Por qué los países nórdicos no son tan felices como pensamos

BBC Mundo

Países nórdicos como Finlandia, Noruega y Dinamarca a menudo ocupan los primeros lugares de los índices de felicidad y bienestar mundial.

Pero una nueva investigación muestra que en esa zona del mundo la felicidad está lejos de ser universal.

Las 10 ciudades del mundo con mayor potencial para el éxito y cuáles son las de América Latina
Las 10 ciudades del mundo con mayor potencial para el éxito y cuáles son las de América Latina

El informe, publicado por el Consejo de Ministros Nórdicos y el Instituto de Investigación de la Felicidad en Copenhague, ofrece un panorama más matizado de la vida en las naciones nórdicas.

Surgiere que sus reputacionescomo utopías de la felicidadestán enmascarando problemas importantes de algunas partes de la población, especialmente los jóvenes.

Los investigadores detrás del informe, llamado «En la Sombra de la Felicidad», analizaron datos recogidos a lo largo de cinco años -entre 2012 y 2016- para tratar de construir un mejor panorama de las llamadas «superpotencias de la felicidad».

Noruega

EPA
El informe intenta pintar un panorama más preciso de lo que es ser un país feliz.

A través de encuestas se le pidió a la gente que calificara su satisfacción con la vida en una escala del 1 al 10.

Las personas que marcaron más de siete fueron categorizadas como «prosperando», las que dieron cinco o seis como «luchando», y cualquiera que marcó menos de cuatro se les catalogó como «sufriendo».

Se encontró que en total 12,3% de las personas que viven en las regiones nórdicas dicen que están luchando o sufriendo, con 13,5% de los jóvenesotorgándose esa clasificación.

El nivel sólo empeoró para aquellos de 80 años o más, un grupo que se ve más afectado por asuntos como enfermedades.

El informe encontró que tanto la salud en general como la salud mental están estrechamente asociadas con las calificaciones de felicidad, y el desempleo, el ingreso y la sociabilidad también juegan un rol.

Los países más felices -y los menos felices- en 2018
Más felices Menos felices
1. Finlandia 147. Malawi
2. Noruega 148. Haití
3. Dinamarca 149. Liberia
4. Islandia 150. Siria
5. Suiza 151. Ruanda
6. Holanda 152. Yemen
7. Canadá 153. Tanzania
8. Nueva Zelandia 154. Sudán del Sur
9. Suecia 155. República Central Africana
10. Australia 156. Burundi

En líneas generales, el informe desafía nuestra típica concepción de la trayectoria de la felicidad durante la vida, especialmente la idea de que somos más felices cuando somos jóvenes.

Salud mental

Los investigadores encontraron que la salud mental es una de las barreras más importantes para el bienestar subjetivo.

Sus datos hallaron que estos problemas eran particularmente reportados por los jóvenes.

Mujer

Getty Images
El informe indica que las mujeres jóvenes tienen los niveles más altos de infelicidad en algunas áreas.

«Cada vez más y más jóvenes están solos y estresados y tienen trastornos mentales», le dijo uno de los autores del informe, Michael Birkjaer al diario The Guardian.

«Estamos viendo que esta epidemia de enfermedades mentales y soledad está llegando a las costas de los países nórdicos», agregó.

En Dinamarca, 18,3% de las personas de entre 16 y 24 años indicaron que sufrían una mala salud mental, y el número se incrementa a 23,8% para las mujeres de ese grupo de edad.

Noruega vio un incremento de 40%durante el período de cinco años en el número de jóvenes que piden ayuda por dificultades de salud mental.

El informe nota que en Finlandia, que fue calificada como el país más feliz del mundo en 2018, el suicidio fue responsable de un 35% de todas las muertes ocurridas en ese grupo de edad.

También encontró que consistentemente más mujeres jóvenes que hombres reportan sentirse deprimidas.

Otros patrones

Los autores afirman que en los países nórdicos los altos ingresos protegen a la gente de sentirse que están sufriendo o luchando.

También indican que la gente tiene tres veces más probabilidades de reportar una calificación baja si está desempleada, especialmente los hombres, que también mostraron más probabilidades de reportar problemas de salud mental si no tienen empleo.

Finlandia

Reuters
Los países nórdicos regularmente aparecen en los cinco primeros lugares de los lugares más felices, y según uninforme en 2018 Finlandia ocupó el primer lugar.

El informe dice que la investigación muestra que la falta de contacto social es un problema más grande entre los hombres que entre las mujeres nórdicos.

Otras conclusiones incluyen:

  • Las minorías étnicas que viven en países nórdicos son menos felices
  • La gente muy religiosa tiene más probabilidades de ser más feliz
  • No se encontraron diferencias entre las personas que viven en el campo y las de las ciudades.

¿Es realmente tan malo?

Aunque las cifras pueden parecer crudas, ocurren de forma aislada en unos de los países -por lo general- más felices del planeta.

Aunque el reporte se enfoca en particular en los países nórdicos, también compara algunos de sus datos con otros recolectados en otras partes.

Así que aunque 3,9% de la gente en la región nórdica puede dar calificaciones bajas que son clasificadas como «estar sufriendo», ese nivel en otros países es mucho más alto: 26,9% en Rusia y 17% en Francia.

Así que el panorama en Dinamarca, Finlandia, Islandia, Noruega y Suecia sigue siendo relativamente rosado, pero no es tan perfecto como algunos lo han pintado.

https://www.24horas.cl/noticiasbbc/por-que-los-paises-nordicos-no-son-tan-felices-como-pensamos-2801761

3 comentarios en “Por qué los países nórdicos no son tan felices como pensamos

  1. Esto parece un chiste. Suecia ya tiene barriadas enteras controladas por los musulmanes y en la que no se atreve a entrar la policía salvo que vayan en convoy. Ha nombrado responsable de su patrimonio nacional a un inmigrante musulmanes. Este Sr ha dicho que no ha leído nada, ni tiene la menor idea sobre el legado cultural de Suecia y ya ha soltado que las antiguas costumbres suecas esconden sucesos horribles y que el principal objetivo de su trabajo va a ser luchar contra los suecos que quieren proteger su cultura y que son resistentes al cambio. Pero no es un chiste, es para romper a llorar porque esa es la realidad, pero de nuevo nos encontramos con la misma historia, es decir, aquí una persona se la nombra políticamente correctas para un cargo importante, se la paga con el dinero que saca el «Montoro sueco» o como se llame, el dinero que le saca de los bolsillos a los contribuyentes, y con esto nombras a un Pakistaní que ya te dice que de la cultura no conoce nada, que de todas formas a pesar de que no conoce nada, (es evidente de que los suecos tienen unas ideas absolutamente siniestras y oscuras y que por supuesto va a machacar a los suecos que quieren mantener su cultura y que son resistentes al cambio). Esto es algo escandaloso, pero en fin, como en España ya va a pasar dentro de poco. Y están advertidos y todo esto sucede además en paralelo con un sueco al que se ha juzgado recientemente, se le ha multado con 1.265 dólares por cometer un delito de opinión, por afirmar que los musulmanes son responsable de crímenes cometidos por bandas en Suecia, lo cual dicho sea de paso es absolutamente verdad. Esta es la situación a la que llegamos, en fin, piensen lo que quieran pero no cabe la menor duda de que el futuro de que nos encontramos y que vemos es un futuro en el que nadie va poder decir ni pio y como digas pio te caen encima porque tienes que decir pia o pi, es así y no sirve darle más vuelta. En fin advertida está esta generación, si sigue por este camino, luego que no se queje de lo que se le viene encima, porque en un país tan ilustrado como es Suecia y avanzado socialmente, han nombrado a un tío que viene de Pakistán y no sabe nada de nada como responsable de la cultura sueca y ya ha aclarado que a los primeros que va a pasar por la piedra es a los que quieren defender su cultura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.