LUNA LLENA en TAURO – 11-12 Noviembre

Ya nos acercamos a esta Luna Llena en Tauro, lo que nos confirma que el Sol transita el signo de Escorpio. Si consideramos al Sol como la Fuente de la Energía de la Vida, la Luna es el “container”, el cuerpo, a través del cual esa energía se manifiesta, se exterioriza. Cada Luna Llena, ilumina una dualidad, une dos opuestos, mejor dicho, ofrece un puente entre dos significados opuestos, que con el tiempo aprendemos a integrar como un todo, al darnos cuenta que uno no puede existir sin el otro y viceversa.

Si has nacido para una Luna Llena como muchos de nosotros, ya que este ciclo lunar provoca muchos nacimientos, sabes lo que es vivir con esta dualidad que debemos aprender a domesticar, a aceptar e integrar durante toda la vida. Lo que es difícil de ver en la Luna Nueva, ahora se ve claramente. Nos otorga objetividad y clara consciencia de la dualidad de la Psique humana. Las relaciones personales son de vital importancia, para darnos cuenta cómo el/la Otro/a nos hace de espejo, para mostrarnos quien realmente somos. Divorcio y/o separación son posibles cuando comprendemos que lo que hemos proyectado en el otro/a era una imagen interna que no habíamos integrado. También como dice Dane Rudhyar, podemos “rechazar relaciones” completamente cuando aún no comprendemos ese proceso.

La dualidad Tauro-Escorpio tiene muchos mensajes, uno de ellos que la Belleza, va más alla de la forma y la piel, que lo que emana como Bello de una persona, tiene más que ver con la Esencia que con la forma. También nos presenta con el tema que en la vida, el Placer, también cambia con la edad y la experiencia, y que lo que nos da Placer en un momento de la vida, puede no darnoslo en otra. Tauro se regocija en el Placer y la Belleza y Escorpio le dice que hay mucho más detrás de todo ello. Como decía el Principito. “Lo esencial es invisible a los ojos”.

Es curioso que aquí en Barcelona, la película Hustlers, o como se ha traducido aquí: “Estafadoras”, protagonizada y producida apropiadamente por Jennifer López (Luna y Neptuno en Escorpio y Saturno en Tauro), basada en un caso real, y tiene que ver con esta dualidad Tauro-Escorpio, ya que cuenta la historia de unas mujeres que trabajan en clubes donde acuden mayormente ricos yupis, generalmente aquellos que trabajaban en Wall Street en los años 90 y 2000 hasta el “Crash” del 2007, que ganaban grandes cantidades de dinero que luego se gastaban con prostitutas y bailarinas de clubes nocturnos, al que acudían con sus colegas a recibir, fácil y muchas veces carísima satisfacción erótica y sexual. El placer por el placer, el lado oscuro de todo ello y los finales dramáticos en muchos casos. Un mundo muy Tauro-Escorpio, y el poder que el dinero otorga y la posibilidad de “comprar” placer y sexo. Aunque no quiero contaros los detalles del desenlace final, si deciros que nos lleva al Submundo y sus muchos ríos, difíciles de navegar.

Curiosamente para esta Luna LLena en Tauro, el Sol en Escorpio se encuentra junto a Mercurio Retrógrado y la Luna junto a Vesta, una de las vírgenes del Olimpo, relacionada al signo de Virgo y EScorpio. Esta combinación nos invita a meditar sobre nuestra sexualidad y sobre todo sobre aquello que nos da placer y en estos momentos de profunda transformación y cambio que estamos viviendo, quizás el darnos cuenta que aquello que hasta ahora nos divertía y nos hacía disfrutar, está cambiando. Ya no encontramos placer en lo mismo que antes y podemos ver la transformación que estamos viviendo. Con la toma de consciencia de ello, debemos asumir que cierta gente que frecuentamos ya no nos divierten como antes y es entonces cuando la voz de Vesta se deja escuchar. Vesta nos habla de buscar en nuestro interior, de focalizarnos en lo que debemos hacer, para encontrar placer en nuevas experiencias mas cercanas a los deseos del alma y de este nuevo yo que está emergiendo. La gente que nos rodea también cambia en el proceso y debemos dejar atrás situaciones y relaciones que en su momento fueron indispensables. Las relaciones auténticas no se marchan, especialmente aquellas que nos permiten crecer juntos y que no tienen miedo al cambio.

Tauro, regido por Venus, la Diosa de la Belleza y la Seducción, disfruta del placer del cuerpo y los 5 sentidos como nadie. La comida, los olores, las texturas, las formas, la Belleza en toda su expresión es el territorio de este signo, sensual, creativo, femenino. Tauro canta, baila, cocina, pero como apropiado regente de la Casa 2 de la Carta Astral, también disfruta de los placeres que el dinero y la seguridad económica otorgan. Se regocija en ello como nadie. Escorpio, por el contrario, disfruta hurgando, investigando, sobre todo en lo oscuro y lo oculto. Esto hace que esta sea una combinación o dualidad poderosas, que nos llevan a vivir experiencias desgarradoras pero al mismo tiempo fascinantes, muchas veces destructivas pero llenas de lecciones vitales sobre el lado menos claro de nuestra personalidad.

Tanto el Sol como la Luna, para esta fase lunar llena, reciben aspectos muy positivos y estimulantes como trígnoso y sextiles. El Sol y Mercurio trinan (120º) Neptuno y Lilith en Piscis lo que nos otorgan grandes “insights” y conocimiento que emana de nuestra intuición. La Compasión nos conecta con Ser Humano y nos recuerda que “todos estamos en el mismo barco” en muchos aspectos, aunque a veces parezca que nos sentamos en sillas opuestas. La Luna y Vesta trinan la conjunción Saturno Plutón, y comenzamos a ver que estos grandes cambios que nos invaden quizás no son tan atemorizantes y una luz comienza a abrirse en el horizonte. Comprendemos que la parte práctica de la vida es indispensable y que aunque no nos guste, la Ley es fundamental, para que podamos funcionar con menos caos. Imagina lo que sería si los coches no pararan el la luz roja! y si tenemos paciencia, la luz verde siempre viene después y podemos continuar con lo que estamos haciendo. El parar y meditar es indispensable y esa es la función de un Mercurio Retrógrado. Nos obliga a frenar, a parar, para luego arrancar una vez más habiendo analizado la situación con más cuidado.

El Símbolo Sabiano para el 20º de Tauro es “Viento, Nubes y Prisa” y nos recuerda las consecuencias de dar nuestra energía a la diversión superficial y el alto precio a pagar remarcando la intranscendencia de ello. El grado 20º de Escorpio dice: “Una mujer abriendo dos cortinas oscuras” nos lleva a el reconocimiento del valor de visualizar el mundo detrás de la fasada de lo cotidiano en el deseo de penetrar hacia dimensiones mucho más valederas de experiencia.

El mensaje de esta Luna Llena es claro y al mismo tiempo profundo, ya que nos sugiere que el verdadero placer está allí detrás de las cortinas oscuras de nuestra psique, cuando nos encontramos haciendo eso “que debemos hacer”.

LUNA LLENA en TAURO – 11-12 Noviembre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.