El juego de la vida … ¿Vivimos en una realidad simulada?

Descubrir mi mundo interior

¿Alguna vez has tenido la sensación de que estamos en una especie de el juego de la vida, que la vida no es real, que la realidad es una ilusión o que simplemente estás soñando?… Lo creas o no, la mayoría de las personas han tenido al menos una sensación fugaz de que algo no está bien en nuestra realidad. Pero, ¿por qué tantos de nosotros tendríamos este extraño pensamiento o sentimiento si no fuera cierto?… ¿Qué pasa si es verdad y realmente estamos viviendo en una realidad simulada?…

Esto puede parecer muy extraño, pero existen algunos físicos muy reputados que ahora dicen que la realidad no es “real”. De hecho, hay una probabilidad de que estemos viviendo dentro de una sofisticada simulación parecida a las de las computadoras. Por supuesto, la teoría de un universo simulado no es una idea para nada aceptada en la sociedad. Sin embargo, la mayoría de los físicos cuánticos están de acuerdo en que la naturaleza de la realidad, opera de acuerdo con las matemáticas y, a todos los efectos, todo el universo puede resumirse o explicarse digitalmente.

De acuerdo con el principio de la Física Digital, la realidad podría ser generada por una información digital y por señales eléctricas que nuestro cerebro interpreta de los datos que nos llegan a través de nuestros sentidos de lo que llamamos realidad. Esto significa que nada existe si no hay conciencia. Además, recientemente, un físico cuántico con el nombre del Dr. James Gates Jr., descubrió un código de corrección de errores informáticos en el tejido de la realidad. También hay informes de científicos que observan píxeles en imágenes microscópicas de la naturaleza. Si nuestra realidad no es virtual, ¿por qué está pixelada y por qué incluiría un código de corrección de errores?

En realidad, si de verdad vivimos en una realidad simulada, esto explicaría muchos dilemas cuánticos sobre el universo y la naturaleza de la realidad. Por ejemplo, muchos experimentos científicos han concluido que la realidad solo existe cuando se observa. Por lo tanto, cuando no hay observador, no hay realidad. También hay algo llamado entrelazamiento cuántico, donde dos partículas enredadas se separan pero aún se comunican instantáneamente entre sí, independientemente de la distancia, incluso mucho más rápido que la velocidad de la luz.

El juego de la vida como una realidad virtual.

Sin embargo, al señalar dilemas cuánticos, no podemos olvidarnos de los átomos. Los átomos son los bloques de construcción de literalmente todo. Sin embargo, son 99.9% de espacio vacío, y de hecho, hay tan poca materia en nuestra realidad, que el mundo entero podría condensarse en una pelota de golf con mucho espacio sobrante para otro planeta u otros dos.

Este tipo de fenómenos cuánticos, ha dejado perplejos a los científicos, porque la realidad simplemente no debería funcionar así. Sin embargo, si vivimos en una realidad simulada, todo tiene mucho más sentido. De hecho, cada fenómeno cuántico explicaría perfectamente cómo funciona el juego de la vida virtual.

Los fenómenos extraños y el juego de la vida

Además, si vivimos en una realidad simulada, también podríamos explicar ciertos fenómenos no científicos como el Déjà vu, los fantasmas y otras actividades paranormales que podrían ser problemas técnicos en el programa y la capacidad psíquica. La intuición podría ser simplemente el resultado de acceder a cierta información dentro del programa.

Incluso los milagros podrían legitimarse fácilmente mediante saltos cuánticos, universos paralelos cambiantes o un cambio radical en la programación donde el programador contesta sus oraciones reescribiendo un código específico.

La teoría de la simulación también explicaría cómo dos o más personas pueden tener experiencias diferentes de la misma situación o recuerdos conflictivos. De hecho, existe un fenómeno conocido como el efecto Mandela, donde grandes grupos de personas recuerdan el pasado de una manera diferente. Es difícil probar algo como esto por razones obvias, sin embargo… ¿Qué pasa si nos movemos sin problemas de un universo paralelo a otro, pero conservamos nuestros recuerdos de la línea de tiempo anterior?… Esto significaría que algunos de nosotros podríamos estar en una línea de tiempo que se correlaciona con recuerdos particulares y otros podríamos estar en una línea de tiempo que no se correlaciona con recuerdos particulares. Si esto es cierto, también significaría que tenemos la capacidad de saltar cuánticamente de una realidad a otra, cambiando así nuestra experiencia de vida, sin ni siquiera saberlo.

planos de existencia

¡Pero la vida se siente tan real!

Excepto por el extraño sentido ocasional de lo contrario, la vida se siente increíblemente real. De hecho, todo parece tan real que es difícil creer que nuestro universo sea una simulación de algún tipo. No obstante, si vivimos en una realidad virtual, literalmente no tenemos un punto de referencia “real” para discernir la diferencia entre real y virtual, por lo que en realidad no sabemos qué es real. Sin embargo, es curioso que las personas que han tenido experiencias cercanas a la muerte a menudo informan que el más allá parece más real que este… y tal vez lo sea…

Honestamente, incluso si vivimos en un mundo simulado, no hay forma de saberlo definitivamente. El concepto de una realidad virtual ofrece una perspectiva razonable a muchos misterios inexplicables de la vida, y también explica muchas paradojas espirituales comunes.

Descifrando la paradoja espiritual

Muchas filosofías espirituales ofrecen enseñanzas paradójicas que no tienen base en la lógica, e incluso carecen de un sentido común básico. Sin embargo, cuando abordamos estos conceptos inusuales desde una perspectiva virtual, de repente tienen un perfecto sentido. Muy posiblemente, esos primeros maestros espirituales realmente sabían que esta realidad era simulada, y transmitieron algunas pistas en el contexto espiritual.

En el contexto de una realidad simulada, examinemos 3 paradojas populares:

1. La vida es una ilusión

A lo largo de la historia, muchos maestros espirituales han enseñado que la vida es una ilusión, que nada está sucediendo realmente y que solo estamos soñando en un mar de vacío. Tan abstracto como suena este concepto, en un mundo virtual no está sucediendo nada, nada existe y todo es una gran ilusión.

2. Solo existe este momento

Otra creencia espiritual común dice que todo está sucediendo a la vez y que el tiempo es una ilusión. Es difícil comprender este concepto hasta que consideramos que en el juego de la vida la realidad virtual, el tiempo y el espacio no existen. Solo se puede experimentar este “momento”, porque la vida virtual se llena a nuestro alrededor a medida que nos movemos de un lugar a otro, y la realidad no “aparece en posición” hasta que no sea necesario.

3. Todos somos Uno

La mayoría de las filosofías espirituales están de acuerdo en que todos estamos conectados y de hecho, todos somos Uno. En una realidad física real, estar conectado como uno es probablemente ilógico, pero en un mundo simulado, todos estamos conectados por el programa y, por lo tanto, es imposible estar separados. Somos Uno porque solo puede haber Uno en una realidad virtual.

Además, la ciencia generalmente choca con la espiritualidad, pero cuando nos acercamos a ambos desde un modelo virtual, todas las piezas del rompecabezas encajan en su posición, permitiendo que la ciencia y la espiritualidad finalmente se encuentren.

El juego de la vida

¿Cuál es el punto de simular la realidad?

A diferencia de las películas populares de ciencia ficción, probablemente no seamos esclavos de máquinas o prisioneros retenidos contra nuestra voluntad. En cambio, es muy probable que seamos los creadores de este mundo virtual o, al menos, voluntarios dispuestos, pero, ¿cuál es el punto?… Desafortunadamente, desde nuestro punto de vista limitado, solo podemos adivinar el propósito de una existencia virtual, pero hay muchos escenarios posibles.

Tal vez, en algún momento en el futuro lejano, la humanidad avance hacia el transhumanismo, en el que superemos las limitaciones humanas y nos convirtamos en super seres indestructibles. Asumiendo esta posibilidad, como civilización avanzada, es probable que perdamos las auténticas experiencias humanas y como tal, podamos crear simulaciones donde podamos experimentar la vida como seres humanos mortales, equipados con un libre albedrío para tomar decisiones dentro de otra simulación. Podríamos experimentar una gama completa de altibajos con desafíos y delicias, mientras que la incertidumbre y la búsqueda de la victoria, crearían una vida virtual intrigante. Del mismo modo, como una raza futura avanzada, probablemente no experimentaríamos enojo, frustración, separación, soledad o miedo, por lo que si deseamos tener estas experiencias humanas, la única forma de hacerlo sería a través de una simulación.

Otra posibilidad es que nuestro yo futuro quiera aprender del pasado, para evitar repetir las tragedias de la historia. O también, esta simulación podría ser algún tipo de entrenamiento experimental, como una escuela 3D donde experimentamos las consecuencias positivas y negativas de nuestro comportamiento, acciones y elecciones. Entonces, por supuesto, la razón de una simulación podría ser tan simple como el hecho de que los juegos virtuales sean divertidos y emocionantes porque puedes tener cualquier experiencia sin riesgo. Entonces, pase lo que pase, sucede: no se puede hacer daño en un mundo virtual porque nada es real, ni siquiera tu.

Consideremos también que no existe una “realidad real”, y tal vez, no haya nada más real que una realidad virtual, lo que significa que todo lo que existe es de naturaleza virtual.

¿Somos realmente impotentes en el juego de la vida?

Hombre con gafas de realidad virtual

La idea de vivir en una simulación puede hacernos sentir impotentes, porque significaría que algo más que nosotros tiene el control y muy posiblemente nos controle. Por otro lado, vivir en una simulación podría significar que los milagros son posibles y se puede esperar que ocurra la magia.

Una vez que comprendamos cómo funciona la simulación y cómo operarla desde adentro, podemos mejorar nuestra mente. Así podríamos obtener una mayor inteligencia o creatividad, descargar dones y talentos especiales o reprogramar nuestros cuerpos para una salud perfecta e incluso la eternidad.

También podríamos experimentar versiones alternativas de la vida, realidades paralelas y fenómenos sobrenaturales. Quizás también podamos descargar habilidades avanzadas, como la telepatía, la telequinesis y la capacidad psíquica. También podríamos permitirnos alcanzar algo en el futuro, antes de tomar una decisión o incluso retroceder en el tiempo para volver a corregir un error pasado o una oportunidad perdida.

Todo esto suena como ciencia ficción y lo es, pero la ciencia ficción a menudo tiene sus raíces en la realidad.

Sin embargo, real o simulado, pasemos a la practicidad porque hay más elementos esenciales para la vida que los superpoderes y las habilidades especiales. Si somos seres virtuales en un mundo virtual, ¿realmente tenemos el poder de manipular nuestro entorno en este momento?…

¡La respuesta es definitivamente sí!… No tendría ningún sentido una simulación si no tuviéramos una forma de influir en la vida virtual. Entonces, aunque podríamos ser los Sims, aún poseemos el libre albedrío para tomar decisiones conscientes. Tenemos el poder de crear conscientemente la realidad, incluso aunque no sea real.

Además, podemos decir con confianza que las leyes de la manifestación se correlacionan perfectamente con una realidad simulada. De hecho, cuando se examinan a través de un modelo virtual de realidad, muchas facetas de la manifestación tienen mucho más sentido.

Entonces, si vivimos en un universo simulado, ¿cómo influimos en él para tener la mejor experiencia posible?

En primer lugar, debemos entender que estamos jugando en el juego de la vida. Y en segundo lugar, debemos comprender claramente la dinámica de este juego, para que sepamos exactamente cómo jugarlo.

https://www.shurya.com/el-juego-de-la-vida-vivimos-en-una-realidad-simulada/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.