LAS MAQUINACIONES DE LA NOCHE

La colección otros Mundos de Plaza y Janés, significó un antes y un después en la divulgación de las tesis alternativas.

Buena parte de estos libros no se han digitalizado, y poco a poco van desapareciendo de Las Bibliotecas al no ser demandados por desconocimiento de los lectores.

Sin duda una colección imprescindible para comprender la evolución histórica de nosotros mismos, de buscar respuestas a esas preguntas que el día a día se empeña en ocultarnos.

maestroviejo

 http://selenitaconsciente.com/

El libro Las maquinaciones de la nochefue escrito por el autor Raymond de Becker en el año 1968 con el titulo original «LES MACHINATIONS DE LA NUIT» (© by Editions Planète) que se publico en la coleccion otros mundos con una traduccion por J. HERRERO.
El sueño en la Historia y la historia del sueño. Freud no lo dijo todo.

Hace algunos años, la Prensa diaria publicó, a breves intervalos, tres sueños de naturaleza distinta a la de aquellos a los que generalmente solemos prestar atención. En efecto, la opinión popular se ve atraída por los relatos que, con razón o sin ella, atribuyen a los sueños un contenido premonitorio, profético o telepático, mientras que las mentes cultas, sean o no partidarias de las teorías freudianas, se interesan más por aquellos que parecen desvelar algún conflicto sexual o afectivo.

Aparentemente, los tres sueños a que nos referimos no podían responder a ninguna de estas dos clases de móviles. Que lo juzgue el propio lector.

El primero lo tuvo un modesto empleado de oficina, el cual, desesperado, se presentó un día en la comisaría de Policía de Constantina, Argelia. El desgraciado iba a entregarse, declarando que había matado a su mujer y a sus dos hijos, sin saber por qué. Les adoraba. Pensaba haberlo hecho en un ataque de locura y estaba fuera de sí. Al trasladarse al lugar del suceso, los policías tuvieron la sorpresa de encontrar a la mujer y a los niños en perfecto estado de salud y muy inquietos por la partida matinal del cabeza de familia, este había soñado el crimen, y su sueño le había dado tal impresión de realidad, que estaba convencido de haberlo cometido y, llevado de su remordimiento, se había vestido a toda prisa para ir a denunciarse i.

En cuanto al segundo sueño, tuvo por víctima a un joven fontanero de Bayona, el cual, debido a una pesadilla,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.