Envases de refresco de cola de tamaño familiar en la planta embotelladora.

Envases de refresco de cola de tamaño familiar en la planta embotelladora.

Una investigadora mexicana descubre lazos entre el consumo de refrescos de cola y múltiples enfermedades, incluidas el asma y el alzhéimer.

La relación de la ingesta de los refrescos de cola popularizados por la industria estadounidense con la obesidad y la diabetes puede no sorprender a nadie, ya que es bien conocida la gran cantidad de azúcar que suelen contener, pero ahora una investigadora de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) ha descubierto que pueden causar también asma, descalcificación e incluso alzhéimer.

Laura Moreno Altamirano, investigadora del Departamento de Salud Pública de la Facultad de Medicina de la UNAM, ha advertido en declaraciones publicadas este sábado por el portal La Verdad de que tales refrescos no solo han perdido su función original de jarabe la digestión, sino que los químicos que suelen contener los hacen muy peligrosos.

La investigadora detalla cinco problemas fundamentales de esos refrescos, los primeros de los cuales son el debilitamiento de los huesos que causa el ácido fosfórico que contienen y la dificultad para absorber el hierro que crea la combinación de ese mismo ácido con las ingentes cantidades de azúcar que se les añade, con lo que además aumenta la propensión a las infecciones.

Además, ese azúcar dispara los niveles de insulina, lo que lleva a la obesidad y la diabetes, y junto a la cafeína produce adicción, por estimular las hormonas que producen placer. Por si fuera poco, el aditivo E-150 altera el metabolismo y lleva a desarrollar anemia, depresión y confusión; y si las cantidades son grandes, incluso daño cerebral, pérdida de memoria, confusión mental, alzhéimer y daños en la retina y al sistema nervioso.

Hallan un medicamento que promete revertir pérdida de la memoria | HISPANTV

mla/ncl/fdd/mkh

https://www.hispantv.com/noticias/salud/413742/refrescos-alzheimer-asma-obesidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.