Dos meses de cárcel para una madre que abofeteó a su hijo por no ducharse

Las leyes son un medio para conseguir un fin. Casi nunca una ley es justa para todos, pero en este caso, las leyes que amparan la decisión de este tribunal,  provocan una reacción psicológica social (Quizás objetivo último) desastrosa.

Todos nosotros (Los que ya tenemos unos años), hemos necesitado la corrección mediante castigos, voces y cachetes (algo más a veces) ante el carácter caprichoso, egoísta y no formado de un niño. Nosotros hemos sacado de sus casillas a nuestros progenitores con nuestra actitud, y todas las medidas empleadas, nos han ayudado a madurar y asumir una ética y moralidad sociales.

Eso ha sido así porque siempre, la autoridad de la madre o el padre prevalecía, ante todo lo demás y no era cuestionada, al menos delante de los niños.

Sentencias como esta, sólo animan y dan alas a los infantes sumidos en el yoismo y a una sociedad que ha olvidado educar (Corregir conductas equivocadas y posibilitar el desarrollo máximo de la persona). 

Como siempre el péndulo vuelve a su ángulo más nefasto. Desde aquellas palizas salvajes, llenas de violencia, que algunos practicaban, hasta este caso, el péndulo vuelve a estar muy por encima del equilibrio. Su inercia será conducirnos de nuevo con una respuesta que nos lleve al otro lado, para volver a repetir los mismos errores.

De paso, muchas parejas que dudan, decidirán no tener hijos( Quizás objetivo último) ,al comprobar que éstos, conscientes de su poder, ejercerán la tiranía en la ya defenestrada familia.

maestroviejo

La Audiencia Provincial de Pontevedra ha condenado a dos meses de prisión por violencia doméstica a una madre que abofeteó a su hijo de 10 años que se negó a ducharse. Al carecer de antecedentes, la mujer no irá a prisión pero deberá cumplir la condena haciendo trabajos en beneficios de la comunidad, según informa “La voz de Galicia”. Sin embargo, el tribunal le ha impuesto la prohibición de acercarse a menos de 200 metros de su hijo durante seis meses y ordena que se notifique la sentencia a todas las partes implicadas, incluido el padre, a pesar de que no se personó como acusación.

Según relata la sentencia, el 20 de mayo del pasado año, la mujer le pidió a su hijo que se duchase. El menor se resistió, comenzó una discusión entre ambos que la madre y la madre perdió los nervios y le dio “un par de bofetadas” al niño, que le causaron el enrojecimiento de ambas mejillas.

La Audiencia argumenta que «la reprensión ante una eventual desobediencia de la menor nunca puede justificar el uso de la violencia que el acusado ejerció». La sentencia reconoce la facultad de los padres de corregir las malas conductas de sus hijos, pero especifica que «solo puede concebirse orientada al beneficio de los hijos y encaminada a lograr su formación integral. Tiene como límite infranqueable la integridad física y moral de estos».

Dos meses de cárcel para una madre que abofeteó a su hijo por no ducharse

2 comentarios en “Dos meses de cárcel para una madre que abofeteó a su hijo por no ducharse

  1. «……el tribunal le ha impuesto la prohibición de acercarse a menos de 200 metros de su hijo durante seis meses…..»

    ¿ Y si el hijo enferma, se accidenta o es agredido durante ése período ? ¿ será responsable el tribunal o van a acusar a la madre de abandono ?

    Recordemos que con 10 años es un menor. La sentencia está dejando en situación de abandono a un menor.

    Un saludo.

  2. Los valores se han perdído, ¿donde? en algun lugar que nadie conoce que nadie busca.
    Los seres humanos están interiormente rotos.
    ¿ Cuando entenderemos que la justicia no es impunidad, que el poder nunca es absoluto, que la libertad no es libertinaje.
    ¿Cuando entenderemos que aquello que no hagamos por nosotros mismos, no lo puede hacer nadie más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.