Rockefeller lo ha conseguido: Ha llegado el fin de Internet tal como lo conocemos

Por Mundo Esotérico y Paranormal

Internet tal como lo conocemos está a punto de llegar a su fin. Como ya te habrás dado cuenta, desde que el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) de la Unión Europea entró en vigencia el pasado viernes, los internautas se han tenido que enfrentar a todo tipo de consecuencias, incluidas los periódicos digitales que bloquean el acceso y algunas empresas que suspenden el soporte para sus productos. Los Angeles Times, Chicago Tribune o el Orlando Sentinel, mostraban mensajes diciendo que sus sitios web no estaban disponibles en la mayoría de los países europeos.

Instapaper, un servicio de marcadores propiedad de Pinterest, suspendió su servicio a clientes europeos para adaptar el RGPD. Pero estas no son las únicas consecuencias. Los usuarios han sido bombardeados con docenas de correos electrónicos pidiendo su consentimiento para seguir procesando sus datos y poder continuar accediendo a los diversos servicios, un escenario realmente apocalíptico.

‘Consentimiento forzado’

Además de los problemas provocados por el RGPD, las grandes empresas podrían están utilizando esta controvertida ley de manera cuestionable. Noyb, un grupo de derechos digitales austriaco, presentó cuatro demandas contra Google, Facebook, WhatsApp e Instagram por “consentimiento forzado”. Y el motivo es que en lugar de que el RGPD debería de hacer sentir a los usuarios libres de tomar una decisión sobre la política de privacidad de un servicio en concreto, la realidad es bien otra.

El usuario se encuentra gran cantidad de ‘casillas de consentimiento’ en las webs o en las aplicaciones, y esto añadido a la amenaza de no ofrecer el servicio en cuestión si no dan su consentimiento. Y aquí comienza el gran engaño, han hecho creer que esta ley es por el bien de los internautas cuando al final, solo se les ofrece la opción de eliminar la cuenta o presionar el botón aceptar. Y claro está, eso no es una libre elección.

El principio del fin

Como hemos comentado anteriormente, ahora los usuarios se enfrentarán a cientos o incluso miles de consentimientos en aplicaciones para teléfonos inteligentes y sitios web. Sin embargo, los expertos en nuevas tecnologías advierten que para las compañías que recopilan y usan datos de clientes, el costo de los nuevos sistemas y la infraestructura necesaria para la seguridad, junto con constantes auditorias se traducirá directamente en un alto coste económico.Esos costos, junto con el riesgo de enfrentarse a multas que podrían poner fin a la empresa, cambiarán dramáticamente la naturaleza de la interacción digital.

En otras palabras, el RGPD nos llevará directamente al final de lo que durante mucho tiempo ha sido la clave de Internet: el intercambio de contenido gratuito. El Internet gratuito ha sido el motor del crecimiento digital durante más de dos décadas. Pero los motores de búsqueda, los proveedores de redes sociales y las plataformas de comercio electrónico, junto con foros, sitios web de noticias y proveedores de servicios de Internet, tendrán que asumir nuevos costos y posibles sanciones asociadas con la recopilación y el análisis y la comercialización de información proporcionada por el usuario. Algo completamente insostenible.

Eso también significa el fin de recomendaciones personalizadas de Amazon, búsquedas optimizadas de Google, música personalizada y otros servicios que usan información “privada”para poder ofrecer a cada usuario una experiencia personalizada. Dicho esto, la era del internet libre y gratuito está a punto de llegar a su fin, y más rápido de lo que pensamos.

Cuidado con lo que deseas

En su artículo sobre el RGPD y el fin del gran negocio de Internet, Larry Downes dice que los consumidores/usuarios/clientes tienen el supuesto control de sus datos personales y tienen el “derecho de borrar”, lo que significa que en cualquier momento pueden retirar el consentimiento para que los datos personales sean almacenados y utilizados por grandes organizaciones.

Sin embargo, lo que desconoce la gente es que la consecuencia imprevista de esto es que las personas tendrán que lidiar con muchas más solicitudes de consentimiento. Por lo que los usuarios serán constantemente “bombardeados” con mensajes mientras navegan por la red, obligados a revisar, decidir y reconsiderar cada elemento de información que introduzcan. También con la nueva ley lo que ocurre es que se podrá transferir los datos proporcionados por el usuario, pero no los “datos derivados” creados por el proveedor del servicio, como los resultados algorítmicos. En otras palabras, tus datos continuarán siendo utilizados para beneficio de las grandes empresas, eso sí, con tu consentimiento.

¿Pero cómo será el nuevo Internet?

Con los nuevos cambios en la tecnología de pago, las microtransacciones desempeñarán un papel aún más importante. Los internautas pagarán para buscar información, escuchar música o ver películas. Tim Cook, director ejecutivo de Apple, dijo a principios de esta semana que ahora estamos a un paso del Internet de pago. Señaló que Apple, nunca ha comercializado con los datos de sus clientes, sin embargo, crearon un negocio digital cultivando una marca premium que ofrece productos con funcionalidades equivalentes a precios significativamente más altos.

Y han demostrado que el modelo ha sido todo un éxito, incluso en la era del Internet gratuito. Entonces, inevitablemente los consumidores pagarán el precio que se les pida por los servicios digitales, directamente o de otra manera. El nuevo Internet será para quien pueda pagarlo.

Una conspiración hecha realidad

Son muchos los que aseguran que la era del Internet libre ha llegado a su fin. Pero lo que no sabe mucha gente es que este ha sido el verdadero objetivo de la élite. Jay Rockefeller, miembro de una de las familias más importantes y poderosas del mundo, ha sido considerado como la pieza clave en la lucha contra la libertad de Internet. En 2009, durante una audiencia sobre seguridad cibernética, reconoció que Internet nunca debería haber existido, demostrando que la élite mundial deseaba tener un control completo de Internet, así es como de nosotros y en la forma en que nos comunicamos e informamos.

Y parece ser que quitar las líneas de comunicación a la gente es una práctica común de la élite, que quiere implantar cuanto antes un Nuevo Orden Mundial. Esto mismo es lo que les hicieron a los esclavos a lo largo de nuestra historia, no se les permita aprender a leer para mantenerlos controlados. Entonces las palabras de Jay Rockefeller confirman que Internet fue creado como una herramienta para protegernos contra los que aquellos nos quieren controlar.

Internet no solo es una herramienta increíble para la comunicación, sino que nos ha conectado y nos ha dado la capacidad de interactuar con las personas de todo el mundo, dando a conocer la verdad sobre nuestro mundo. La libre comunicación libre ha elevado la comprensión de la raza humana sobre el verdadero funcionamiento de nuestro planeta. Hasta hace unos días, Internet era una solución muy importante para inventores, innovadores, técnicos, ingenieros o diseñadores. Y todos tienen una cosa en común: la creación. Y eso mismo es lo que quieren eliminar, los creadores de un mundo libre y regresar de nuevo a la esclavitud y a la desinformación. Como hemos dicho al principio de esta noticia, Internet tal como lo conocemos ha llegado a su fin, y con él también nuestra libertad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.