UN EQUIPO DE CIENTÍFICOS DE LA UNIVERSIDAD INGLESA DE CAMBRIDGE HA CONSEGUIDO QUE UN EMBRIÓN ARTIFICIAL CREADO A PARTIR DE CÉLULAS MADRE DE RATONES REALICE EL PROCESO DE GASTRULACIÓN

Expertos logran que un embrión artificial acometa el proceso de gastrulación

(foto archivo)
Un equipo de científicos de la universidad inglesa de Cambridge ha conseguido que un embrión artificial creado a partir de células madre de ratones realice el proceso de gastrulación, clave para el desarrollo de los embriones, publica hoy Nature Cell Biology.

Los investigadores, dirigidos por Magdalena Zernicka-Goetz, creen que con este avance en la creación de embriones de laboratorio se podrán investigar mejor “los acontecimientos tempranos en el desarrollo de los embriones” humanos.

La gastrulación es el proceso por el que se forma un embrión trilaminar -con tres capas- a partir de la migración de poblaciones celulares del epiblasto, lo que ocurre posteriormente a la formación de la blástula, el segundo de los tres estados tempranos del desarrollo embrionario.

Previamente, estos científicos habían creado una estructura más simple para reproducir el embrión de un ratón, usando dos tipos de células madre, a las que en este estudio añaden un tercer tipo, lo que ha permitido lograr la gástrula.

“La gastrulación en un desarrollo normal solo es posible si se tienen los tres tipos de células”, declaró Zernicka-Goetz, que dijo que, al modificar la composición de su embrión artificial, se logró que este protagonizara “el evento más importante de la vida en el plato de cultivo”.

“Ahora se parecen mucho a embriones reales. Para desarrollarlos aún más, se tendrían que implantar en el cuerpo de una madre o en una placenta artificial”, afirmó la científica.

La experta espera que el proceso seguido con las células madre de roedores pueda aplicarse “a los tipos equivalentes de células madre humanas”, a fin de poder “estudiar los acontecimientos tempranos en el desarrollo de los embriones sin tener que utilizar embriones humanos naturales”.

En el Reino Unido, los embriones humanos solo están disponibles para el estudio cuando tienen menos de catorce días.

El equipo de Cambridge espera que, al avanzar en sus estudios, se pueda profundizar en la investigación del desarrollo embrionario más allá de ese periodo inicial, cuando muchos embarazados quedan interrumpidos.

“Ahora tenemos la manera de simular el desarrollo embrionario en la placa de cultivo, por lo que debería ser posible llega a entender qué sucede en este periodo de la vida del embrión, y por qué a veces el proceso falla”, manifestó.
https://www.periodicoelnuevomundo.com/2018/07/un-equipo-de-cientificos-de-la.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.