Las plantas tienen 15 sentidos más que los humanos

El experto en inteligencia vegetal, Stefano Mancuso, explica la asombrosa capacidad sensorial de las plantas.

Tenemos evidencias que el lenguaje está presente en todos los seres vivos, aunque seamos incapaces de comprender su significado en la mayoría de los casos. Desde los delfines o las ballenas a las abejas y las termitas. Y por supuesto las plantas.

El reino vegetal es subestimado en su inteligencia, víctima de nuestra visión antropomórfica de la realidad. Las plantas son la pieza fundamental de la cadena de vida en la Tierra, pero además, son también seres sumamente perspicaces y sutiles.

Stefano Mancuso es neurobiólogo de la Universidad de Florencia, fundador del Laboratorio Internacional de Neurobiología Vegetal, y logró demostrar que las plantas tienen los mismos cinco sentidos que los seres humanos y unos 15 más.

Entre las capacidades hipersensoriales de las plantas se encuentra la percepción de “cambios eléctricos, el campo magnético, el gradiente químico, la presencia de patógenos” y otros más. Mancuso aclara que “las plantas tienen nuestros cinco sentidos y 15 más. No tienen ojos y oídos como nosotros, pero perciben todas las gradaciones de la luz y las vibraciones sonoras“.

 

Es popularmente sabido que a las plantas les “gusta” la música. Mancuso lo explica: las frecuencias bajas “entre los 100 Hz y los 500 Hz favorecen la germinación de las semillas y el crecimiento de las plantas hacia la fuente de ese sonido, que equivale a frecuencias naturales como la del agua que corre, pero hablar o cantarle a las plantas es perder el tiempo“.

Las plantas se comunican entre sí y son capaces de manipular a otras especies para su beneficio

Hay evidencias de que las plantas llevan a cabo una forma de comunicación subterránea, ya que se ha descubierto que las raíces producen y perciben sonido.

Se comunican también con otras plantas de la misma especie a través de moléculas químicas volátiles, mandan, por ejemplo, mensajes de alarma. Si un insecto le está comiendo las hojas, la planta produce al instante determinadas moléculas que se difunden por kilómetros y que avisan de que hay un ataque en curso.

Un ejemplo de esto

Estudios recientes demuestran que un naranjo o un limonero en flor actúa de diferente manera según la cantidad de polen que lleve el insecto. Si lleva mucho polen, aumenta en el néctar la cantidad de cafeína para activar su cerebro, para que se acuerde de esa planta y vuelva. Si lleva poco polen, corta la cafeína.

No hay duda de que las plantas deben ser apreciadas como seres inteligentes de una gran sutileza.

Recordamos ya los escritos del filósofo Maurice Maeterlinck en su libro “La inteligencia de las flores” en donde el autor expresa de manera poética, la enorme cantidad de estrategias de las plantas para su subsistencia. Quien guste leerlo: https://prodiversitascolombia.files.wordpress.com/2018/02/la-inteligencia-de-las-flores.pdf

Ecoportal.net

https://www.ecoportal.net/temas-especiales/inteligencia-sentidos-plantas/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.