2 comentarios en “El mito de la democracia

  1. Si es que no fue, sería momento oportuno de que cada pueblo cuente con la experiencia de la democracia directa en su historial. Una experiencia como mínimo enriquecedora e iluminadora y quien sabe si, en base a sus resultados, no exista pueblo que quiera volver a las andanzas retrógradas de lo representativo. Lo más probable.
    Esto de que un pueblo no cuente con la experiencia de la democracia directa en su historia, ni más ni menos es comparable al de una persona ya adulta, vieja si se quiere, pero sin la experiencia directa del sexo en su vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.