VeriPol, el nuevo programa de la Policía para detectar denuncias falsas

VeriPol ya está en manos de la Policía Nacional; se trata de una aplicación informática capaz de detectar las denuncias falsas que se interponen en casos de robo con violencia e intimidación, o tirones. La ‘aplicación’ está disponible en todas las comisarías de España y, según la información que ha facilitado la propia Policía Nacional, identifica el delito basándose en el propio texto de la denuncia. Es completamente automática, se trata de la primera en todo el mundo de este tipo, y ya ha demostrado una precisión superior al 90%, mientras que la de un agente experto es del 75%.

VeriPol fue probado en el año 2015, con más de mil denuncias que fuero presentadas en toda España; posteriormente, en el mes de junio de 2017, en Málaga y Muricia se llevó a cabo un estudio piloto para mejorar el índice de casos resueltos en un 80%. Según se ha anunciado, la puesta en marcha de VeriPol busca desalentar la presentación de denuncias falsas por parte de los ciudadanos y, de esta manera, prevenir la comisión de delitos; pero al mismo tiempo, también evitar el uso innecesario de recursospoliciales para optimizar esfuerzos y aprovechar el tiempo en otras tareas.

VeriPol está diseñado para procesar el texto de las denuncias presentadas de forma automática; en este análisis, se extraen algunas características útiles que sirven para su clasificación. Este trabajo, completamente automático, se lleva a cabo haciendo uso de procesamiento del lenguaje natural. Con estas características extraídas del texto, se pasa a un modelo matemático que es capaz de estimar la probabilidad de falsedad de la denuncia. Por otro lado, este programa puede extrapolar e identificar patrones de comportamiento a través de datos adicionales que permiten entender cuáles son las características más propias de las denuncias falsas.

Es decir, que VeriPol es capaz de encontrar diferencias significativas en la narración de una denuncia falsa y una verdadera, de tal modo que se puede hacer una correcta separación entre ambas. Hay tres aspectos básicos que permiten la diferenciación: modus operandi de la agresión, morfosintaxis de la denuncia presentada y también la cantidad de detalles dentro de la misma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.