“Agujero negro”: cómo EEUU forma nuevos terroristas en el sur de Siria

¿Qué pasa en la zona militarizada de 55 km cuadrados en el sur de Siria cerca de la frontera con Jordania e Irak que EEUU proclamó territorio estadounidense? Dos periodistas rusos viajaron hacia Al Tanaf para verlo con sus propios ojos.

Esta zona militarizada, calificada por el portavoz del Ministerio ruso de Defensa, Ígor Konashénkov, como un “agujero negro”, sirve como base no solo para EEUU, sino también para varios grupos armados que colaboran con los estadounidenses: el Nuevo Ejército Sirio, el Ejército de los Leones del Este, la Brigada del Mártir Ahmad al Abdo, entre otros, equipados con morteros de gran calibre, tanques, misiles y otras armas, señalan Ígor Petrashévich y Román Martinóvich, periodistas de la agencia rusa FAN.

El jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Rusia, Valeri Guerásimov, ya ha aclarado la principal razón de por qué los estadounidenses aún mantienen sus posiciones en el área, basándose en los datos de la inteligencia disponibles. De acuerdo con esta información, los estadounidenses están preparando un nuevo ejército de insurgentes cuyo objetivo principal será continuar la lucha contra el Gobierno de Bashar Asad.

Para eso, nuevos destacamentos de yihadistas, muchos de los cuales formaban parte de Daesh, fueron transferidos a la frontera meridional del país. Según una fuente local, unos 200 miembros del grupo terrorista, sobre todo fuera de Deir Ezzor y Abu Kemal, han sido trasladados a la zona.

La mayoría de ellos, después de haber aceptado someterse incondicionalmente al mando de las Fuerzas Armadas de EEUU, ya se han unido a la parte activa de las fuerzas terroristas proestadounidenses, lo que suma unos 1.200 combatientes en total. No obstante, la relación entre los grupos individuales es bastante tensa, como atestiguan los civiles locales. Hay conflictos armados que se saldan con víctimas mortales.

Además de los yihadistas y los militares estadounidenses, las fuerzas de otros Estados que forman parte de la coalición internacional liderada por Estados Unidos están presentes en la región, señaló una fuente dentro del Ejército sirio a Petrashévich y Martinóvich. Hay alrededor de 400 representantes de los servicios de inteligencia, mercenarios de compañías militares privadas, así como miembros de grupos especiales del Reino Unido, Francia y Jordania. Asimismo, unos 5.000 islamistas residen en el territorio del campo de refugiados de Al Rukban sin pago.

Como nadie de esta formación heterogénea tiene aún tareas de combate reales, ocupan su tiempo robando casas de civiles o camiones que pasan por el enclave de la carretera de Damasco a Bagdad, según testigos encuestados por los corresponsales.

Por el momento, miles de civiles se encuentran en el área ocupada por los terroristas pronorteamericanos. Entre ellos también hay refugiados que viven en el campamento de Al Rukban, administrado también por los terroristas.

Representantes del Centro Ruso para la Reconciliación de las Partes habían informado que la situación en este campo es casi catastrófica, ya que Estados Unidos cerró el acceso para la ONU y para cualquier otra organización humanitaria. Cualquier intento de las fuerzas gubernamentales y prosirias de acercarse al enclave causaban ataques aéreos de EEUU y sus aliados. Sin embargo, representantes del centro han logrado sacar a algunos refugiados de la zona.

Mientras tanto, la situación humanitaria dentro de la zona, especialmente en el campamento de Al Rukban, se está volviendo crítica. Según un hombre local que logró escaparse a Damasco, los refugiados carecen de alimentos básicos. Los yihadistas han tomado el control de los pozos y venden el agua a la población a precios de 10 o más veces su valor.

Ahora el destino de la región todavía está en manos de Estados Unidos, que parece dispuesto a pagar cualquier precio para preservar su influencia en Oriente Medio y alcanzar sus propios objetivos geopolíticos, escriben los periodistas rusos.

“Las tropas estadounidenses que invadieron ilegalmente el territorio de un país extranjero no solo apoyan a los grupos terroristas antigubernamentales, sino que capturan regiones enteras, desplegando allí sus bases, mientras se atreven a disparar abiertamente contra los objetivos del Ejército sirio y establecer las condiciones para el movimiento de tropas gubernamentales a través del territorio soberano de su propio país”, concluyen Petrashévich y Martinóvich.

https://mundo.sputniknews.com/orientemedio/201801141075411103-eeuu-terroristas-al-tanaf/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *