Hallazgos fósiles en Sudáfrica disipan el mito ‘tropical’ de la evolución animal

El hábitat de los primitivos precursores de todos los modernos animales cuadrúpedos incluía las regiones polares, con un clima frío para la época del bloque continental de Gondwana.

Hallazgos fósiles en Sudáfrica disipan el mito ‘tropical’ de la evolución animal
Una representación artística del vertebrado Tutusius, el 8 de junio de 2018

Los restos fósiles de dos anfibios que vivían dentro del círculo polar antártico hace 360 millones de años obligan hoy a los científicos a repensar los orígenes de los vertebrados terrestres; específicamente, dónde y en qué condiciones climáticas aparecieron. Dos paleontólogos, colaboradores de una universidad sudafricana, publicaron este 8 de junio en la revista Science un artículo que ofrece detalles sobre este descubrimiento.

Precisamente, su equipo científico desenterró el año pasado algunos fragmentos fosilizados de dos anfibios primitivos del período Devónico, en un sitio próximo a la ciudad de Grahamstown, en Sudáfrica. Los animales fueron clasificados como Tutusius amlambo y Umzantsia amazana, ambos pertenecientes a la misma época geológica.

Pequeño cocodrilo-pez polar
Aunque los fósiles son fragmentarios, los investigadores dicen que lo más probable es que ambas especies tuvieran cuatro patas y un cuerpo ‘híbrido’ entre cocodrilo y pez. Se alimentarían con pequeños peces cuando estaban en el agua y con pequeños invertebrados al estar en tierra firme.

Imagen ilustrativaExplican por qué pocas aves sobrevivieron a la caída del asteroide que acabó con los dinosaurios
El umzantsia medía cerca de 70 centímetros y al parecer sus dientes eran pequeños y afilados, reconstruyen los expertos. El tutusius, del que solo se conservó una cintura escapular, tenía cerca de un metro de largo.

La sorpresa proviene del conocimiento existente acerca del lugar donde los ubicaron. Se sabe que África, durante el Devónico, formaba parte del supercontinente Gondwana, que englobaba también América del Sur, Indostán, Australia y Antártida. La paleogeografía determinó hace décadas que la zona de excavaciones se encontraba durante esa época dentro del círculo polar antártico.

Junto al agua, pero muy fría
Los fósiles hallados corresponden a la primera ola de tetrápodos: una clase de animales vertebrados con dedos en sus extremidades, cuyo escalón superior ocupamos los simios y los humanos. Hasta este hallazgo se solía creer que la “revolución evolutiva” que acuñó aquella clase de organismos se había producido en los trópicos, en un clima caliente, destacaron los autores del estudio en declaraciones a AFP.

Todos los anfibios previamente conocidos, como también los peces que los precedieron, fueron encontrados en lugares con un clima tropical o subtropical en su respectiva época. De ahí, se creía que los había generado un entorno como el que tiene un bosque tropical húmedo o un pantano. Ahora queda claro que la distribución de los tetrápodos podría ser global, algo que anima al mundo científico a reconsiderar su idea de la evolución de las especies.

El sitio de excavaciones donde encontraron los restos de ambos tetrápodos, tenía el aspecto de desembocadura de un río. Desde allí los animales podían tener acceso tanto a las aguas del mar como las fluviales, pero los rodeaba un clima semejante al que tiene ahora la costa atlántica de Noruega, cree el paleontólogo Per Ahlberg. Hipotéticamente, nevaba allí en invierno.

https://actualidad.rt.com/actualidad/274954-fosiles-sudafrica-teoria-vida-tierra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.