdo en los últimos días del ejercicio de 2017 para desbloquear esas ayudas.

Una convocatoria de ayudas publicada por el DOGC el pasado mayo y que ascendía a casi 2 millones de euros solo para los digitales privados en catalán. A ello habría que añadir las ayudas a la prensa escrita y, por supuesto, los 300 millones de euros anuales del contrato programa de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA) que engloba a TV3 y Catalunya Ràdio, además de los 37,2 M€ de promoción del catalán.

El pasado diciembre el director general de Medios de Comunicación de la Generalitat, Jordi del Rio, reconocía que el pago de estas ayudas estaba paralizado porque el Gobierno estaba “repasando” casi línea por línea las ayudas concedidas “para hacer un reparto objetivo” de las mismas. Un repaso que según los responsables de la Generalitat no debía tener consecuencias porque las bases de las ayudas “establecen de forma diáfana como se determinan los importes de las ayudas”.

En 2016, el medio más beneficiado por estas ayudas fue Nació Digital, próximo a ERC, con más de 224.000 euros. El diario Ara, alineado con el PDCat, recibió más de 192.000 euros, mientras que decano de los digitales en catalán, Vilaweb, tuvo una subvención de 135.000 euros y ElPuntAvui cobró 80.000 euros. Se trataba solo de las subvenciones estructurales, por número de lectores, a las que después se suelen sumar las ayudas por proyecto.

Fuente: El Independiente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.