Tierra sin tiempo

La colección otros Mundos de Plaza y Janés, significó un antes y un después en la divulgación de las tesis alternativas.

Buena parte de estos libros no se han digitalizado, y poco a poco van desapareciendo de Las Bibliotecas al no ser demandados por desconocimiento de los lectores.

Sin duda una colección imprescindible para comprender la evolución histórica de nosotros mismos, de buscar respuestas a esas preguntas que el día a día se empeña en ocultarnos.

maestroviejo

El libro Tierra sin tiempo fue escrito por el autor Peter Kolosimo en el año de 1966 con el titulo original «TERRA SENZA TEMPO» (© 1966 by Sugar editore) que se publico en la coleccion otros mundos con una traduccion por DOMINGO PRUNA.
La era de los gigantes. Demonios de piedra. Los secretos de las pirámides. El misterio de la Atlántida. Las astronaves de Tiahuanaco. Los mitos de las tierras perdidas. Cruceros imposibles, 500,000 años de Historia de una humanidad desconocida.

LOS ORIGENES DEL HOMBRE

Era un atardecer de fin del verano de 1856 cuando un grupo de obreros que trabajaba en una cantera del valle de Neander, a poca distancia de Dusseldorf, al quitar el lodo de una cavidad para llegar al estrato calcáreo, topó con algunos huesos.

Nadie les concedió importancia; hallazgos de aquel género no eran raros, y solían terminar en el montón de escombros. Tampoco aquella tarde el destino habría sido otro, de no haber estado allí el propietario de la cantera, un buen hombre apellidado Pieper. Aquel señor Pieper contaba entre sus conocidos a un tal Karl Fuhlrott, profesor de segunda enseñanza, quien empleaba sus horas libres yendo a la búsqueda de huesos, en torno a los cuales tejía extraños relatos de hombres que vivieron en épocas antiquísimas.

En él pensó el dueño de la cantera al ver aflorar aquellos restos quebrados; mandó ponerlos de lado y, un par de días después, los entregó a su erudito amigo para que «encontrase otra historia». Aquella vez, el profesor Fuhlrott empleó tres años para pergefiar su «historia».

Pero cuando la entregó a la opinión pública, en forma de modesto ensayo, los huesos de Neandertal hicieron estallar un pandemónium en el mundo de la ciencia: pues el profesor pretendía que se trataba de los restos fósiles de un hombre primitivo. Algunos estudiosos se quedaron profundamente impresionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.