Etnias minoritarias de China: hockey, pictografía, cantos y peces.

En China, la palabra para etnia es 民族 (mínzú).
Son 55 minorías étnicas que representan el 8,41% de la población china.
La etnia Han es la más numerosa y representa más del 90% de la población nacional.
53 de estas minorías tienen sus propias lenguas, 21 usan sistema de escritura y casi todas tienen sus propias creencias y festividades.
Valga este post para conocer cuán diferentes y peculiares pueden ser cada una de ellas.
En la cuenca baja del Heilongjiang, por los ríos Songhua y Wusuli reside una antigua etnia dedicada a la pesca y la caza, el pueblo Hezhen. Hezhen significa dos cosas, pueblo del este y pueblo que vive en las riberas. Hoy en día, los herzhen suman alrededor de 4.000 individuos y viven en la provincia Heilongjiang.
Sus técnicas para la pesca en un río congelado son increíbles. En primavera, pescan todo tipo de pez. En verano, reparan sus avíos de pesca para el otoño, estación en la que pescan todos los salmones y esturiones que quieren. En invierno, horadan el hielo para capturar peces con sus redes en el río helado. Los peces ocupan todos los aspectos de sus vidas. En el pasado, los herzhen calculaban su edad por el número de veces que habían ingerido salmón.
Se distinguen por una costumbre única cuando reciben a sus invitados: ensartan un pescado con un cuchillo y se lo presentan ante su boca. Si el huésped no vacila y lo coge, es considerado un amigo genuino y será agasajado calurosamente. De lo contrario, se le niega su entrada a la casa. La ingestión de pescado crudo es también costumbre de ellos, preparada en agua hirviente y acompañada de patatas cortadas en trozos, cebollinos chinos, pimienta, vinagre y sal.

El pescado no solo les sirve como fuente de alimento, sino también como material, junto con otros animales terrestres salvajes, para confeccionar sus vestimentas. Las mujeres herzhen usan vestidos de piel de pescado y cuero de venado. Hombres y mujeres usan botas de piel de pescado adecuadas para la caza y la pesca.
La etnia Zhuang, es uno de los grupos étnicos con mas población en China, alrededor de 16,17 millones de individuos. La mayor parte vive en la Región Autónoma Zhuang de Guangxi, aunque también ocupan territorio en las provincias de Yunnan, Guangdong y Guizhou.
Entre los Zhuang, después de la boda (aunque es una tradición que se está perdiendo), la esposa permanece alejada de la casa de su marido. Vuelve a casa de sus padres y únicamente durante los festivales importantes o durante las temporadas agrícolas más ajetreadas permanecerá temporalmente en casa del marido. Es después de que la esposa ha quedado embarazada cuando empezará a vivir permanentemente con él.
El Festival de la Canción, el 3 de marzo del calendario lunar, es el tradicional festival para conmemorar a Liu Sanjie (la tercera hermana Liu). Después de la ceremonia, los jóvenes dan a conocer su voz en interpretaciones de pareja, «conversando» con el sexo opuesto con el fin de encontrar pareja.
Chicos y chicas se encuentran, por medio del canto expresan sus sentimientos y exploran la personalidad, aptitudes y apariencia del otro. Mientras que ambos hacen eso, sus amigos se congregarán a su alrededor para mostrar apoyo. Al atardecer, ambos pueden hallar un lugar tranquilo para continuar.
El pueblo daur reside a lo largo del río Nenjiang en el noreste de China. Actualmente, los daur residen en sus comarcas autónomas situadas en Mongolia Interior, Heilongjiang y Xinjiang, y constituyen una minoría étnica de 130.000 individuos.
Los daur tienen una larga historia de práctica de hockey. Durante la dinastía Tang (618-907), el deporte fue llamado “bu da qiu”. La práctica de este deporte se perdió en otros grupos étnicos, pero siguió siendo popular entre los daur, y lo llaman “bei kuo”.
Cuando trabajan en el campo, improvisan un juego durante el descanso con ramas de árbol que hacen como palos de hockey y boñigas de caballo como discos. Un partido por la noche es espectacular: el disco refulgente, echando chispas al viento, vuela de un lado a otro sobre el oscuro fondo del cielo nocturno.
El hockey está estrechamente relacionado con sus vidas. Cuando una muchacha se casa, le regalará un hermoso palo de hockey a su novio. Los daur tienen muchas expresiones relacionadas con este deporte, «No arrojes tu sombrero como un disco de hockey», «No es muy útil excepto para el palo de hockey» o sarcásticamente, «no sirves para nada si no sabes jugar al hockey»
La etnia Dong cuenta con 2,9 millones de miembros localizados en una región de gran belleza natural entre las provincias de Guizhou, Hunan, Guangxi y Hubei.
El “gran canto” (大歌, dàgē) hace referencia al canto tradicional de la etnia dong. Muchos días al anochecer, hombres y mujeres, mayores y niños, se reúnen bajo la brillante y hermosa iluminación de la torre del tambor para cantar y bailar sus populares canciones.
Hasta principios del siglo pasado, la lengua de la etnia dong no empezó a transcribirse. A lo largo de los siglos, su narrativa, poesía e historia se había transmitido de forma oral, usando especialmente el canto para preservar de generación en generación su cultura, costumbres y ritos. Esta característica se ve reflejada en algunas de sus canciones. Dicen “la comida alimenta el cuerpo, las canciones alimentan el corazón”. La música coral ocupa un lugar primordial en la vida de los dong. No tienen lengua escrita: es a través del canto que transmiten emociones, educan, cuentan la historia y cultivan el carácter e incluso el cuerpo.
En todos los pueblos dong hay una torre del tambor (鼓楼, gǔlóu). Es el edificio emblemático del pueblo, el centro de reunión social para las fiestas y los asuntos públicos de la comunidad; por lo que los gastos de su construcción provienen de las donaciones voluntarias de todos los habitantes del pueblo.
Los naxi de la comarca Yongning de Yunnan, llaamdos Mosuo, tienen un

tipo de matrimonio llamado “azhu”. “Azhu” significa amigo o compañero. Viven juntos por la noche pero separados por el día. Tal relación es independiente de los asuntos familiares, la edad y el status social, y no es una relación establecida jurídicamente. Una muchacha o un muchacho puede tener más de una relación azhu, siendo una duradera y otras temporales. Los niños que nacen de este tipo de relación tienen el apellido de la familia de la joven y son criados por esta. Sus hermanos hacen las veces de padres y tienen la responsabilidad de su educación. Un azhu varón no tiene obligaciones en la crianza de estos niños. El divorcio, por lo tanto, es simple: la mujer saca de la casa las pertenencias del hombre.

Los naxi profesan una religión local llamada “dongba”. Los antepasados de los naxis fueran capaces de crear una escritura con más de dos mil caracteres, utilizando un sistema pictográfico para consignar sus costumbres y fijar sus textos religiosos. Quedan sólo unos pocos maestros capaces de leer las escrituras, pero sigue siendo la única escritura pictográfica todavía viva. Los registros históricos muestran que ya fueron utilizados en el siglo VII, durante la dinastía Tang. Sin embargo, una investigación mostró que sus orígenes pueden remontarse a 7.000 años de antigüedad.
Las escrituras Dongba, que algunos expertos cifran en 50.000 volúmenes, incluyen numerosos aspectos de la religión y cultura naxi, de su historia, de su música, de sus bailes y medicinas, y por supuesto, de sus mitos y leyendas.
Los Tujia se llaman “bi zi ka” que significa “nacidos y criados localmente”. Viven al oeste de Hunan, en Hubei, y en algunos condados de Sichuan.
Es una larga tradición “alegrarse en los funerales y entristecerse en una boda”. Los toques de tambor, la danza y el canto, son comunes en un funeral tujia, llamado “sa er he”. Tras la muerte, creen que van al cielo, por lo que es motivo de gran felicidad.
Pero lloran en la boda de la hija ya desde un mes antes de la ceremonia. En la misma boda, nueve chicas cantarán con la novia las “canciones de las diez hermanas”, temas tristes sobre la separación que supone el acontecimiento,  haciendo al novio, eso sí, resposanble de todo lo que sucede.
Fuente: Libro “Minorías étnicas de China”-Autores: Xu Ying y Wang Baoqin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.