Crisis bancarias hace 150 años, igual que ahora

Parece que en el Siglo XIX se sabía perfectamente como soluccionar una crisis. Ahora pagamos las consecuencias de olvidar nuestra propia historia.

Que estamos viendo en Europa momentos preocupantes desde el punto de vista financiero, es obvio. Y que el pasado contiene hechos similares, también es fácil de sospechar. Y uno de esos episodios es sobre lo que tratará la curistoria de hoy.

Overend, Gurney & Co era un banco británico que había nacido con el siglo XIX en Londres. Creció y era todo un referente en el negocio bancario, siendo el líder mundial en algunas partes del negocio durante cuarenta años. En 1825, durante una crisis financiera, el Overend & Gurney fue capaz de hacer préstamos a otros bancos y así se ganó el sobrenombre de “el banco de los banqueros”. Como vemos, no era un banco débil o mal enfocado, al menos durante sus primeras décadas de existencia.

Un poco después de la mitad de siglo, el banco comenzó a invertir de manera importante en el negocio del ferrocarril y similares. Una mala estrategia en estas inversiones llevaron al banco a tener un problema grave de liquidez. Resumiendo, necesitaba dinero “contante y sonante”, eso es lo que significa necesitar liquidez.

En este punto, el banco comenzó a cotizar, lo que durante un tiempo les sirvió. Pero entonces el mercado comenzó a bajar drásticamente, especialmente para aquellas empresas involucradas en el negocio del ferrocarril, como era su caso.

En una situación crítica, Overend & Gurney pidió ayuda al Banco de Inglaterra, pero su petición fue rechazada. Así, el 10 de mayo de 1866 el banco suspendía pagos, provocando el pánico entre sus clientes, que invadieron las oficinas del banco por todo el país. Aquello fue el punto de inflexión para que una situación financiera general mala deviniera en catástrofe. Más de 200 empresas, incluyendo otros bancos, acabaron quebrando después de que lo hiciera el Overend & Gurney.

Los responsables del banco fueron procesados por fraude al haber mentido, según la acusación, en la oferta de acciones hecha en 1865. El juez determinó que habían sido culpables de cometer un error grave, pero no había comportamiento criminal en sus acciones y fueron absueltos. El asesor del banco, en cambio, fue condenado.

Como vemos, nada nuevo bajo el Sol. Las crisis bancarias existían hace casi dos siglos y los patrones son similares con las actuales, desde el tropiezo, hasta la caída y las heridas.

http://feedproxy.google.com/~r/Curistoria/~3/oeuH_CISDjQ/crisis-bancarias-hace-150-anos-igual.html?utm_source=feedburner&utm_medium=email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.